Una misión solo apta para gente con una serie de habilidades especiales.

0

Han secuestrado a los hijos de los principales líderes mundiales. Ha sido cosa de una nación enemiga. Tras la reunión secreta en un búnker aun más secreto se dirime cual va a ser la línea a seguir. No se pagará rescate. ¿Entonces? La línea roja será traspasada. Se ha decidido llamar a un equipo 100% resolutivo. Seis hombres cuya recompensa será un apretón de manos y es que esta misión nunca será reconocida de forma oficial. Pero a ellos no les importa, están acostumbrados a lidiar con ello. ¿Y quienes formarán el equipo? Bryan Mills, Jack Reacher, John Wick, Frank Martin, Jason Bourne y Robert McCall. Separados son invencibles, juntos no hay palabra que los pueda definir.

El equipo: Uno a uno.

Jack Reacher.

Es el líder. Un antiguo policia militar que ahora trabaja por su cuenta tratando de ayudar a los demás.  Tiene el liderazgo porque es listo, observador y metódico. Su habilidad en el cuerpo a cuerpo es incuestionable, domina una variante del Keysi, un arte marcial español. Su temperamento y el haber pertenecido a cuerpos militares le hacen ostentar el liderazgo del grupo.

Frank Martin.

El conductor. Imprescindible en una misión de estas características contar con un profesional al volante. Cuando se le dio su puesto en el grupo, se sintió muy ofendido como si fuera menos que los demás y es que Frank llegado el momento de la acción no se quedaría atrás ni mucho menos con respecto a sus compañeros. De hecho es un ex-operador de Fuerzas Especiales, ahí es nada. Además posee habilidad en distintas artes marciales y en el manejo de armas de fuego. Otra cosa buena que tiene es que no hace preguntas. Cumple el encargo sin cuestionarse nada. Sin duda alguna el conductor perfecto.

Jason Bourne.

El espía. Pese a que tiene la cabeza un tanto estropeada es el candidato perfecto para las habilidades de espionaje que el equipo necesita. Es el espía perfecto. No debería haber problemas en entrar en cualquier país enemigo contando con sus habilidades y si los hubiese, Bourne al igual que sus compañeros es experto en armamento y artes marciales. En su caso, Jeet Kune Do y sistemas filipinos de lucha (kali filipino).

Bryan Mills.

El hombre de las Particular sets of skills (habilidades personales). Mills es un ex-agente retirado de la CIA. Antes había pertenecido a las Fuerzas Especiales, como Frank Martin. Siendo Mills más veterano, es complicado que hayan coincidido. ¿Y qué puede aportar Bryan al grupo? Para empezar idiomas y habilidades concretas…

“No sé quién es usted. Ni sé lo que quiere. Si espera cobrar un rescate, le aviso de que no tengo dinero. Pero lo que si tengo es una serie de habilidades concretas, habilidades que he adquirido en mi vida profesional. Habilidades que pueden ser una pesadilla para gente como usted. Si suelta a mi hija ahora mismo todo quedará zanjado. No le buscaré, ni le perseguiré. Pero si no lo hace, le buscaré, le encontraré y le mataré…”

Cuando Reacher escuchó esta frase dijo: “Quiero a Mills en el equipo”. No es para menos, Es resolutivo y llegará hasta el final para cumplir con la misión encomendada. Él sabe del dolor que supone el secuestro de un familiar (le ha ocurrido hasta en tres ocasiones). Así que es un miembro implicado hasta el final. ¿Y qué arte marcial utiliza Bryan? Es experto en Nagasu Do, un estilo de arte marcial que mezcla el Judo, el Aikido y el jiu-jitsu.

Robert McCall.

El analista. Ex-agente de la CIA. Reacher comenta con Martin y Bourne la posibilidad de que haya trabajado en otra época junto al también ex-agente Bryan Mills. Ambos lo niegan con una leve sonrisa. Entre sus múltiples habilidades cabe destacar la de hacer un análisis frío e intelectual de cada situación de riesgo antes de entrar en combate, da más importancia a la estrategia e inteligencia. No obstante no rehuye a la acción si la ocasión lo requiere. Que no te confunda que tiene edad de jubileta. Cuando creas que estás en posición de neutralizarlo el ya ha visto lo que ha ocurrido antes de que te muevas siquiera.

Hay un problemilla con respecto a la misión y McCall, y es que no utiliza armas, sino que se sirve de su entorno, lo que tenga a mano, para luchar contra sus adversarios. No nos ha prometido que rompa su promesa de no utilizar armas de fuego. Que locura…

John Wick.

Es el Baba Yaga. El hombre del saco. No sabemos como lo hemos convencido para esta misión. Algunos apuestan a que acabará con Reacher antes de que termine todo esto. Proviene de otro mundo. Todo lo que se cuenta de él parece sacado de una novela barata, que si asesinos que viven en un Hotel, que si tienen códigos, y algo de unas monedas de oro. No sabemos mucho de su pasado, solo que volvió a la acción tras la muerte de su mujer y de su perro. ¿Y qué artes marciales sabe John? Practica el sambo, judo y Jiu-Jitsu amen del excelente manejo de las armas de fuego. Es letal, es la muerte.

Resultado de la misión.

Poco tiempo después el equipo regresó con los hijos de los líderes rescatados. Tras el apretón de manos se fueron, dejando una advertencia. Si los líderes no velaban en beneficio de la gente, ellos volverían a juntarse para visitarles una noche que no conocería el nuevo día.

Nota del articulista.

Sería el crossover perfecto. Ver estos personajes juntos en pantalla. Un grupo que desayuna expendables. A ver si algún loco de Hollywood con dinero lee por alguna extraña razón este artículo y se pone las pilas. O el hombre del saco le hará una visita.

Un saludo y sed felices.



el autor

Community manager, Historiador y documentalista, apasionado del cine, las series, la lectura y el fútbol... en definitiva de las cosas que nos hacen felices.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
The Big Bang Theory, una de las sitcoms más longevas e influyentes de la televisión, ha llegado a su fin. Tras la decisión de Jim Parsons…