Crítica de Los muertos no mueren. Con un esperpento así, mejor que les dejen descansar

2

Saludos gente. Lamento ser tan directo en el titular, pero tras ver «Los muertos no mueren» de Jim Jarmusch, no puedo hacer otra cosa que compartiros mi valoración de este auténtico truño cinematográfico. Es sólo mi opinión personal desde luego, pero hacía mucho, pero que mucho tiempo, que no veía una película tan mala y de la cual no se salva nada. Quizás si me apuráis el cartel de la «película» que al menos está chulo. Pero que eso es como hacer un examen, poner tan sólo el nombre y dejar el resto en blanco.

Uno de los carteles promocionales.

Y lo peor no es eso, sino que pese a contar en su reparto con actores y actrices como Bill Murray (sin chispa alguna), Adam Driver (¿qué le habrán visto a éste chico para sacarle en Star Wars?), Tilda Swinton (si suele hacer papeles raros el de aquí no tiene ni pies ni cabeza), Steve Buscemi (qué lejos queda su imponente figura en Boardwalk Empire), Danny Glover (ay Danny, lo que eras antes y mírate ahora), Tom Waits (al que le importa el mundo un carajo), y cameos como el de Iggy Pop o Rza, no se salva nadie. Interpretaciones sin garra, sin chispa, sin carisma, tan planas como esta majadería de historia. No se me ocurre otro pensamiento que el de que estas personas se han limitado a cobrar el cheque, trabajar con desgana, y ampliar un poco su historial artístico.

¿Qué nos intentan contar aquí? Pues la historia se ambienta en la localidad de Centerville, donde, como consecuencia de un fenómeno que afecta al planeta, los muertos saldrán de las tumbas y se darán un festival con los habitantes del lugar. Un grupo de personajes muy dispares no tendrá otro remedio que hacerles frente. Como dice el personaje de Driver en algunas escenas, «esto acabará mal». Ay pájaro, que ya te lo olías desde que aceptaste salir en esta obra.

Así de pánfilos están todo el metraje.

Y que conste que hacer una película de muertos vivientes no requiere de demasiadas cosas para ser cuanto menos entretenida. Por poneros un ejemplo clásico, George A. Romero era capaz de sacarse obras más que dignas con cuatro perras de presupuesto, un guión medianamente elaborado, y actores casi desconocidos. Claro que luego ha habido películas igual de entretenidas con más dinero de por medio, como «El amanecer de los muertos» de Zack Snyder, «Zombieland» de Ruben Fleischer, «28 días después» de Danny Boyle, o la refrescante «Zombies party» de Edgar Wright. Y sí, me dejo bastantes por citar pero igual de aceptables a lo largo de las últimas décadas.

Pero es eso, aquí tenemos un ejemplo de buen reparto, pésimo planteamiento, ritmo inexistente en el transcurso del tiempo, y esperpéntico final. Para más inri, en la escena final se nos larga un discurso sobre el materialismo de los seres humanos… ¿en serio? ¿Te marcas un planchazo así y además le quieres meter una crítica con calzador? Por no dejarnos atrás, y cuidado que INICIO DE SPOILER, el personaje de Tilda Swinton, que ya es rara de por sí como funeraria con manejo de la katana, es… ¡extraterrestre! Sí sí sí, que viene un platillo volante a llevársela, como quien pide un taxi. FIN DE SPOILER.

Ojito que ésta es la funeraria del pueblo.

En fin, que cuando lo mejor de una «película» es el final, mala cosa la verdad. Y si os preguntáis por qué, después de despacharme aquí de esta manera, me la vi entera, la razón es que quería advertir con conocimiento de causa a otras personas para que no pierdan su valioso tiempo viendo esto en lugar de otras cosas. Es posible que haya gente que haya visto Los muertos no mueren y se haya quedado contenta, a fin de cuentas las opiniones son muy personales y respetables, pero al menos en mi caso no ha sido así. Por eso pienso que, si los muertos no mueren, deberían dejarles descansar en un caso como éste que nos ocupa, ya que están mejor enterrados y tendrán mejores oportunidades en el futuro para salir a darse un paseíto entre los vivos.

Como siempre, si queréis comentar algo aquí estaré encantado de responderos. Como habéis podido deducir je je je, NO RECOMIENDO ver Los muertos no mueren. Pero si alguien la ha visto y quiere compartir su valoración, será bien recibida. ¡Hasta la próxima gente!



Loading...

el autor

Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada. Guionista del cómic "Un disparo en el desierto" (Ediciones Traspiés, 2017), y colaborador en los fanzines "Hormigas" y "La Revistica" de Granada. Dos de mis aficiones son la lectura y la escritura, y sigo fomentándolas, leyendo cuanto puedo y escribiendo relatos o guiones de cómic para sus posibles publicaciones.

2 comentarios

  1. Me esperaba muchísimo más con ese reparto. Un guión esperpéntico que ni si quiera llega a entretener, que es lo mínimo que esperaba de este tipo de películas.

    • José Carlos García el

      Hola Rodri. Eso es, ya el reparto unido a lo fácil que es contar una historia medio decente en este género, auguraban otra cosa, pero menudo pestiño, Quizás se les olvidó mencionar que la escribió un muerto viviente de verdad jajaja. ¡Un saludo!

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
¡Bienvenidos amigos! Elliot Alderson ha vuelto. Tras casi 2 años muy largos, nuestro héroe 2.0 está de nuevo entre nosotros para terminar con su revolución.…