IniciocineCrítica de Pesadillas 2: Un filme inferior a su predecesor

Crítica de Pesadillas 2: Un filme inferior a su predecesor

Hace tres años se estrenó Pesadillas, una película que adaptaba los libros de R.L. Stine a la gran pantalla. Dicho filme fue una sorpresa para la mayoría de críticos ya que la primera impresión que daban los tráileres era bastante negativa, sin embargo el resultado final no fue tan desastroso, se presentó una película familiar que no innovaba ni arriesgaba pero que entretenía. Pesadillas fue una experiencia agradable especialmente acertada en la elección de Jack Black como el autor de la saga de libros. El primer filme ya dejaba un final abierto, así que tenían pensado realizar una secuela si todo iba bien en taquilla.

Lo primero en lo que se piensa es en la necesidad de realizar esta película. Claramente no es necesaria, se me ocurren muchísimas más películas que preferiría que tuvieran una secuela. Tampoco me sorprende que, en los tiempos en los que vivimos donde las secuelas, precuelas y universos cinematográficos inundan las carteleras, exista Pesadillas 2. Además esta segunda entrega da la posibilidad de hacer una tercera, todo dependerá de la recaudación en taquilla, si es buena no me cabe la menor duda de que volveremos a ver a los monstruos de Stine en la gran pantalla.

Esta secuela supone un paso atrás con respecto a la primera entrega, no solo no tiene ningún tipo de continuidad con el final de la primera, tampoco aparece casi ningún personaje que se introdujo en la anterior. Probablemente los actores estaban demasiado ocupados involucrados en otros proyectos. Realmente estos personajes no importan demasiado, el más notable es el de Jack Black. Sin duda, la campaña publicitaria es consciente de ello y aprovecha bastante la breve aparición del actor. Además ya no cuentan con el factor sorpresa que tan bien les funcionó hace tres años.

Los libros de Pesadillas, al igual que los dos filmes, van claramente dirigidos a niños y jóvenes. He leído algunos libros del autor, pero era especialmente admirador de la serie de los años 90. Es cierto que por aquellos años mi mirada crítica no estaba entrenada, pero le tengo un cariño especial a la serie porque fue una de las primeras experiencias que tuve con el género de terror. A pesar de ello, la película no consigue que sienta nostalgia.

En Pesadillas 2: Noche de Halloween sucede prácticamente lo mismo que en la primera, la estructura es muy similar, especialmente el último acto. Sarah (Madison Iseman) se prepara para iniciar una nueva etapa en su vida, tiene que escribir una carta a la Universidad de Columbia para intentar ingresar y convertirse en escritora. Sonny (Jeremy Ray Taylor) es su hermano pequeño, junto a Sam (Caleel Harris), encuentra a Slappy, un muñeco ventrílocuo que ya apareció en la entrega anterior y que vuelve a ser el antagonista de esta cinta. Slappy se encargará de que reine el caos en esta nueva ciudad.

Resultado de imagen para pesadillas 2

El tratamiento que se le da a Slappy aquí es ligeramente diferente, empieza queriendo formar parte de la familia de Sonny y le hace uno cuantos favores, pero los humanos no tardan mucho en darse cuenta de que las intenciones del muñeco no son buenas. Que Slappy vuelva a aparecer es un acierto ya que es de los pocos personajes de Pesadillas que tiene una personalidad más definida. Además, es el elemento cómico que mejor funciona de todo el filme. Por otro lado, en España se escucha la versión doblada de Santiago Segura que hace muy buen trabajo poniéndole voz al muñeco. El resto de protagonistas son bastante insípidos. Los dos chicos son los típicos frikis que sufren acoso escolar, se ve claramente el impacto que ha tenido Stranger Things. Sarah es la típica chica que no quiere cuidar de su hermano, pero al final acaba dándose cuenta de que su familia es lo que realmente importa.

Resultado de imagen para pesadillas 2 slappy

Algunos elementos de la historia no van a ninguna parte, especialmente la relación amorosa de Sarah, se introduce un problema pero nunca se da una resolución. Por otro lado, hay que aceptar algunas cosas que no tienen demasiada lógica pero ayudan a avanzar la historia y a que Slappy consiga su ejército.

En resumen, Pesadillas 2: Noche de Halloween es una película que, como la primera, va dirigida a la familia, los niños disfrutarán pero no tanto como en la anterior. Como en la primera les funcionó, han intentado reproducir la misma fórmula, el resultado es un filme poco original en todos los niveles.

Ex colaborador de la webhttps://www.lascosasquenoshacenfelices.com
Ex colaborador de Las cosas que nos hacen felices al que agradecemos su tiempo y su aportación. Muchas gracias.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS