Carnival Row: Hadas, Faunos, Jack El Destripador y familias dispares

0

Bienvenidos a Las Cosas que nos Hacen Felices y a un nuevo artículo en que me voy a centrar en la última serie de Amazon que he podido disfrutar. Es cierto que estos últimos seis meses del año se están estrenando títulos muy atractivos (y otros que están por venir) y que están llamados a ser los reclamos de sus respectivas cadenas de streaming. Chernobyl y Materia Oscura en HBO, The Witcher y Cristal Oscuro en Netflix y The Boys, American Gods y Carnival Row en Amazon. Y es de esta última es de la que voy a hablar ya que he podido ver sus 8 episodios de algo menos de una hora cada uno. No pretendo hacer un Tom Holland así que no habrá spoilers en esta crítica, únicamente expondré mi opinión siendo lo más abstracto posible pero sin dejar de analizar su producción, guión, etc… Sin más dilación, bienvenidos a El Burgo.

Como diría John Hammond: “No hemos reparado en gastos”

La compañía de Jeff Bezos ha entrado en el mundo del streaming como elefante en cacharrería y se ha propuesto posicionarse como una de las grandes antes de la llegada de Disney +. No está reparando en gastos para llevar a cabo series que compitan y destronen a Netflix y HBO y que la sitúen en una buena posición para aguantar el envite del streaming de la compañía de Mickey Mouse. Juego de tronos ha dejado un hueco que muchos tratan de cubrir con producciones que estén a la altura de la historia de George R.R. Martin y es por ello que esta recta final de año estamos asistiendo (y vamos a asistir) a grandes  estrenos que nos hagan olvidar las historias de Poniente.

HBO siempre se ha distinguido por la gran producción que hay tras sus series, siendo eso su seña de identidad: Chernobyl, The Wire, Los Soprano, entre otras.  Pues bien, Amazon ha decidido (inteligentemente) copiar eso de esa compañía y gracias a su excelente salud económica está pudiendo invertir grandes cantidades de dinero en sus productos audiovisuales.  American Gods nos demostró el buen hacer de este streaming y ahora con Carnival Row ha dado un paso más allá y nos ha entregado una serie a la que pocos defectos podemos encontrarle  a nivel de producción. Los escenarios son imponentes y con un lujo de detalle que no tiene nada que envidiar a las grandes cintas de Hollywood. Teniendo como base la ciudad de Praga, El Burgo crece alrededor de todo tipo de personajes de diferentes razas (centauros, hadas, faunos, elfos oscuros, etc) recreados con perfección. El Row es el barrio más sucio y decadente de esta imaginaria ciudad ambientada, de forma magistral, en la época victoriana y nos lo van a mostrar como tal. Prostitución, crimen, decadencia y racismo en un mundo en escala de grises y cubierto por el barro.

El apartado técnico de esta serie es su punto fuerte como habéis podido deducir por mis palabras. Tiene un halo similar (guardando las distancias) al que pudimos ver en Penny Dreadful aunque con un enfoque menos aterrador que la serie de Showtime. Algunos han enmarcado esta serie en el steampunk y es cierto que posee cuertos toques de ese género aunque muy sutiles. Fueron esas semejanzas (y mi amor por la época victoriana) las que lanzaron a devorar esta nueva apuesta de Amazon sin pensarlo.

Demasiados ingredientes para una primera temporada

La trama principal de este show trata sobre unos misteriosos asesinatos (al más puro estilo Jack el destripador) que están ocurriendo en El Burgo y que tienen como víctimas a hadas. Seguiremos las investigaciones del inspector  Rycroft Philostrate (Orlando Bloom) mientras vemos como se reencuentra con Vignette Stonemoss (Cara Delevingne) y conocemos la trágica historia que los une. Esta serie tiene muy interesantes personajes secundarios que tendrán sus propias subtramas tan atractivas (si cabe) como la historia principal. Eso es algo que debería ser muy positivo, pero la ficción cae en atiborrar al espectador con tantos relatos que se diluye demasiado y no les da la importancia y el tiempo que deberían tener.  Este rompecabezas tiene demasiadas piezas y encajarlas todas llevará mucho tiempo, un tiempo que no ha tenido en esta primera temporada. Alguna de ellas se ve resuelta de forma acelerada y se puede antojar como un poco forzada, al menos eso me ha parecido a mí con la historia de Imogen Spurnrose. Carnival Row apunta maneras y creo que esta gran apuesta puede despuntar si se centra más y no trata de abarcar tantas tramas. Aun así creo que el trabajo que se ha llevado a cabo en la serie para unir todas las piezas en los últimos capítulos ha sido más que correcto y nos va a dejar con ganas de una segunda temporada. El arco argumental de esta primera temporada resulta coherente y la relación entre la mayor parte de los personajes tiene lógica.

Grandes nombres para una gran producción

Ya he parafraseado a John Hammond y creo que eso se repite en la elección del elenco de actores y actrices que dan a vida a los personajes que viven en El Burgo. Orlando Bloom, conocido por interpretar a Legolas (en El Señor de los Anillos) y a Will Turner (en Piratas del Caribe),la modelo/actriz Cara Delevingne que protagonizó Valerian de Luc Besson o Jared Harris quien fue Moriarty en Sherlock Holmes Juego de sombras o Valery Legasov en Chernobyl. No voy a nombrar todos y cada uno de los secundarios, pero si diré que muchos de ellos son conocidos del gran público por diversos papeles.

Esto nos vuelve a demostrar que Amazon busca la excelencia en sus ficciones y que para ello no duda en contratar a grandes actrices y actores que den un plus de calidad al producto.

Conclusiones

Para los amantes de la fantasía algo más oscura recomiendo esta serie, pues os hará pasar un buen rato y con la calidad y el mimo a los detalles que se ha puesto estáis ante una gran serie que nos puede dejar grandes momentos en el futuro. Dadle tiempo (hasta los últimos capítulos) para que las tramas comiencen a cruzarse y sepamos qué relación hay entre tan dispares personajes.  Carnival Row no os va a cambiar la vida pero os va a hacer disfrutar de una fantasía algo diferente a lo que estamos acostumbrados y eso siempre es de agradecer. Espero que esta apuesta de Amazon siga adelante por que como amante de la época victoriana lo voy a agradecer mucho.

Saludos desde el sótano de la batcueva

 

 

 

 

 



el autor

Amante de DC (aunque el cine no me lo está poniendo fácil ultimamente) desde que ví Batman de Tim Burton en la gran pantalla. Seguidor acérrimo de las tardes de sofá y series, del cine y del "buen" cine más aun. Jugador de rol desde los 14 años y jugador de videojuegos desde los 20. El cliché de geek.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
"Del amor al odio hay un solo paso" reza un conocido proverbio, y en ese caso el refrán toma veracidad. Kit Harington (Jon Nieve) y Richard Madden…