Inicio cine Crítica de Tyler Rake (2020): Un nuevo (anti)héroe de acción para Netflix

Crítica de Tyler Rake (2020): Un nuevo (anti)héroe de acción para Netflix

6

Bienvenidos a la crítica de una de las películas más esperadas por un servidor para esta primera mitad de año. Llevaba tiempo frotándome las manos desde que se anunció el proyecto. ¿Por qué? Un guion de Joe Russo y dirección de Sam Hargrave, ambos vinculados estrechamente a las mejores películas del Universo Cinematográfico Marvel. Russo como director, junto a su hermano, de Capitán América: El soldado de invierno, Capitán América: Civil War, Vengadores: Infinity War y Vengadores: Endgame. En el caso de Hargrave, primero como doble de acción de Chris Evans en El soldado de invierno, para luego dirigir segundas unidades en Infinity War y Endgame. Su paso por Atómica como actor los vincula indirectamente a David Leitch y Chad Stahelski, directores de John Wick y con pasado artístico muy parecido al de Sam Hargrave. Tras esta introducción vamos a ver si la cinta cumple con las expectativas que tenía depositadas en ella.

Si es una misión imposible, su hombre es Tyler Rake.

Antes de nada, Rake pasaría formar parte sin ningún problema de ese equipo secreto de infiltración y extracción que creé para un avezado productor de Hollywood. El nombre clave de Tyler sería Extractor. ¿Recordáis el artículo? Podéis leerlo pinchando aquí. Después de este apunte vamos con lo que nos interesa.

La película está basada en Ciudad (del año 2014), una novela gráfica en la que los hermanos Russo son los creadores de la obra original junto a Ande Parks, guionista de la misma. El dibujante es el argentino Fernando León González, conocido como “Junior”.

¿Quién es Tyler Rake? Es un habilidoso mercenario al que contratan para rescatar al hijo de un poderoso capo de la mafia india. Tiene un pasado trágico, marcado por la muerte de su hijo de seis años. Así, sin nada que perder ya, acepta cualquier trabajo como mercenario aunque el riesgo sea grande, como es el caso que nos ocupa. Como decía antes, el mayor traficante de drogas de Bangladesh, el “Pablo Escobar de Daca”, como llegan a referirse en un momento dado a él, ha secuestrado al hijo de 14 años de uno de sus rivales que se encuentra en la cárcel. Rake acepta el encargo en una misión sin retorno en la redención de este nuevo antihéroe.

La película va directa al grano. Dura cien minutos y los aprovecha en su conjunto bastante bien.  Tiene los típicos bajones de ritmo debido a que el guion no se esfuerza por ofrecer unos personajes trabajados y es una lastima porqe desaprovecha un personaje como Gaspar (David Harbour) que podía haber dado mucho más juego del que da, que no es poco.

Un inmenso (falso) plano secuencia.

En la misión de rescate, hay tres grandes escenas a destacar, la infiltración con capucha en la cabeza incluída. Allí Rake cuando pide una prueba de vida ya sabe que saldrá con el niño, de nombre Ovi. Luego está la extracción, espectacular, con ayuda de un compañero francotitador. Acción adrenalítica marca de la saga Bourne y posteriormente de John Wicck. Y tras la extracción, una extraordinaria persecución en coche con cámara dentro del mismo incluída.

Todo esto que contábamos arriba transcurre en unos doce minutos de largo plano secuencia que está dando mucho que hablar, para bien claro. Y es que este segmento es adrenalina pura. Realizar esta escena en una sola toma no solo exigió algunas tomas extremadamente largas, sino también una gran especificidad en la coreografía por parte del actor, que el mismo Hemsworth en una entrevista contaba lo intenso y complicado que resultó hacer toda esta secuencia:

“Definitivamente fue la mayor cantidad de preparación y trabajo que había realizado dentro de una sola secuencia de acción para cualquier película de acción … Requería de muchas tomas contínuas donde no podíamos escondernos detrás de diferentes ángulos de cámara ni se podía editar. Significaba que teníamos que hacer cada movimiento perfecto.Y si llegábamos a realizar el 95% del camino  y tropezaba en el último paso, teníamos que volver a empezar”.

Sin duda es la mejor escena de la película.

Chris Hemsworth es el nuevo héroe sin capa.

Llevaba Hemsworth tiempo buscando este papel que le diera esa oportunidad de protagonizar un héroe de acción fuera del UCM. Es verdad que su Thor es muy carismático pero fuera de ese personaje al actor le cuesta ofrecer ese carisma. Lo intentó en la fallida Blackhat (2015) de Michael Mann, un thriller de piratas informáticos que demostraba que Mann ha tenido mejores tiempos. Luego fue el turno de 12 valientes (2018), un aburrido pastiche bélico basada en hechos reales. Y por último tampoco le fue demasiado bien con Men in Black International (2019). Es con Tyler Rake con quien consigue convertirse en el nuevo héroe sin capa. Las primeras críticas no han tardado en alabar al personaje que interpreta y ya se habla de una posible secuela. Yo sin embargo tengo un pero y es que aunque la película me ha encantado sigo sin ver a Chris con ese carisma que desprenden otras estrellas en roles parecidos, como es el caso de Keanu Reeves en John Wick, Matt Damon en la saga de Jason Bourne o Tom Cruise en las sagas de Misión Imposible y Jack Reacher. No obstante el potencial tanto del actor como del personaje es tal que alcanzará dicho status a poco que en una secuela se esté a la altura de la que nos ocupa.

Impresiones Finales.

Tyler Rake es una cinta de acción sumamente entretenida. Cada vez es más complicado hacer un más difícil todavía en el género. John Wick lo intenta en la tercera, en la escena de los perros y Halle Berry, en una espléndida coreografía de acción magníficamente planificada. Bourne tiene grandes escenas también y Tom Cruise siempre nos brinda la mejor secuencia del año en Misión Imposible. Y Tyler Rake no tiene en este sentido nada que envidiar a ninguna de las citadas. Tiene escenas adrenalíticas, sientes el impacto de las balas estás todo el momento en tensión. Sin duda alguna una de las mejores películas del catálogo original de Netflix, al igual que del cine de acción reciente que tanto necesita salir de los rápidos y furiosos.

Un saludo y sed felices.

6 COMENTARIOS

  1. A mi también me pareció una buena película de acción, y ojo spoilers, al final de la película en la escena de la piscina, el que se ve borroso es Tyler, no? Al fin y al cabo has comentado la posibilidad de una secuela, eso quiere decir que sobrevive.

      • Por comentar ese final: Hay que recordar la frase que le dice el niño sobre el río y que, al comienzo de la peli, él se tira por un barranco y se queda un rato en el fondo de la laguna; más allá de que quiera ver al niño como su hijo tras todo lo que le ha pasado y esos tópicos. Me ha entretenido bastante la película, cumple, lo que esperaba.

    • No se Mario, a mi Triple Frontera me acabó decepcionando un poco. Esperaba más. Me gustó eh pero se quedó ahí para mi gusto. Tyler no me parece la cinematica que dices. Me parece un cine de accion muy palomitero del estilo John Wick. Pero que bueno, es tu respetable opinión. Saludos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad