InicioVideojuegosNoticias y novedades de videojuegosEpitafios absurdos en las tumbas, la divertida costumbre de los creadores de...

Epitafios absurdos en las tumbas, la divertida costumbre de los creadores de videojuegos de rol

“Aquí yace alguien que descubrió que no hay que jugar a los bolos con granadas”, reza un epitafio en un viejo cementerio del mágico mundo de fantasía medieval Ancaria, donde transcurren las aventuras del videojuego Sacred. En la segunda entrega podíamos ver otra tumba donde se lee lo siguiente: “Lucretius el tabernero está ahora sirviendo una última merienda cena a los gusanos”.  Como estos, así de absurdos y divertidos, hay cientos de textos fúnebres en numerosos juegos: Baldur’s Gate, Guild Wars, Divinity, Elder Scrolls, Dragon Age… son muchos los títulos que han mantenido una de las tradiciones más curiosas de los videojuegos de rol.

En la última aventura de rol de éxito Pillars of Eternity (con permiso del nuevo Tyranny y los que defienden el Fallout 4) se puede leer el siguiente texto en una pantalla de carga: “A veces a los programadores les gusta romper la cuarta pared. Si no quieres perder inmersión en la historia mejor no leas los epitafios de las tumbas”.  Advertencia que parece razonable teniendo en cuenta la cantidad de chorradas que los programadores escriben de forma más o menos oculta. Si tú estás realmente viviendo las aventuras de uno de los protagonistas y, cuando estás saqueando unas viejas ruinas, lees: “¡Mira! Otro aventurero que quiere ser el primero en leer todas las inscripciones en las tumbas” o “Deja leer las piedras de las tumbas. ¡Búscate una vida! ¡Coge la mía, que yo ya no la necesito!”, pues claro, te saca un poco del ambiente. Pero el humor parece ser uno de los sellos de identidad de los creadores de historias fantásticas, así que parece que no es algo que vaya a dejar de hacerse. Más cuando lleva ya haciéndose, por lo menos, desde el primer Baldur’s Gate. Es decir desde 1998.

En el inmortal Baldur’s Gate, cuando tu primerizo grupo de aventureros llega a la villa de Nashkel, puede ver que hay varias tumbas en frente del ayuntamiento. Ahí podemos leer textos como: “Aquí descansa Andrew, la calidad de su armadura no está clara”, “Aquí descansa el cuerpo de Rob. Si no es así por favor notificarlo a los servicios funerarios de inmediato”, “Las últimas palabras de Larry: ¡Separémonos, así cubriremos más terreno!”,  “Aquí descansa Tobyn, quién creía en la bondad de todo el mundo y murió preguntándole a un zombi por una dirección”.

"Los informes de mi muerte han sido muy subestimados, James."
“Los informes de mi muerte han sido muy subestimados, James.”

En el The Elder Scrolls IV: Oblivion continuaron con esta tradición en el 2006, quizás porque muchos de los creadores del clásico indiscutible del rol pasaron a formar parte de Bethesda cuando Black Isle se extinguió. En nuestras aventuras por el mundo de Tamriel podíamos ver tumbas con las siguientes inscripciones: “Aquí descansa Blaise Sette. Más rápido que el viento, más tonto que un leño” o “Vilval Talaram fue arrojado a este agujero”. Recordatorios tan impersonales como maleducados pero que, sin embargo nos sacan una sonrisa.

"Aquí descansa Sibylla Draconis. Murió como vivió: como una bestia"
“Aquí descansa Sibylla Draconis. Murió como vivió: como una bestia”

"Helena la ladrona. Nunca lo vio venir".
“Helena la sorda. Nunca lo escuchó llegar”.

La saga Sacred, que triunfó básicamente por los nostálgicos que querían un Diablo II con mejores gráficos, hizo gala también de este peculiar humor tanto en su primera entrega del 2004 como en la segunda del 2008. En Ancaria podíamos leer tumbas como “El Dragón que alimentó fue la causa de su muerte”, “A diferencia de Bugs Bunny, Savior era demasiado inepto como para mentir a Elmer” o “Esto es lo que te quiero decir cuando te hablo de arrogancia: él murió tratando de convencer a un orco de que le escuchase para jugar limpio”

"El perro ratonero se sobrevaloró a sí mismo mientras intentaba morder el tobillo de un dragón"
“El perro ratonero se sobrevaloró a sí mismo mientras intentaba morder el tobillo de un dragón”

En Sacred 2: Fallen Angel continuaron con la tontería y podíamos ver textos tan divertidos como “Vagabundos, me despido con un ‘nos vemos pronto’ porque seguramente volveréis a este lugar”, “El ataque de los tomates asesinos no fue nada, el ataque de los guisantes malvados fue el que me hizo morir”, “Esta tortilla de tuercas no funcionó como esperaba”, “Confía en mí: las gárgolas no tienen sentido del humor”, “nunca muerdas lo que te ha mordido antes en la espalda”, “la comida forma parte de una dieta equilibrada” o “¿Qué quieres decir con que todavía no se han inventado los paracaídas?”.

"Deja leer epitafios ¡Búscate una vida! ¡Coge la mía, que yo ya no la necesito!"
“Deja leer epitafios ¡Búscate una vida! ¡Coge la mía, que yo ya no la necesito!”

En Fable tampoco se resistieron a poner mensajes estúpidos en las lápidas. Podemos destacar algunas como “Fue una buena mascota pero le gustaba correr entre las tormentas cuando estaba mojado”, “Ningún hombre puede contener la respiración durante 10 minutos” o “Este sitio es más oscuro de lo que pensaba”.

"Anónimo. Nunca te olvidaremos".
“Anónimo. Nunca te olvidaremos”.

En Divinity: Ego Draconis 2, del año 2009 también les dio por la chorrada. Epitafios como “Aquí descansa Vlad, por favor no molestar” o “Aqui descansa Little Gracua, su tumba nos sirve para recordarnos a todos que los trols no son ositos de peluche” son prueba de ello.

"Aquí descansa Simón el mentiroso. O eso creemos".
“Aquí descansa Simón el mentiroso. O eso creemos”.

Ese mismo año, los que prometieron ser el sucesor espiritual de la saga Baldur’s Gate nos trajeron Dragon Age: Origins, que no aunque no llegó a ser lo que prometían al menos lograron hacer un juego correcto. Para ello no dudaron de contagiarse del virus de lo absurdo::

"Esperando a resucitar en 9, 8..."
“Esperando a resucitar en 9, 8…”

A estas alturas poner tonterías en los epitafios de los mundos más épicos online es algo normal. Pensemos por ejemplo en el Guild Wars 2, el juego de multijugador que no logró, como tantos otros, hacer sombra a World of Warcraft. Fue un juego completo que gustó a propios y ajenos pero que no llegó todo lo lejos que sus creadores querían. Al menos se lo pasaron bien a juzgar por algunas de las lápidas que podemos ver en los cementerios: “El más fiel de los compañeros. Siguió a Nicolás hasta el fin de Tyria y hasta el más allá”, “Aquí descansa Neil Tranch. Un hombre nervioso que tenia miedo a los gatos negros y que debería haber conservado uno para defenderse de las ratas” o “Aquí descansa Tannik Stroyer, se declaró a un gigante de dos cabezas y esto fue lo que consiguió. Una cabeza dijo que sí y la otra que no”.

"Aprendió una importante lección sobre el combate: no permanezcas en el agua cuando invoques truenos"
“Aprendió una importante lección sobre el combate: no permanezcas en el agua cuando invoques truenos”

En el 2014 salió a la venta el notable Divinity: Original Sin, que convenció tras una buena campaña de crowdfunding y un resultado fresco y novedoso. Los roleros echaban de menos una buena historia, juegos complicados, hojas de personaje elaboradas y, en definitiva, un producto de calidad. Este juego lo logró hasta el punto de haber podido financiar una segunda parte con bastante éxito. En el trailer de esta nueva entrega podemos ver que presumen de que va a haber humor, y no es de extrañar teniendo en cuenta que en el primer título podíamos ver lápidas con los siguientes textos: “Aquí descansa Liam el repetidor. Descanse en paz. En paz”, “Aquí descansa Vaelius el mudo, aquel cuya muerte no fue escuchada”, “Aquí descansas Lord Joshor el tacaño, quien debería haber pagado al fabricante de lápidas”, “Aquí descansa Nazik, quien también creía que tu nombre es extraño”, “Aquí descansa el gato Jones. La curiosidad el mató”, o “Aquí descansa Ana Matopia. Zas, bam, plash… y ella se fue”.

"Aquí descansa Roko. Este es el último agujero que rellenó".
“Aquí descansa Roko. Este es el último agujero que rellenó”.

"Aquí descansa Whitney la atea lujosa. Tan bien vestida y ningún lugar a donde ir".
“Aquí descansa Whitney la atea lujosa. Tan bien vestida y ningún lugar a donde ir”.

Por último no nos podemos olvidar de uno de los mejores videojuegos de rol de los últimos tiempos: el maravilloso Witcher 3. Al ser tan grande e inabarcable es normal que incluyan numerosos eastern eggs, como en la segunda parte cuando te encontrabas un asesino de Assassins Creed espachurrado al lado de un carro de heno, como si no hubiese saltado bien; o como en esta entrega cuando ves a Tyrion Lannister. Por supuesto hay cementerios y por lo tanto hay tumbas con textos atípicos para lo que es la seriedad de un entierro. Por ejemplo: “Amelie Colat, vino de Azeroth y murió durante una raid” (un guiño al WoW) o “¿Qué cojo**s no entiendes pu** gato? Dijo ella a su gato cuando renunció a seguir lanzando el palo para que se lo trajera, probocándola una cólera letal”.

"Jymm Morrison. Conjurador. Mitad hombre mitad lagarto".
“Jymm Morrison. Conjurador. Mitad hombre mitad lagarto”.

Miguel de Lyshttps://mundodelys.com/
Periodista, con lo bueno y con lo malo. Amante de la historia, la actualidad, la tecnología, los videojuegos, los viajes y la música.

3 COMENTARIOS

  1. Me alegra que alguien hable de Divinity: Ego Draconis 2. Un juego tan complicado como diferente, con el añadido de poder leer mentes, transformarte en un dragón y tener algunas de las escenas más surrealistas que uno ha podido ver en un juego de rol. Jamás se me olvidará cuando me encontré en medio de un mundo de dragones, magia y demás una especie de Power Rangers presentándose:

    https://www.youtube.com/watch?v=eSRcfOgLwaA

    Por otro lado, Divinity: Original Sin como argumento es el pim, pam, pum de toda la vida, absolutamente olvidable, así como los personajes que uno se encuentra. Incluso lo artístico es feote, pero lo que le hace grande es todo el sistema fantástico de combate con turnos, que sí, que es puro amor.

    Es un buen post, pero te faltan las de Fallout 1 y 2, jefe. 😉

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

ÚLTIMOS COMENTARIOS