InicioSeriesAnálisis de The Walking Dead. Temporada 11. Episodio 5

Análisis de The Walking Dead. Temporada 11. Episodio 5

Bienvenidos al análisis “De las cenizas” quinto capítulo de la temporada once de The Walking Dead. Volvemos a la narración fragmentada, esta vez en tres partes para conocer un poco más a fondo los entresijos de la Mancomunidad (Commonwealth) a la vez que seguimos viendo cómo van las cosas en Alexandria y a lo que añadimos unas gotas de la relación entre Negan y Maggie.

Aquí puedes ver los análisis de los episodios anteriores de The Walking dead

Por fin vamos a saber lo que ha pasado con los supervivientes que fueron aceptado en la Mancomunidad. A Eugene, Ezekiel y Princesa se les asignan trabajos de acuerdo con lo que fueron en sus vidas anteriores (profesor, cuidador de animales o dependienta). Todo muy lógico. Es misterio es lo que pasa con Yumiko. Ella no recibe un trabajo, sólo una invitación para reunirse con la gente que manda. Pero lo mejor de todo es el video de presentación que tienen que ver… Recuerda poderosamente los videos de los años 50-60 de los EE UU en los que se hacía propaganda de cualquier cosa. Realmente pone los pelos de punta ver a Lance Hornsby prometiendo una vida como la de antes, aunque no hace falta ser muy listo para saber que eso tiene un precio.

the-walking-dead-las-cosas-que-nos-hacen-felices
Una imagen del video promocional de la Mancomunidad

Y el precio a pagar por la seguridad no es otro que… someterse a la burocracia. Si amigos, cualquier cosa que los ciudadanos de la Mancomunidad quieran pedir que se salga de los límites estrictos que imponen sus leyes, tiene que pasar un largo proceso burocrático. Los dirigentes buscan el sometimiento a través de la obediencia ciega a las leyes y quien se sale de sus estrechos márgenes ya sabe a qué atenerse.

Pero las cosas no son tan terribles para Yumiko. La abogada encuentra a su hermano Tomi, que ha dejado de ser un cirujano para dedicarse a la repostería… y tan contento que está. Yumiko no parece muy convencida, pero él le pide que no le arruine la felicidad y que la Mancomunidad es aún mejor de lo que parece y que todo es posible, incluso ayudar a su gente.

Eugene, Ezekiel y Princesa urden un plan junto a Stephanie para llamar por radio a Alexandria. Tiene que hacerlo a escondidas ya que si hacen una solicitud tardarán al menos cinco semanas en contestar. Logran hablar con Rosita y Judith y les dice que están todos bien y ellas que la guerra ha terminado y Alpha y Beta han muerto pero la comunicación se corta y Eugene es apresado por Mercer, que no tiene un pelo de tonto.

Mercer parece saber todo lo que hacen Eugene y su grupo

Parece que las cosas se complican porque van a ser sometidos a un juicio sumarísimo (ya que aún no son ciudadanos de pleno derecho). Pero Stephanie aparece para salvar la situación junto a Lance Hornsby (si, el tío grimoso del video). Aunque Stephanie advierte que no les saldrá gratis su ayuda.

En Alexandria las cosas se complican

En la seguridad del hogar, Aaron tiene una pesadilla donde es asesinado por múltiples enemigos. Es solo un sueño, pero parece ser premonitorio por donde pueden ir los tiros para el asentamiento ya que una parte del muro cae y los zombies logran entrar. El problema acaba solucionado, pero no es más que un síntoma de lo que le pasa a Alexandria. Esta en las últimas, cayendose a pedazos y casi sin comida.

the-walking-dead
El muro de Alexandria no es lo que era

Aaron, Jerry, Carol y Lydia se desplazan a Hilltop a buscar herramientas para hacer reparaciones y tratar de buscar comida. Pasan un mal rato cuando ven a antiguos compañeros trasformados en zombies y no tienen más remido que acabar con ellos.

