InicioCineCrítica de Black Panther: Wakanda Forever, homenaje a Chadwick Boseman que se...

Crítica de Black Panther: Wakanda Forever, homenaje a Chadwick Boseman que se erige como una de las mejores películas de Marvel

Hace cinco años se estrenaba Black Panther, película que se convirtió en todo un fenómeno social, aunque muchos no supieron verlo. Hace dos años murió su protagonista, Chadwick Boseman. Cuando se estrenó Black Panther publicamos una crítica que provocó un alud de comentarios hasta el punto de agobiar a su autora, la añorada Sofia Ricarte. Esta vez me toca a mi. No creo que se genere tanta polémica. O si.

Esta es la crítica Black Panther: Wakanda Forever, la mejor película de Marvel de la fase 4 y una de las mejores de todo el UCM, tratando de tu a tu a Capitán América: El Soldado de Invierno. Vamos al lío.

El rey ha muerto, larga vida al rey

No desvelaremos mucho acerca de la trama pero si señalaremos lo que ya sabemos y hemos visto en tráilers. La película se inicia con el funeral de T’Challa, rey de Wakanda. La nación se halla ahora a merced de sus enemigos, que aspiran a hacerse con el preciado vibranium. A estos se les une una nueva nación desconocida hasta la fecha en el UCM, el pueblo submarino de Talokán y su dios-rey Kukulcán, alias Namor.

El personaje de Namor, encarnado por Ténoch Huerta Mejía ha generado una cierta polémica. ¿Es una buena adaptación del personaje de los cómics? Francamente, ni lo se, ni me importa. Namor es un personaje que funciona muy bien en la película, con un origen interesante y unas motivaciones definidas. Si no es un fiel calco del Namor de los cómics es algo que no debería tenerse en cuenta.

Es más, el Namor de Black Panther: Wakanda Forever es mucho, mucho más interesante que el original, que siempre ha sido un capullo engreido de si mismo a merced de lo que decidiese el guionista de turno. Incluso han conseguido que las alas en los pies no resulten ridículas. Esto, el no ser fiel a los origenes, es uno de los mayores puntos a favor de esta película. Ya lo avisan en los créditos: Basado en los cómics Marvel. No es lo mismo que Calcado de los cómics Marvel.

Con entidad propia

Black Panther: Wakanda Forever es una rara avis en el UCM. La película se conecta directamente con Black Panther pero aparece totalmente desligada del resto de películas de ese universo. Si bien es imprescindible saber quién es Black Panther y haber visto la primera parte, no es necesarío haber visto el resto de aventuras de los superhéroes Marvel, ni en el cine, ni en streaming.

Si esto es así es gracias a Ryan Googler, director de la cinta y co-guionista junto a Joe Robert Cole. Lo tenían muy complicado tras la muerte de su protagonista pero tenían claro que esta secuela debía servir de homenaje a Chadwick Boseman y a partir de aquí moverse en el terreno de la perdida, del dolor, del duelo. De eso es de lo que trata Black Panther: Wakanda Forever y lo hace a través de algo que en el UCM se ha venido echando de menos: los personajes.

black panther

Black Panther: Wakanda Forever es una película de personajes, una película coral donde cada uno tiene su papel, aunque algunos son más protagonistas que otras. Evidentemente, el mayor peso recae en Shuri (Letitia Wright) hermana del Black Panther original y quien sufre más por su perdida. El personaje está mucho más desarrollado que en la película anterior y es el eje alrededor del cual se mueven el resto.

Entre los otros personajes destacan tres: la reina Ramonda (Angela Bassett), Nakia (Lupita Nyong’o) y Okoye (Danai Gurira), quienes muestran los otros aspectos del duelo como madre, amante y amiga. Black Panther: Wakanda Forever pone el foco en los personajes femeninos, como lleva haciendo Marvel desde hace mucho tiempo, tanto en el cine como en los cómics y en contra de lo que muchos pudieran pensar, no es esta una película militante. Black Panther: Wakanda Forever es ante todo y a pesar del carácter fantasioso de sus personajes, una película humana.

Más grande, más espectacular, más compleja

Como no deja de ser una película de superhéroes, Black Panther: Wakanda Forever también tiene su dosis de acción. Estructurada alrededor de lo que se llama set pieces, destaca especialmente la escena de la persecución en el puente y el ataque final, el enfrentamiento definitivo entre Black Panther y Namor. Todo eso sin dejar de lado una cierta crítica social y algo de complejidad política.

2 horas y 40 minutos dan para mucho pero no se hacen largos. Antes de entrar en el cine leí que era una película aburrida. A mi no me lo ha parecido. Me ha dado la sensación de ver una película Marvel diferente, más compleja y que trata unos temas más adultos de lo que suele hacer normalmente. Para alegría de muchos, la dosis de humor está reducida a la mínima expresión (no todo va a ser Russell Crowe diciéndo que no vamos a la orgía).

En resumen, Black Panther: Wakanda Forever tiene entidad propia, es mucho más seria que su predecesora, menos festivalera, cuenta una historia mucho más sólida de lo que suele ser habitual en el UCM y es el mejor homenaje que se le podía hacer a Chadwick Boseman. Por supuesto habrá a quien no le guste precisamente por todo esto. Y los habrá que estarán echando pestes por no ser una fiel adaptación de los cómics, lo que a estas alturas ya es ridículo. Allá cada cual. Un saludo, sed  felices y Wakanda por siempre!.

SPOILERS COMO UN CASTILLO

Como me temo que tendremos polémica, apuntaré algunos aspectos que creo que hay que destacar, más que nada para justificar el título del post. En primer lugar, que no sea una fiel adaptación y se hayan tomada muchas licencias es muy, muy positivo. Ya está bien de estar encorsetados en cómics de hace 60 años.

En este sentido, el origen de Namor, la presentación que hacen de él y de su pueblo, los pequeños detalles de cómo cambia el tono de su piel en el agua o fuera de ella, cómo respiran,… es de lo más logrado de la cinta aunque no tenga nada que ver con los cómics. Además le da mil vueltas a la representación del mundo submarino de Aquaman de la Distinguida Competencia.

A destacar también el diseño de producción, espectacular en esa recreación de ese mundo tradicional y futurista que es Wakanda. Todo eso acompañado de la música de Ludwig Göransson y de una acertada selección de canciones. Destaca sobre todo la música en el flashback que presenta el origen de Namor y la canción final de Rihanna, que seguro que acaba nominada al Oscar (e igual gana).

Hay otros aspectos de Black Panther: Wakanda Forever que situan la película varios escalones por encima del resto de cintas del UCM. Uno de esos aspectos es un claro y nada disimulado componente de crítica política y de denúncia social. En ese aspectos, los propios EE.UU. no salen muy bien parados. Everett K. Ross tiembla al pensar que pasaría si fuesen ellos los que dominasen el vibranium.

Como españoles tampoco salimos bien parados al mostrar nuestra faceta colonizadora, siendo responsables directos de la creación del pueblo de Namor. Un Namor que no me cansaré de repetir que es de lo mejor de Black Panther: Wakanda Forever en cuanto a representación por mucho que le escueza a muchos.

También hay que poner en valor el personaje de Shuri. En la primera película resultaba algo insoportable, un contrapunto cómico al personaje principal. Aquí ha tenido que lidiar con la pérdida de su hermano y con sus contradicciones entre la fe wakandiana y la ciencia. Ella es, por derecho propio, la nueva Black Panther. No podía ser de otra forma. Ahora bien, no será la nueva reina de Wakanda tras la muerte de su madre porque eso queda en manos de M’Baku (Winston Duke).

Shuri tampoco es la sustituta de su hermano. Ni siquiera queda claro que siga siendo Black Panther. Es alguien que tendrá que buscar su propio camino, como muestra ese final, con ella llorando mientras quema las ropas funerarias. Es un perfecto final pero es mucho mejor la escena post-créditos. Por fin una escena post-créditos con sentido, una escena que complementa lo que hemos visto antes y que no es una auténtica chorrada, como muchas de las que hemos visto hasta ahora, que no aportan nada de nada.

Creo que había otra escena post-créditos pero pasé de quedarme para que no me estropeasen el final. Ahora si, aquí acabamos, que esto se ha hecho largo. Escribimos más que muchas webs especializadas y encima de gratis. Hasta la próxima y Wakanda por siempre.

Pedro Pérez S.
Pedro Pérez S.
Aficionado también al cine, las series de televisión, la literatura fantástica y de ciencia ficción, a la comida, la cerveza y a todas las pequeñas cosas que nos hacen felices.

