Capitán América y los Invasores: Marvel 80 Aniversario

0

No es ningún secreto que la industria del cómic no es muy grata con sus trabajadores: de no ser por las diversas iniciativas de autores como Neal Adams y de algunas organizaciones privadas destinadas a protegerlos, gran parte de los creadores de nuestras viñetas favoritas no habrían tenido ninguna ayuda en su jubilación, y muchos guionistas y artistas se quedan atrás en cuanto las grandes editoriales deciden modernizarse y contratar a nuevos talentos. Sin embargo, como nos recuerdan algunas aventuras de sabor clásico, esta modernización no siempre es a mejor: muchas veces, los autores más veteranos son capaces de contar una historia mucho más efectiva y sustanciosa que aquellos que se nos venden como la panacea.

Prueba de ello es la publicación por parte de Panini del reciente especial Capitán América y los Invasores: Marvel 80 Aniversario, en el que se nos contará una historia inédita del grupo de aventureros ambientado en la Segunda Guerra Mundial y creado durante los años setenta por Roy Thomas, Sal Buscema y Frank Robbins. En este caso, el propio Thomas se ocupa del guión, con un excelente Jerry Ordway a cargo de los dibujos. ¿Se trata de un tomo de cien páginas? No. Es, simplemente, un número especial con una longitud solo ligeramente mayor que una grapa normal, pero en el que se cuenta una historia que agradará a los aficionados veteranos a este subgénero del Noveno Arte.

Invasores e invadidos

En los primeros meses de 1941, antes de que Estados Unidos entrara en la Primera Guerra Mundial, Franklin Delano Roosevelt le encarga al todavía novato Capitán América que proteja un encuentro secreto entre el duque de Windsor y el propio presidente, para garantizar que el Tercer Reich no intente convertir al antiguo Eduardo VIII en un gobernante títere para el Reino Unido. Steve Rogers acepta esta importante misión, para la que contará con la asistencia de la Antorcha Humana original y, quizás, de cierto miembro de la realeza submarina.

Sin embargo, lo que parece una simple misión rutinaria se convertirá en un potencial desastre diplomático cuando una facción del ejército nazi convencida de la necesidad de un enfrentamiento con los Estados Unidos invada la localización donde se producirá este encuentro. El líder de estos soldados es nada más y nada menos que el barón Heinrich Zemo, que muchos recordarán como uno de los villanos más terribles del Centinela de la Libertad, y el responsable de que el justiciero acabara congelado hasta que los Vengadores descubrieron su cuerpo.

Una aventura de la Edad de Oro

Este tebeo, si bien no es una obra maestra ni nos cuenta nada que no sepamos sobre estos personajes, supone un ejercicio magistral sobre cómo realizar un cómic de superhéroes, sintetizando en treinta páginas una historia emocionante de aventuras con sus esperables giros y con unas escenas de acción excelentemente plasmadas sobre el papel. No tiene que recurrir a realidades alternativas ni a monstruos que devoran planetas, sino que le basta con la amenaza muy real de una guerra que ya se estaba produciendo y, en este sentido, prefiere inspirarse en la medida de lo posible en el cine de espionaje y el pulp, más apegados a la realidad, que en el cómic de superhéroes más reciente, con excelentes resultados: para los amantes de Indiana Jones o de Rocketeer, esta aventura de época es más que recomendable.

Cabe destacar que, si bien se nota el buen oficio de un Roy Thomas que no tiene ya nada que demostrar, la auténtica estrella de este número es Jerry Ordway, conocido por sus etapas en personajes como el Capitán Marvel o Superman, con un estilo clásico ideal para aventureros de la Edad de Oro. Es una lástima, como adelantábamos al principio, que las editoriales no hayan tenido un proyecto estable para él durante los últimos años: ya ha demostrado en el pasado que sus dibujos realistas y sobrios pueden resultar espectaculares cuando la acción lo requiere y, al contrario que otros dibujantes mucho mejor valorados como Jim Lee o Greg Capullo, puede hacer que nos interesemos por una simple conversación entre dos individuos normales y corrientes sin que el lector se fije en sus carencias como ilustrador.

Conclusión

Estas treinta y dos modestas páginas suponen una carta de amor a los personajes más longevos que tiene Marvel por parte de dos autores que le han dado mucho al cómic de superhéroes pero que no siempre han recibido todo el mérito que se merecen por ello. Como toda buena historia ambientada en el pasado, Capitán América y los Invasores: Marvel 80 Aniversario amplía las vivencias de los personajes durante la época que trata sin contradecir nada de lo que se había establecido anteriormente y con un respeto por todos los creadores que escribieron a estos superhéroes antes que ellos. Un producto más que recomendable para todos los seguidores de la Casa de las Ideas.



el autor

Periodista recién graduado. Redactor en esta página y en el portal digital madridesnoticia. Creador de contenido para redes sociales. He publicado siete libros de ciencia ficción y fantasía en formato ebook, y cuento con un blog donde expongo mis proyectos. Si pinchas en esta casita tan maja, podrás verlo.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Muy buenas, si sois fan de las series del Arrowverso imagino que ya sabréis que Ruby Rose se apeó para la segunda temporada de Batwoman.…