Análisis de Territorio Lovecraft. Temporada 1. Capítulo 5.

1

Queridos lectores, acompañadme en un viaje a lo más profundo de los Estados Unidos de los años 50, donde conviven policías con tendencias asesinas hacia los negros y monstruos surgidos de las mejores páginas del horror cósmico. ¿Cuál de los dos son peores? Venid a descubridlo a Territorio Lovecraft, la nueva serie de HBO, creada por Misha Green y Jordan Peele (Déjame Salir, Nosotros); y producida por J.J. Abrahams.

Cuando tiempo atrás, los dioses crearon la Tierra;
A imagen y semejanza de Júpiter al incipiente Hombre moldeaban.
Para tareas menores las bestias fueron creadas;
Aunque de la especie humana muy alejadas estaban.
Para llenar el vacío y unirlas al resto de la Humanidad,
Los anfitriones del Olimpo ingeniaron un astuto plan.
Una bestia forjarían, una figura semihumana,
Colmada de vicios, y «negro», fue llamada.

La creación de los negros, H.P Lovecraft

Enlace a los otros episodios de Territorio Lovecraft.

Tras la búsqueda del tesoro del cuarto episodio, la historia de Territorio Lovecraft se desvía de forma drástica y, aunque ha sorprendido el cambio de tercio en este quinto episodio, la serie sigue hablando de lo mismo.

Si hay un capítulo que ilustra sobre el verdadero propósito, el meollo del mensaje que Mischa Green nos quiere trasladar en Territorio Lovecraft, ese es El extraño caso.

CONFLICTO EXTERNO

Territorio Lovecraft

En lo referente a lo Lovecraftiano, dos tramas transcurren paralelas.

Por un lado, el hilo principal corre a cargo de Ruby y su transformación gracias a una poción de William en una chica blanca. Le dan la libertad que ella siempre había querido a cambio de un favor: colocar un tótem mágico al jefe de la policía y líder de la logia rival a los Hijos de Adam.

Sin duda, lo más impactante de este capítulo es la transformación de la Ruby blanca (con el rostro de la guardiana de los perros del pueblo de Ardham del segundo episodio) en negra. Con ecos de La mosca de David Cronenberg, pareciera como si la piel clara fue la envoltura de un capullo de donde emergiera de forma violenta la mariposa que es Ruby.

Pero hay tiempo para otra transformación. Porque William, el secuaz o, incluso podíamos sospechar, el amante de Christina…¡Resulta ser la misma Christina!

Ya lo dice Ruby al principio del capítulo: es muy difícil ser mujer y ser negra. Ambas son personajes que utilizan la poción para superar unas limitaciones que jamás deberían existir.

Por otro lado, tras darle una paliza a su padre por el asesinato de Yahima (desconocemos las motivaciones de Montrose), Atticus se embarca en la misión de descifrar las runas de las páginas de Hiram. Entre medias, tiene un sueño en el que su antepasada parece escapar de la casa de Titus con un libro… ¿Tiene Atticus la llave para encontrar el libro de los nombres?

CONFLICTO PERSONAL

El mensaje de esta fábula es clara. El extraño caso va de capullos, crisálidas y mariposas.

Lo vemos en Ruby y en lo acertado de esa escena introductoria en la que es tratada, por primera vez, como un ser humano.

Pero también en Montrose y en la aceptación de su identidad sexual. Parece que, por fin, se encuentra en paz consigo mismo, aunque sigamos desconociendo el porqué del asesinato de Yahima. Además, su trama no es que sea poco pertinente: es puro relleno.

CONFLICTO INTERNO

Nos centramos primero en Ruby. Ella es una mujer negra convencida de que, contra el prejuicio de los blancos, solo cabe poner actitud. Trabajar y estar más cualificado que nadie para conseguir un puesto. En otras palabras: el éxito de una mujer negra en un mundo de hombres blancos radica en su propio valor.

Sin embargo, la tesis de Territorio Lovecraft y de la historia norteamericana reciente es que la sociedad dominante reacciona ante la minoría igual que los dioses lovecraftianos ante la humanidad: con una indiferencia terrorífica. Viven porque les dejan vivir, pero no tendrían problema en aplastarles como a gusanos.

Luego tenemos a Atticus y Leti, cuya relación amorosa parece afianzarse en la medida en que ambos tienen traumas infantiles relacionados con sus progenitores. En concreto, Atticus se ve incapaz de contrarrestar el odio que siente hacia Montrose y la violencia latente en él.

En definitiva, tras cinco episodios de Territorio Lovecraft, podemos decir que este es el episodio más ilustrativo de lo que la creadora quería conseguir con la serie. No obstante, lo bizarro de muchas de la situaciones y lo disperso del tono y los temas que trata lastran el visionado de esta.

Enlace a otras críticas de Territorio Lovecraft



el autor

Médico residente. Intento aprender como si viviera para siempre. Intento vivir como si hoy fuera mi último día...con las cosas que me hacen feliz.

1 comentario

  1. Hola como estás?
    No hay mucho que agregar a tu análisis de este capítulo, se trató de transformaciones y aceptaciones y un poco también de venganzas violentas, pero esto último es totalmente esperable en una serie de este tipo, que de más está decir que me gustó la escena.
    Pero ¿qué me decís del jefe de policía y lo que se deja ver desde dentro del armario de su torso? ¿negro?¿quemado?¿tatuado? ¿Y del hombre sin lengua guardado en el placard? ¿de qué quieren que hable si no tiene lengua?
    ¿Y dónde están Hipólita y su hija Di? ¿Nadie las buscó ni se preguntó por ellas?
    No veo la hora de las revelaciones.
    Hasta la próxima!

Deja tu comentario