IniciocomicsCreadores del cómic independiente que han trabajado para Marvel y DC

Creadores del cómic independiente que han trabajado para Marvel y DC

Algunos personajes del cómic independiente están alcanzando un nivel de popularidad, gracias a adaptaciones como la reciente Jupiter’s Legacy o The Boys, con la que no podría haber soñado hace unos años. Casas como Image, surgidas frente a las prácticas cuestionables de los gigantes del Noveno Arte, nos han proporcionado cómics como Saga o la celebérrima serie The Walking Dead, que han creado unos universos con millones de fans. Sin embargo, los personajes de Marvel o DC siguen manteniendo una fuerza y una importancia histórica que los hacen muy atractivos para cualquier creador, y estas dos editoriales siguen teniendo una posición privilegiada en el mercado.

Haremos un repaso por algunos de los creadores del cómic independiente o underground que han trabajado para estos dos colosos del entretenimiento, destacando algunas de sus aportaciones más interesantes a personajes que esconden el potencial para visiones más arriesgadas de las que se suelen permitir.

Richard Corben 

El recientemente fallecido artista era conocido principalmente por sus tebeos de terror para la editorial Warren y por unas historias de espada y brujería en las que creó algunas de las imágenes más grotescas y más bellas que se hayan visto en el panorama independiente. Su estilo feísta y aterrador, en principio, parece radicalmente contrario al modo de dibujar que se estila en unos universos superheroicos poblados por intachables salvadores de mandíbula cuadrada. A pesar de ello, algunos de los rincones más oscuros de DC y Marvel acogieron con gusto al maestro.

cómic independiente

Así, trabajó dentro de la línea Vértigo de DC y la línea MAX de Marvel, dirigidas a lectores más maduros. En esos espacios de relativa libertad creativa, dio su propia versión de antihéroes como la Cosa del Pantano, el Castigador o el propio Hulk, al que convirtió en un monstruo aterrador más de una década antes de la etapa de Al Ewing y Joe Bennett. Si algo destaca de su etapa en Marvel, sin embargo, son sus adaptaciones de relatos de Lovecraft, que parecen sacadas de la revista Creepy.

Robert Kirkman

El creador de Los muertos vivientes, que ha conseguido un segundo éxito transmedia con Invencible, llegó a Marvel unos años después de sus comienzos en Image. En la Casa de las Ideas, trató a las versiones no-muertas de sus superhéroes y creó al tercer Hombre Hormiga, un personaje divertidísimo al que esperamos ver algún día en el cine o la televisión. Es más, guionizó a su personaje más querido del mainstream superheroico en Marvel Team-Up, donde aprovechó para hacer un cruce con Mark Grayson.

cómic independiente

Sin embargo, acabó abandonando pronto el hogar de Los Vengadores, tras algunos roces con los editores de la era de Joe Quesada. Teniendo en cuenta lo bien que le ha ido en lo comercial y en lo creativo desde entonces, podemos concluir que tomó la decisión adecuada.

Peter Bagge

Peter Bagge creó uno de los hitos del cómic independiente de los años noventa con Odio, que seguía los pasos de un tipejo despreciable y apático que nada tenía que ver con un superhéroe. También ha realizado biografías bastante prestigiosas y antologías repletas de una acidez que, en principio, no parece casar con el estilo de las dos grandes editoriales. En historias puntuales ha tratado a personajes como Bizarro o Hulk, siempre desde la óptica humorística que le ha hecho conocido en el medio.

Sin embargo, su obra más destacada viene de la Casa de las Ideas: El megalomaníaco Spiderman, en el que parodia las etapas de Stan Lee, Steve Ditko y John Romita al frente de esta colección. Situada fuera de la continuidad, esta sátira comienza con Peter Parker descubriendo que el tío Ben era un tipo despreciable y que fue asesinado porque debía dinero a la mafia. Esto hará que se olvide de su sentido de la responsabilidad y que, irónicamente, alcance un éxito mucho mayor por ello.

Ed Piskor

Ed Piskor, conocido por series independientes como Hip Hop Family Tree y por un canal de YouTube en el que habla sobre la historieta, es la última de estas adiciones, que llevó a cabo una serie llamada X-Men: Grand Design en la que resumía la historia de los mutantes, centrándose principalmente en la etapa original y en la era de Claremont, y demostrando un conocimiento enciclopédico de estos personajes.

Con todo, Piskor ofreció una versión alternativa de la Patrulla-X, en la que explicaba las relaciones entre personajes muy similares entre sí e introducía un elemento social que en las historias originales no llegó a aparecer hasta su etapa más conocida. Con proyectos independientes en el horizonte, como su cómic de terror Red Room, esperemos que le quede tiempo para volver a trabajar con estos personajes.

Conclusión: El papel del cómic independiente

Nos dejamos muchos nombres como el de Joe Matt o Stan Sakai, con aportaciones más modestas a estos universos, pero estas colaboraciones siguen siendo puntuales. Las grandes editoriales son conservadoras por naturaleza, como no podía ser de otro modo. Sin embargo, una vez demostrado el éxito de un concepto o de un autor, pueden aceptar nuevas visiones que aportan algo de frescura a sus personajes.

El papel del cómic independiente es el de la experimentación, el de asumir unos riesgos que otros no tienen la capacidad o el valor de tomar. Por ello, cabe destacar aquellas ocasiones en las que los enfants terribles del cómic underground han podido jugar con propiedades millonarias.

Máximo Simancashttps://laautopistadepalabras.wordpress.com/
Periodista. Redactor en esta página y, antes, en el portal digital madridesnoticia. Creador de contenido para redes sociales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad