Crítica de Slender Man: Un producto carente de visión y originalidad

0

La leyenda urbana de Slender Man se originó en internet en 2009, este hombre pálido y trajeado no tardó mucho en volverse viral. Sin duda alguna, esta figura terrorífica creada por Victor Surge se convirtió en uno de los creepypasta más sonados que dio lugar a videojuegos, webseries, documentales, etc.

La película dirigida por Sylvian White llega rodeada de polémica debido al incidente ocurrido en 2014, en el que dos chicas intentaron asesinar a otra para rendir tributo a Slender Man. Como es lógico, los familiares de la víctima no apoyan el estreno de la cinta. Por otro lado, el filme parece llegar bastante tarde, hace ya casi una década de la invención de este personaje, ya no hay tanta atención puesta en su figura, si por algo se caracteriza internet es por la pronta caducidad de sus productos.

Es cierto que la posible popularidad del filme no importa a la hora de evaluar su calidad, pero es que Slender Man no es una buena película, simple y llanamente. Es un slasher desprovisto de la brutalidad del género. Parte del problema radica en la calificación del filme: apto para mayores de 13 años. Claramente, el estudio no tiene la valentía necesaria y el resultado se ve bastante afectado por ello.

Resultado de imagen para slenderman film 2018

Os preguntaréis qué provoca la baja calidad del filme, la respuesta reside en el guion de David BirkeLa total carencia de originalidad lastra el resultado final. Lo que nos muestran en pantalla ya se ha visto millones de veces y en películas mucho mejores. El desarrollo de personajes es completamente nefasto. Se nos introduce a un grupo de cuatro amigas: Wren (Joey King), Hallie (Julia Goldani Telles), Chloe (Jaz Sinclair) y Piper (Analise Basso). Una noche cualquiera ven un vídeo que provoca que Slender Man (Javier Botet) las persiga. Las desapariciones no tardan en llegar, en los primeros quince minutos ya secuestran a la primera integrante del grupo. Lo peor de todo es que es esta primera la que más posibilidades de desarrollo tenía, sí, su historia podría haber sido un poco cliché, pero al menos es una historia.

A lo largo de la hora y media se dan situaciones que no llevan a nada, se introducen personajes a los que no se les da una resolución cuando acaba el filme, lo triste es que el espectador se da cuenta de esto una vez finalizada la cinta debido al poco interés que se tiene por los personajes.

Se recurre a la exposición argumentativa en tres ocasiones, en la primera las chicas explican los orígenes de Slender Man, no está mal, así se informa al espectador que no esté al corriente de su historia. Las otras llaman más la atención, Wren, una chica de instituto al parecer tiene unas dotes detectivescas muy superiores a las del departamento de policía, en dos ocasiones investiga a través de internet, lo malo es que se nos da prácticamente la misma información en ambos instantes.

Resultado de imagen para slenderman film

Otro momento es risible: las chicas sacrifican una posesión preciada para ellas, el filme considera que este es el momento adecuado para sacar a colación datos que claramente van dirigidos a la audiencia y no al resto de los personajes presentes en la escena.

Aunque la duración sea de una hora y media, el aburrimiento no tarda en llegar, solo nos queda agradecer que no hayan alargado esta tortura china.

Realmente no todo es malo, solo casi todo. Una escena en particular es llamativa. En ella se hace uso de los poderes alucinógenos del trajeado para crear una escena terrorífica en la biblioteca. Es aquí donde se ven las posibilidades del filme, tener a un personaje que provoca alucinaciones es tener un tesoro en una película de terror. Se podrían haber dado todo tipo de situaciones dantescas, tristemente este elemento se desaprovecha, las pocas que están presentes se ven lastradas por unos efectos especiales que provocan la desconexión e interrumpe la inmersión.

Las interpretaciones no son malas, las actrices hacen lo que pueden con el material que se les ha dado, desde luego dudo mucho que sus sueños como actrices se vean realizados con su intervención en esta película, si algo deberían hacer es replantearse los papeles que escogen.

En resumen, Slender Man es una película que no dice absolutamente nada, ni intenta hacerlo, que es lo más grave, se recurre a lo mismo de siempre para ganar dinero fácil. Es una pena porque las joyas del terror a veces se ven incluidas en un saco donde abundan las producciones poco inspiradas.

 



el autor

Actualmente estudio traducción e interpretación, pero mi verdadera pasión es el cine, una pasión que, en mi caso, no comprende de géneros, solo de calidad.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos un sábado más a la sección de los amantes del cómic. Bienvenidos a El cómic de la semana. Hoy reseñamos Injustice. Gods among us: Año…