Mientras, en Alexandria, los guionistas nos muestran un poco mejor a la pequeña Judith, personaje muy interesante que estaba bastante abandonado. No es una niña normal, sus padres, las perdidas que ha sufrido (Rick, Carl…) y el entrenamiento de Michonne, hacen de ella una niña muy especial. Pero eso no le sirve para escapar de las burlas de los típicos abusones mayores. Menos mal que cuenta con la ayuda de Rosita, de Gracie (la hija adoptiva de Aaron) y de los otros pequeños para poder sobrellevar la sensación de abandono y tristeza que a veces la asalta.

the-walking-dead
Judith y Gracie entrenando

El grupo de Hiltop se encuentra con un susurrador que andaba rapiñando por allí. Se llama Keith y cuando le cogen prisionero dice estar solo. Pero es mentira, hay un grupo de ellos escondidos en el enclave. Logran huir y Aaron se cabrea bastante, tanto que no duda en torturar Keith para que les diga donde han huido. Menos mal que Carol hace de cabeza fría y convence a Aaron de que no emprenda el camino oscuro que a ella le llevo a tocar fondo. Así que deciden dejar con vida a su prisionero que les acaba contando que ha visto con vida a Connie. Eso hace muy feliz a Carol, que tiene un enorme sentimiento de culpa por lo que pasó. El grupo se marcha a Alexandria con todo lo que han recuperado pensando en emprender al día siguiente la búsqueda de Connie. Mientras, Hiltop queda abandonado para que el grupo de susurradores de Keith se refugie allí como pueda.

Maggie y Negan, la extraña pareja

Maggie y Negan prosiguen su viaje juntos, aun tratando de esclarecer cómo confiar el uno en el otro. Por fin llegan a la casa refugio a la que Maggie quería ir. Ella está dispuesta a esperar a los demás, pero Negan no lo tiene tan claro, incluso le dice a su compañera que tal vez debería pensar en Hershel y volver a casa.

Cuando la tensión entre los dos empieza a ser insoportable llegan Gabriel y uno de los Guardianes. Ella les dice que Agatha, Duncan y Cole están muertos. Deciden esperar por si alguien más ha conseguido sobrevivir, a pesar de que Negan no está de acuerdo.

Valoración del capítulo

Aunque pueda parecer un capítulo más, la verdad es que “De las cenizas” esconde muchas cosas interesantes si nos paramos a analizarlo con detenimiento. La intención de los guionistas queda muy clara. Toda la trama está encaminada a mostrar que la situación en Alexandria es poco menos que desesperada. El montaje en paralelo de las escenas de Alexandria y la Mancomunidad es brillante, dejando claro lo mal que están las cosas en una y lo bien que se vive en la otra.

Así que la única salvación para nuestros protagonistas parece ser la Mancomunidad. Pero esta idílica ciudad esconde muchas cosas oscuras, así que parece los supervivientes lo tienen bastante complicado.

Una de esas cosas extrañas que tiene la Mancomunidad tiene que ver con Stephanie. Si, es encantadora y todo lo que Eugene podría soñar. Encima se desvive por ayudar a su grupo. Pero ¿Y si está escondiendo algo? Sólo quiero señalar al respecto el breve encuentro que tienen Eugene y Stephanie con una simpática mujer en el puesto de helados (en la Mancomunidad todo es posible, incluso que haya ricos helados). También parece muy sospechoso que Stephanie tenga contactos tan importantes como Lance Hornsby y la manera en que Eugene, Ezekiel y Princesa quedan atrapados en un complicado callejón sin salida.

Fijaos bien en esta joven con gafas…

Por otro lado, me parece muy acertado el tratamiento que le dan los responsables a Aaron. Siempre ha estado un poco en segundo plano, pero la manera de tratarlo en este capítulo, llevándolo al límite con ese tenso y cruel interrogatorio al susurrante para ser salvado en última instancia por Carol, me ha gustado mucho.

Aaron está a punto de cruzar un límite que no debería

Otra cosa que me parece muy interesante es el dilema que se presenta entre seguridad y libertad. Otra vez la serie trata temas que están de la más rabiosa actualidad. La Mancomunidad es el entorno más seguro posible en este mundo postapocalíptico, pero a cambio, sus habitantes tienen que obedecer en todo momento las estrictas normas de sus dirigentes. Incluso tienen asignados los trabajos y tareas. El barniz de felicidad que tiene y que Tomi, el hermano de Yumiko subraya, parece muy convincente, pero ya veremos que esconde debajo.

Y por último me gustaría hacer mención a una de las tramas que más me han molestado de The Walking Dead. Cuando los jóvenes de Alexandria se meten con Judith le dicen que es tan rarita que no es de extrañar que su madre la haya abandonado. Y es que es cierto el hecho de que Michonne se marchará como se fue, dejando a Judith y RJ solos, fue una decisión totalmente equivocada y que no casa con el personaje. Entiendo que la actriz quería dejar la serie y los responsables se cuidaron de dejar una puerta abierta para su posible vuelta, pero lo plantearon muy mal.

Juanjo Avilés
Licenciado en periodismo, apasionado de los comics, las (buenas) series de televisión, el cine, los videojuegos y los juegos de mesa... vamos, soy un frikazo total, siempre a vuestro servicio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS