Crítica de la tercera temporada de Shingeki No Kyojin (Ataque a los titanes): Arco de la Insurrección

0

El pasado mes de agosto llegó a manos de Wit Studio la nueva entrega del anime Shingeki No Kyojinconocido en España como Ataque a los Titanes— y que se ha podido ver en nuestro país a través del simulcast ofrecido por la plataforma mtmad.es. En este arco conocido como el de la Insurrección, por fin, después de 37 episodios cada vez más agonizantes en busca de respuestas, las tenemos. Respuestas que no hacen más que generar más preguntas, sí. Pero al fin y al cabo son respuestas que empiezan a orientar el curso de una trama que por el momento estaba siguiendo un camino un poco disperso

Por un lado, teníamos al joven Eren obsesionado con acabar con todos los titanes, algo que nos había repetido una y otra vez por si no nos había quedado claro, después de ver como estos habían destrozado la paz de su entorno y la vida de su madre. En estos últimos capítulos que nos ha brindado la nueva temporada, por suerte se ve reflejado que nuestro protagonista ha madurado y ya no es aquel niñato al que acompañamos en los primeros compases de la historia (desde aquí le agradezco que no se haya pasado una temporada más gritando). Ahora, gracias a su nueva habilidad puede aportar algo mucho más útil a la humanidad que no solo esas ganas de querer ir a matar y matar hasta acabar con todos. Por otro lado, teníamos la llave del sótano y la identidad del misterioso Titán Bestia que parecía ser uno de los elementos responsables de todo, entre entre otros misterios por resolver. ¿Hemos descubierto que hay en el sótano? No. ¿Sabemos ya quien es el titán peludo? Tampoco. Pero es de agradecer que en esta temporada se nos demuestre que cosas como estas no se han quedado en el olvido mientras vamos descubriendo quien es en realidad Historia, como consiguió sus poderes Eren, así como el secreto de los Ackerman y el pasado de algunos personajes importantes, lo que agranda la perspectiva que tenemos sobre el mundo de Shingeki No Kyojin.

En este nuevo arco, por primera vez en toda la serie, la amenaza no proviene del exterior. La legión de exploración deberá enfrentarse al cuerpo de la muralla interior: la Policia Militar, la cual busca hacerse con Eren e Historia por ciertos motivos que desconocemos. Esto es una de las cosas que hace que esta temporada sea más interesante que las anteriores  porque nos permite ver lo bien que se adapta la historia en una situación en la que el eje central de la trama -los titanes- no es el plato fuerte. La Insurrección nos ha demostrado que la obra de Hajime Isayama no es solo dolor, miedo y supervivencia. Shingeki No Kyojin también también es política, conspiración y a saber que otras cosas se está reservando.

Una de las cosas más criticadas en esta última temporada es la cantidad de escenas omitidas o modificadas en respecto al manga. No sé si esos cambios eran necesarios o no, pero hay que tener en cuenta que el escritor y dibujante de la historia original, ha tenido un papel importante en la producción de este arco. Él mismo decidió hacerlo con el fin de mejorar el desarrollo de esta parte. Independientemente de esto, como no-lector del manga que soy, lo único que puedo decir es que en general me parece que ha tenido un desarrollo magnífico. Los flashbacks considero que están bien colocados y se justifica correctamente el porqué nos enseñan estos hechos en este momento y no en otro. En cuanto a la dirección, la animación y, como no, la banda sonora, como cabía esperar después de lo visto en las temporadas anteriores, te entran por la vista y los oídos y te llenan el cuerpo de tensión y emoción.

Lo peor de esta tercera parte ha sido el corte que nos han metido. Se suponía que esta temporada tenía que tener el mismo número de capítulos que la primera, unos 24. Pero, una vez finalizado este arco, se ha decidido hacer un parón hasta abril del año que viene en lugar de introducir la que es, por lo que tengo entendido, una de las mejores partes de la historia. Los que aún no nos hemos pasado al manga debemos tener en cuenta que si pudimos aguantar tres años para ver la segunda temporada, seis meses para lo que está a punto de llegar no es nada. ¡Que empiece la operación de reconquista de la Muralla María!

 

 



el autor

Editor de video freelance y consumidor innato de series, cómics y películas.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bitelchús vuelve a estrenarse en los cines españoles para conmemorar su 30 cumpleaños. El segundo largometraje de Tim Burton muestra todo su potencial como autor…