InicioCineCrítica de El caballero verde (2021), impresionante y simbólica fantasía medieval.

Crítica de El caballero verde (2021), impresionante y simbólica fantasía medieval.

Decía en un artículo del año anterior que uno de los escasos puntos positivos de 2020 fue la posibilidad de dar visibilidad a proyectos más pequeños que ocupaban las salas de cine en detrimento de las grandes producciones que retrasaban su estreno. Una de las afectadas fue El caballero verde (The Green Knight), adaptación de la leyenda artúrica producida por A24 (la productora detrás de éxitos “boca a boca” como Midsommar o El faro) y dirigida por David Lowery.

Finalmente, la película no se estrenó en salas y hemos podido disfrutarla en Amazon Prime Video desde el 28 de octubre. Una pena habernos privado de la oportunidad de verla en pantalla grande.

¿De qué va El caballero verde? Adaptación, como he dicho antes, de uno de los mitos artúricos, la película cuenta la historia de Gawain, sobrino del rey Arturo. Un joven que todavía no ha alcanzado el rango de caballero y, por tanto, no se puede comparar con las leyendas que rodean al rey. Es entonces cuando, en una celebración de Navidad, se presenta un misterioso ser de origen vegetal, El caballero verde, que desafía a los caballeros a golpearle con la única condición de que, un año después, aquel que lo consiga deberá viajar a la Capilla Verde para recibir igual castigo…

Por lo tanto, estamos ante una historia de fantasía medieval. Pero, y aquí están condensadas la mayoría de las críticas hacia El caballero verde, no esperéis un El señor de los anillos.

De hecho, la aventura, entendida como un protagonista superando obstáculos pertenecientes al mundo exterior, es escasa. La épica es austera. Es más, El caballero verde está sumergida en la más profunda de las melancolías, como prueba ese rey Arturo envejecido, que apenas puede sostener Excalibur (nunca se menciona su nombre, ni el de Camelot), o una reina Ginebra con los dientes picados. Encima con el rostro de la actriz que interpretaba a la desquiciada Lysa Tully en Juego de Tronos.

En esencia, El caballero verde es una película de viaje del protagonista. De ir de un punto a otro del mapa y, de paso, cambiar. A mejor, a ser posible.

En este tipo de películas, el viaje funciona a dos niveles: el exterior, que suele estar repleto de épica y situaciones dramáticas a más no poder; y el interior, el cómo estos acontecimientos calan en el protagonista.

En El caballero verde no encontramos esta relación de causalidad. En lo exterior, el viaje es tremendamente solitario, a través de un reino en franca decadencia, una sombra de la gloria del rey Arturo. No hay batallas, ni grandes poblaciones. Tampoco combates. A lo que asistimos es a una simbiosis entre el mundo exterior y el interior del protagonista. De ahí la fuerte carga simbólica de la película.

El viaje transcurre por paisajes espectaculares que combinan el realismo de la decadencia con lo onírico de las situaciones a las que se enfrenta Gawain. Desde un zorro parlante a fantasmas terroríficos o esos gigantes imposibles de olvidar.

Distintas pruebas que debe superar un Gawain que soporta todo el peso de la función. O mejor dicho, Dev Patel en el mejor papel de su carrera. No ha existido un caballero más anticlimático en el cine. Falto de confianza, dubitativo. Posteriormente, altanero e imprudente. Una vasija vacía deseosa de agradar a un rey que busca depositar su legado en él.

Y ese es el mensaje que quiere transmitir David Lowery, que ya nos sorprendió con esa obra maestra llamada A Ghost Story y dio el mejor final posible a toda una leyenda como Robert Redford en The Old man & the Gun. El significado del valor, de obtener la propia valía por uno mismo y no a través de las expectativas del otro.

Es un mensaje profundamente humanista que nos llega a través de un final totalmente diferente a todo lo que hemos visto en el género de fantasía cinematográfico, con un magnífico uso de la puesta en escena y una estructura muda, que nos recuerda más a Los nibelungos de Fritz Lang que al Excalibur de John Boorman, la película de referencia para todo fan del mito artúrico.

Las 15 mejores películas de espada y brujería

 

Patel está acompañada de una desdoblada Alicia Vikander, un divertido Joel Edgerton y un cansado Sean Harris. Si tuviera que poner algún pero sería el papel de la actriz sueca, que últimamente parece empeñada en elegir papeles que desaprovechan su presencia en pantalla (me viene a la mente Beckett). Luego está la manía del Hollywood actual de alargar este tipo de películas innecesariamente. El caballero verde dura dos horas y diez minutos y se hubiera beneficiado con una reducción de metraje que evitase algún bajón de ritmo.

En definitiva, El caballero verde es una soberbia película de fantasía muy alejada de lo que hemos visto en algunas de las obras cumbres del género. Cine con elevada carga simbólica: el viaje de Gawain es el de un hombre a la búsqueda de su propio valor camino de la muerte.

Entretanto, asistiremos a escenarios que nos pondrán los ojos como platos, que nos harán preguntarnos si estamos ante sueño o realidad. Y si podemos ayudar en este aspecto, diría que lo más tangible que podemos asegurar de El caballero verde es que el único valor que tienen las cosas en este mundo es el que nosotros mismos le damos.

Enlace a otras críticas de El caballero verde

Un saludo y sed felices!

Fernando Vílchez
Fernando Vílchez
Médico residente. Intento aprender como si viviera para siempre. Intento vivir como si hoy fuera mi último día...con las cosas que me hacen feliz.

2 COMENTARIOS

  1. Me ha gustado aunque reconozco que me ha puesto a prueba en más de una ocasión y es que hay pasajes que no acabo de entender. El de los gigantes por ejemplo, estaban ahí? O eran fruto de las setas que toma Gawain?.
    Y por supuesto el final. Cuando se postra ante El Caballero Verde ¿todo lo que sucede es una visión de su vida sino acepta su destino?
    Sea como sea es una película bastante atrayente por su puesta en escena, actuaciones, música y ambientación.
    Muy buen artículo, como siempre.
    👏👏👏👏

    • La verdad que el tema de los gigantes ni me lo planteé. Con respecto al final, entiendo que es un visión que tiene Gawain cuando entiende qué le puede ocurrir si su valor depende únicamente de las expectativas de los demás. Básicamente, que se engañará a sí mismo toda la vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Decía en un artículo del año anterior que uno de los escasos puntos positivos de 2020 fue la posibilidad de dar visibilidad a proyectos más pequeños que ocupaban las salas de cine en detrimento de las grandes producciones que retrasaban su estreno. Una de...Crítica de El caballero verde (2021), impresionante y simbólica fantasía medieval.