3 COMENTARIOS

  1. Muy buenas, compañero. Como siempre, estupenda crítica aunque estoy totalmente en desacuerdo. Vi la película ayer en el cine y me ha parecido de las más flojas de toda la fase 4. De hecho, casi tan floja como Eternos.
    Parto de la base de que desconozco los cómics tanto de Black Panther como de Namor, por lo que no puedo hablar de la calidad de la adaptación y, de hecho, me importa más bien poco. No soy nada fan de la primera Black Panther salvo por el villano y esta me ha parecido todavía peor.
    Lo primero de todo es que es larga, larga. Se va casi a las 3 horas y a mí sí que me ha pesado y mucho. Sobre todo los momentos en los que no hay acción. Veo mucha conversación de despachos improductiva. Es más, la trama de Martin Freeman, con lo buen actor que me parece, me sobra totalmente, más allá de un pequeño detalle que puede tener importancia a largo plazo en el que no entraré para no soltar spoilers.
    Por lo demás, el personaje de la joven científica me parece insoportable, con un carácter tan cliché que es difícil de creer. Tampoco me termina de convencer Suri, la protagonista. De hecho, salvo de la quema a la reina madre y a Nakia, aunque su infiltración también pasa un poco porqué sí.
    En cuanto a Namor…pues ni fu ni fa. Su presentación es tremendamente poderosa, de lo mejor de la película. La escena del asalto al barco promete un tipo de acción que luego no volveremos a ver, igual que la secuencia de los dos buzos, más propia de una cinta de terror submarino. Su origen me parece un coñazo y, es más, absurdo. Vamos, porque sí. Y su desarrollo posterior tampoco me ha convencido.
    En definitiva, me ha parecido una película larguísima en el peor sentido de la palabra. Lo mejor, los breves homenajes a Chadwick Boseman, sobre todo el del final; y la presentación del pueblo de Talocán.

    • Muy buenas, Fernando. Hombre, se que no te gustó Black Panther así que no me sorprende que esta tampoco te haya gustado. Como adaptación no me meto. No hay un cómic sobre esto. Se toman muchas licencias con respecto a los cómics. Es normal porque la película está muy condicionada por la muerte de Chadwick Boseman. De todas formas, algunas de tus apreciaciones son muy personales, por lo que tampoco las puedo discutir.
      Lo que si es verdad y creo que no se puede negar es que la cinta supone algo muy diferente a lo que estamos acostumbrados en el UCm y eso debe valorarse. Apuesta por un tono y unos temas que marcan distancia con, por ejemplo, Spiderman No Way Home, que es más un espectáculo palomitero. Lo que estoy en desacuerdo, obviamente, es que sea tan floja como Eternos, que un ladrillo muy caro. Aquí tenemos escenas bastante destacables, como la presentación de Namor, la del pueblo de Talocán, la lucha final,… En fin, lo que si se es que esta película ha generado opiniones muy dispares. No eres el único que cree que la película es floja pero tampoco soy el único que cree que es la mejor de la fase 4. Un abrazo.

  2. ¡Hola! Bueno, pues una vez vista, la peli me ha dejado un poco frío y no por el agua marina. A favor, que por lo menos no llega a aburrir. En contra, que tampoco llega a divertir, que es lo que busco en este tipo de películas. Tampoco llega a emocionar, lo único emotivo son las referencias a Chadwick, los demás personajes no me producen ninguna empatía. El único que cae bien es el personaje de Martin Freeman, pero solo sale en unas pocas escenas y sin mucha importancia. Suri me gustaba más en otras películas que en esta, que es más protagonista. Además, Black Panther no aparece en casi toda la película, podían haber quitado el nombre del título y haberlo dejarlo en Wakanda Forever a secas. La primera de Black Panther no es que sea de mis favoritas pero me pareció mejor que esta. Respecto a la historia, pues no hay mucha, más que una historia me pareció una presentación de personajes y encima sin carisma. El origen de Namor me pareció un despropósito, ya no es que sea completamente distinto al cómic, es que incluso sin tener en cuenta el cómic resulta un poco absurdo, muy poco creíble incluso para este tipo de género. Sus motivaciones son de traca, resulta que está cabreado porque conquistaron su tierra natal y mataron a su madre, y ahora él quiere conquistar ya no un país sino continentes enteros, matando al que haga falta, niños incluidos, y además en plan guay y tranqui, no tiene sentido.
    Los diseños de trajes me parecieron bastante flojos. La armadura tipo Iron Man parecía un Robotech y la armadura azul, una mezcla entre el amigo anfibio de Hellboy y el Jedi verde de “El ataque de los clones”. El nuevo traje de Black Panther tampoco me llamó. ¿Los atlantes o como se llamen ahora con plumas en la cabeza? De gaviota supongo, porque de pez volador no creo. La música me gustó en contadas escenas de acción, pero en otras me descolocaba, por ejemplo una escena de Suri y Jabari en Wakanda con música de sintetizadores, o la presentación de la ciudad submarina, con una canción tipo La Sirenita. Sí me gustó la primera aparición de los atlantes, me recordó a una novela gráfica de Namor en plan terror. En fin, que salí del cine con la sensación de ser una peli más de las que son para ver una sola vez. ¡Saludos!

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS