InicioSeriesAnálisis de The Walking Dead. Temporada 11. Episodio 10

Análisis de The Walking Dead. Temporada 11. Episodio 10

Bienvenidos al análisis de “Nuevas rutas” décimo capítulo de la temporada once de The Walking Dead, un buen preludio de lo que nos espera, en el que veremos la nueva vida de la mayoría los supervivientes de la maltrecha Alexandria que eligieron irse a la Mancomunidad.

Aquí puedes ver los análisis de los episodios anteriores de The Walking dead

La vida de nuestros protagonistas ha cambiado radicalmente. Ya no se tienen que preocupar por la amenaza de los zombies (podridos en argot Mancomunidad) ni por la falta de suministros. Ahora toca preocuparse por cuestiones más mundanas que pensaban que habían quedado atrás. Como encontrar un buen trabajo, ganar dinero y tener una buena casa. Todo un cambio de registro.

Daryl entrenando con Mercer

Rosita y Daryl entrenan para ser soldados, aunque este último tiene problemas ya que no sabe jugar muy bien en equipo, lleva demasiado tiempo siendo el lobo solitario de su manada y eso se nota. Pero sabe que tiene que conseguirlo, necesita el dinero para poder vivir tranquilamente con sus hijos. El maestro de la ballesta es demasiado listo y acabará entrando por el aro a su manera.

Los demás supervivientes que residen en la Mancomunidad también van poco a poco reconstruyendo sus vidas. Connie trabaja como periodista, retomando su trabajo anterior al apocalipsis zombi y poniendo en duda algunos aspectos que no le terminan de gustar. Ya destapó asuntos turbios del padre de Pamela Milton (la presidenta de la Mancomunidad) y tal vez aquí tenga que volver a hacerlo.

Connie ejerciendo de periodista

Carol retoma el papel que hizo mucho tiempo atrás. El de mujer anodina que no tiene nada de especial y que ella usa para abrirse muchas puertas disimulando. Se cuela en el hospital y busca el expediente médico de Ezekiel. Tomi, el hermano de Yumiko la pilla in fraganti. Necesita cirugía con urgencia, pero es probable que no llegue a tiempo por el puesto que ocupa en la lista de espera y Tomi no puede interceder por él. Así que Carol decide llegar a un acuerdo con Lance Hornsby, será su “agente secreto” si él hace lo posible por que operen antes a Ezekiel. Y su primera misión es conseguir unas botellas de vino muy valiosas para la fiesta que va a dar Pamela, unos caldos que Lance entregará para ganar puntos con la presidenta.

Carol, una verdadera crack

Magna es una de las camareras que se encarga de servir el vino en la fiesta. Entre los invitados están Yumiko y su hermano, ya importantes dentro de la Mancomunidad. Mercer es una especie de celebridad y la gente corea su nombre cuando aparece. Él levanta el cordón en invita a Princesa a entrar y siguen con su habitual coqueteo. Connie y Kelly están allí en calidad de periodistas y preguntan a Pamela por el lujo que hay allí y si eso no contradice la igualdad de clases que se supone debe presidir la Mancomunidad. La presidenta se sale por la tangente y no responde.

En el momento álgido de la fiesta, un camarero llamado Tyler Davis interrumpe el discurso de Paloma y toma de rehén con un cuchillo a la asistente de Milton y cuenta su historia. Es uno de los soldados que atraparon en primera instancia al grupo de Princesa. Fue golpeado por esta y eso supuso que le degradaron y le despidieron como soldado, cayendo en desgracia en esta supuesta sociedad perfecta, donde hay más gente como él. Atrapados en la parte más baja del escalafón social y descontentos con el gobierno que no escatima en lujos como los de la fiesta en la que están.

Princesa a punto de entrar en la fiesta

Tyler Davis logra escapar después de dar su discurso y es perseguido por la seguridad de la fiesta, entre la que se encontraban Rosita y Daryl. Este consigue atraparle y convencerle de que no se suicide. Pero en vez de atribuirse el mérito, se lo entrega a Sebastian, el hijo de Pamela Milton para que pueda quedar bien con su madre. Parece que Daryl empieza a entender cómo funcionan las cosas en la Mancomunidad. Y con el dinero que consigue puede incluso comprar a Judith un tocadiscos para que pueda escuchar un disco de Motorhead que una amiga le ha regalado. Después de todo el entrenamiento Daryl acaba con el uniforme de soldado, y tal y como le vimos en el cliffhanger del capítulo anterior.

Por otro lado, Ezekiel va a ver a Carol y le entrega una caja con las pertenencias de Henry. Le dice que le pertenece y que quiere que ella las tenga. Los dos antiguos amantes parece que vuelven a estrechar lazos…

Rosita interrogando a Magna

Por último, el asunto del altercado en la fiesta no se queda en nada. Pamela Milton quiere saber si realmente hay más gente como Tyler Davis y encarga una investigación. Así vemos a un grupo de asalto entrando a su antigua vivienda donde encuentran panfletos y material para hacer pintadas donde se lee “visibilidad para los trabajadores”, “igualdad” e imágenes de los soldados pintadas de rojo. Una de las soldados es Rosita.

Valoración del episodio

Después del chute de adrenalina que supuso el capitulo anterior toca tomarse un respiro y empezar a colocar las piezas del puzle en su sitio de cara al Cliffhanger que vimos la semana pasada. Por eso primero toca ver como son las cosas en la Mancomunidad para los supervivientes que eligieron integrarse en ella.

Pamela Milton, presidenta de la Mancomunidad

Aunque todo parece muy bonito en la superficie, realmente parece que la humanidad no ha avanzado demasiado. Hay una enorme diferencia de clases ente los más humildes y el entorno de los que tienen el poder y por consiguiente la fuerza. Incluso hay cierto nivel de resignación porque son conscientes de vivir en una burbuja imperfecta, pero en la que al menos se supone que están a salvo.

Es curioso ver a Daryl, el siempre rebelde y contestatario pasando por el aro. Pero es algo comprensible. Puede que este cansado de luchar y solo quiere un lugar seguro para criar a sus hijos. Habrá que ver como evoluciona su situación y la de los demás. Rosita por ejemplo parece transitar por un camino cada vez más oscuro, aunque no parece que tenga claro que la desigualdad que se vive sea algo totalmente bueno. Y estoy seguro de que el papel de Connie como periodista de investigación será muy importante. Y qué decir de Carol. Me encanta que hayan recuperado esta versión del personaje, la de la mujer que parece estúpida pero que esconde muchísimos recursos. Su relación con alguien tan taimado como Lance Hornsby seguro que va a estar genial.

Juanjo Avilés
Juanjo Avilés
Licenciado en periodismo, apasionado de los comics, las (buenas) series de televisión, el cine, los videojuegos y los juegos de mesa... vamos, soy un frikazo total, siempre a vuestro servicio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS