Análisis de Territorio Lovecraft. Temporada 1. Capítulo 6.

0

Queridos lectores, acompañadme en un viaje a lo más profundo de los Estados Unidos de los años 50, donde conviven policías con tendencias asesinas hacia los negros y monstruos surgidos de las mejores páginas del horror cósmico. ¿Cuál de los dos son peores? Venid a descubridlo a Territorio Lovecraft, la nueva serie de HBO, creada por Misha Green y Jordan Peele (Déjame Salir, Nosotros) y producida por J.J. Abrahams.

Cuando tiempo atrás, los dioses crearon la Tierra;
A imagen y semejanza de Júpiter al incipiente Hombre moldeaban.
Para tareas menores las bestias fueron creadas;
Aunque de la especie humana muy alejadas estaban.
Para llenar el vacío y unirlas al resto de la Humanidad,
Los anfitriones del Olimpo ingeniaron un astuto plan.
Una bestia forjarían, una figura semihumana,
Colmada de vicios, y «negro», fue llamada.

La creación de los negros, H.P Lovecraft

Enlace a los otros episodios de Territorio Lovecraft.

Tras el terror mutante que esconde una dura crítica racial, la historia de Territorio Lovecraft se desvía de forma drástica y, aunque ha sorprendido el cambio de tercio en este sexto episodio, la serie sigue hablando de lo mismo.

Conflictos Externos

En otro giro de guion que nos desvía de la trama principal, viajamos al pasado, a la Corea de 1950, para conocer a Ji-Ah, la mujer que atormenta a Atticus en sueños. ¿Por qué es tan importante?

Lo sabremos en el episodio más romántico, fatalista e interesante de lo que llevamos de serie. Lástima que el cambio de localización y de personajes sea una señal de la alarmante falta de cohesión en el guion de la serie.

Evidentemente, que nos desplacemos a Oriente no significa que no veamos monstruos, por muy poco lovecraftianos que parezcan. Esta vez, asistimos a la mitología coreana con el “kumiho”, el zorro de nueve colas que me recuerda al famoso Kyuubi del manga Naruto. Solo que en vez de ser una bestia poderosa enmarcada en una guerra ninja, es una invocación diabólica que debe absorber el alma de cien hombres mientras practican sexo.

Ji-Ah es la urna de este zorro por obra y gracia de una madre que pactó prematuramente con una chamán buscando vengarse de un marido que violaba repetidamente a su hija. Es decir, un monstruo creado a partir del odio de un progenitor. Un ser que utiliza la violencia no por placer, sino para volver a su condición de humana. Vamos, lo mismo que Atticus.

Conflictos Personales

Territorio lovecraft 6

Cita en Daegu cuenta la historia de la relación entre Atticus y Ji-Ah. Y lo hace de una manera más elegante y sutil que todos los capítulos dedicados a nuestro protagonista y a Leti.

Como he mencionado antes, al afroamericano y a la coreana les une algo más que un trauma infantil. Ambos utilizan la violencia como medio para huir de una condición provocada por el maltrato de sus padres.

Así, el sexto episodio habla de los monstruos, de cómo se hacen y, sobre todo, de que un ser humano es mucho más que la suma de sus errores y actos monstruosos.

De hecho, lo que une a un Atticus atormentado por sus actos durante la guerra y a una Ji-Ah decidida a matarle por la ejecución de su amiga comunista es el amor por la ficción para escapar de esa violencia. Uno por medio de los libros, la otra por el cine. Y la unión de dos monstruos se produce, sencillamente, porque son capaces de amar.

Conflictos Internos

A efectos prácticos, el momento más importante de todo el episodio es la ejecución de la compañera comunista de Ji-AH. Y lo es porque supone el incidente incitador para la relación entre Atticus y ella y para que veamos cuán profundo es el trauma que el protagonista tiene de su experiencia en la guerra de Corea.

Conclusión

Cita en Daegu es el mejor capítulo de lo que llevamos de Territorio Lovecraft. Un oasis de amor y de fatalidad, con incógnitas que se desvelarán a lo largo de los dos episodios restantes de la serie. ¿Por qué Ji-Ah ha podido ver el futuro de Atticus? ¿Es cierto que el protagonista morirá? ¿Volveremos a ver a Ji-Ah en la serie?

La relación entre ambos personajes está tratada con mimo…pero esto es una serie, y Territorio Lovecraft sigue alardeando de una falta de cohesión alarmante. Hace dos episodios que apenas vemos avanzar la trama principal, y por muy bueno que sea, un episodio de relleno sigue siendo un episodio de relleno.

Enlace a otras críticas de Territorio Lovecraft

Un saludo y sed felices!



el autor

Médico residente. Intento aprender como si viviera para siempre. Intento vivir como si hoy fuera mi último día...con las cosas que me hacen feliz.

Deja tu comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad