Especial Halloween: El terror en diferentes formatos

0

Sed bienvenid@s amantes del terror a este artículo especial dedicado a esa fecha tan marcada en el calendario como es Halloween. Aunque este año, con todo lo que estamos pasando por culpa de la pandemia, muchas personas se verán confinadas de forma voluntaria o forzosa y el evento será más casero que en otras fechas, no deja de ser una nueva oportunidad para disfrutar del terror en nuestros hogares. Porque a fin de cuentas, aunque podamos disfrutar del terror en cualquier época del año, es cierto que en Halloween nos sentimos más atraídos por este tipo de contenido. A tal fin, voy a haceros una recomendación de cómics, libros, películas, series y videojuegos que disfrutar.

No obstante, y con el ánimo de no hacer un artículo interminable de leer, he optado por recomendar 2 títulos de terror en cada uno de los formatos anteriores, títulos que, por distintas razones y en mi caso personal, me inquietaron de una forma diferente a muchos otros. No deja de ser una lista subjetiva sin tener en cuenta la calidad de la historia, sino sus puntos positivos en materia de terror, los cuales os expondré en cada caso, así que agradeceré si en los comentarios queréis aportar cualquier sugerencia.


Cómics de terror

1) Fatale de Ed Brubaker y Sean Phillips. Al igual que en el caso que cito más adelante, estamos ante otra gran colección ya finalizada, publicada en este caso por Panini Cómics para España, en un total de de 5 tomos que recopilan los 24 números de grapa. Brubaker y Phillips son una pareja artística que ha hecho grandes obras del cómic en el género negro.

En “Fatale”, unieron ese mismo género al terror tanto visual como psicológico, logrando una absorbente historia que bebe entre otras cosas del terror de Lovecraft, pero también tiene su propia personalidad. La sinopsis del primer tomo es la siguiente:

En Fatale se dan cita secretos, mentiras, terror, lujuria y monstruos de la noche de los tiempos. En la actualidad, un hombre se obsesiona con una mujer. Mientras tanto, en los años cincuenta, la misma mujer destruye la vida de todos aquellos que se cruzan en su camino. ¿Qué horrible secreto oculta?

Brubaker es un gran guionista que aquí hace un fantástico trabajo presentándonos a toda una femme fatale que será la protagonista de la serie, y cuyas vivencias nos dejarán a menudo bastante inquietos. Con un no menos excelente trabajo de Phillips en el apartado gráfico, asistiremos a diferentes situaciones horripilantes en Fatale, dejándonos una grata sensación la lectura de la colección cuando comprobemos que nos ofreció grandes dosis de misterio, suspense y terror.

2) Harrow County de Cullen Bunn y Tyler Crook. Con más de una treintena de números de grapa publicados hasta su final, os animo a darle una lectura a esta peculiar saga de “terror rural” concebida por Cullen Bunn y dibujada con un estilo muy peculiar y atípico para el género por Tyler Crook. Aquí en España se publicó Harrow County de forma íntegra por Norma Editorial en un total de 8 tomos.

Os comparto la sinopsis del primero, para que podáis ver cómo arranca una historia que nos llevará a conocer diferentes horrores de Harrow:

Emmy siempre ha sospechado que el bosque que rodea su casa está habitado por fantasmas y monstruos, los innumerables seres de Harrow County.

Pero al cumplir sus dieciocho años de vida descubrirá que esos seres son muy reales y que tienen una conexión especial con ella y su pasado.

Aquí tan solo es el punto de arranque de todo, pero a lo largo de toda la historia iremos disfrutando de escenas visualmente impactantes, no solamente por las criaturas y monstruos que aparecerán, sino también por los distintos hechizos y maldiciones que conoceremos. Terror rural, supersticiones, magia negra y dramas familiares se mezclan con otros elementos para dejarnos una obra de gran calidad en su conjunto, bien hilvanada a nivel narrativo por Bunn, y espléndidamente ilustrada por Crook y su coloreado con acuarelas, permitiendo que, pase el tiempo que pase tras la lectura de la colección, os sea fácil recordar cómo eran algunas de sus ilustraciones.


Libros de terror

1) It (Eso) de Stephen King. Con este título se produce un hecho curioso, y es que, además del libro en sí, os recomendaría cualquiera de las dos adaptaciones del mismo que hay hasta la fecha, una en formato mini-serie, y la otra dividida en dos películas. Hay muchos años de diferencia entre una adaptación y otra, e igual con la calidad de los efectos especiales. No obstante, en ambos casos asusta e inquieta el payaso Pennywise hasta extremos considerables. En cuanto al libro en sí, y a pesar de ser muy extenso, es de mis favoritos del maestro King, y me cuesta decirlo a veces porque me encantan muchos libros suyos y es cruel quedarme con uno nada más.

En “It” se conectan muchas cosas de tal manera que es injusto calificarlo solamente como una novela de terror. Hay amistad, hay amor, hay misterio, hay suspense, algo de ciencia ficción (por la naturaleza del mal de la historia), y otros elementos que, interconectados, funcionan de tal manera que obtenemos una adictiva e inolvidable novela. Narrada en varios marcos temporales, esta historia nos cuenta la existencia de una entidad maligna (representada a menudo con la presencia del payaso Pennywise) que se alimenta del terror de los seres humanos, así como la confrontación de ésta con un grupo de amigos llamado “Los Perdedores”, quienes le harán frente en dos épocas de sus vidas. Una de las novelas imprescindibles de Stephen King y, entre otras, del género de terror.

2) Nocturna de Guillermo del Toro y Chuck Hogan. Éste fue el primer libro de la “Trilogía de la Oscuridad” co-escrita por los autores citados. Sobre Del Toro ya sabréis mucho a estas alturas, ya sea por su faceta como director, escritor o mente creativa en otros proyectos. Hogan ya había empezado a ser conocido por “El príncipe de los ladrones” unos años antes de que ambos se embarcaran en esta trilogía sobre vampiros. El inicio no podía ser mejor, pues, en un claro homenaje a Drácula cuando viajaba a Londres en barco, un avión aterriza en un aeropuerto de Nueva York. Todos los pasajeros del avión están muertos cuando acceden al interior del transporte, y en la zona de equipajes hay un ataúd lleno de tierra…

A lo largo de este libro veremos que un vampiro conocido como “El Amo” habrá hecho de esa forma su llegada a Nueva York, para sembrar el caos. Por otra parte, el doctor Goodweather, uno de los protagonistas, tendrá que estudiar ese extraño virus que acabó con el pasaje del avión. También aparecerá en la historia Abraham Setrakian (habéis acertado, el Van Helsing de la historia), alguien que sabe mucho del virus y su causa… El enorme éxito del libro hizo que se crease una serie de televisión para adaptarlo, llamada “The Strain”, donde Del Toro y Hogan estuvieron muy implicados en la misma. Ambos formatos son recomendables.


Películas de terror

1) La cosa (El enigma de otro mundo) de John Carpenter. Una de mis películas favoritas del género de terror, y del cine en general, dirigida por uno de mis directores predilectos, e injustamente infravalorada por mucha gente. Esta película tuvo la mala suerte de estrenarse en 1982, el mismo año de “ET”, siendo vapuleada por crítica y público en comparación con la peli de Spielberg sobre un amistoso extraterrestre. También hay quien dice que es una copia de Alien, pero ahí respondo dos cosas: es un remake de otra película de 1951 (que a su vez era adaptación de un relato de John W. Campbell), y, en mi opinión, La cosa es muy superior a “Alien”, la cual es soporífera salvo el rato que el extraterrestre está suelto en la Nostromo. La Cosa te mantiene en tensión desde el inicio y está hecha con mucho talento y pasión por el cine. Menos mal que el tiempo ha hecho que sea considerada una obra de culto por muchas personas.

La Cosa arranca con el vuelo de una nave espacial que acaba cayendo en la Tierra, para poco después mostrarnos los fríos paisajes de la Antártida en el año 1982. Veremos a un helicóptero perseguir a un perro, y poco después al animal llegar a una base de investigación americana. Por distintos motivos los americanos terminarán descubriendo que los del helicóptero formaban parte de otra base de investigación, en la que tuvieron contacto con una entidad alienígena que se puede transformar en cualquier forma de vida… Espectacular obra, con unos efectos especiales fabulosos para la época y donde apenas se usaron ordenadores, además de una memorable actuación de Kurt Russell.

2) Sinister de Scott Derrickson. Historia escrita y dirigida por Scott Derrickson, que me dejó muy mal cuerpo en algunas escenas. Protagonizada por Ethan Hawke, nos cuenta la historia de un periodista y escritor que va mudándose de una casa a otra a lo largo del país, teniendo como elemento en común cada vivienda el hecho de que allí sucedieron hechos trágicos previamente. Pues bien, cuando dicho personaje se muda con su familia a una nueva casa, descubrirá allí unas cintas caseras cuyo visionado le dejará estupefacto, tanto por el contenido en sí y los hallazgos que hará, como por una serie de sucesos que empezarán a ocurrir en la casa.

Aquí, el elemento diferencial con otro tipo de películas similares que he visto es la entidad demoníaca que conocemos a lo largo de la historia, la cual da repelús en algunas de sus apariciones e inquieta bastante cuando vemos de qué manera hace que diferentes personajes que vemos cometan asesinatos. El toque perturbador lo genera el ver esos hechos a través de grabaciones caseras. Puede que si le diera un segundo visionado a esta película mi opinión variase sobre la misma, pero me dejó un grato recuerdo, generándome varios momentos inquietantes. También recomendable. Hay una secuela pero no la he visto; no sé si merecerá la pena.


Series de terror

1) Ash vs Evil Dead. Esta serie es divertida y canalla a más no poder. Creada por Sam e Ivan Raimi y Tom Spezialy, y protagonizada por el mítico y carismático Bruce Campbell, tenemos la oportunidad de seguir las andanzas de Ashley Williams, el peculiar antihéroe de la trilogía Evil Dead (con una motosierra en lugar de mano y una escopeta recortada en la otra), varias décadas después del final de la tercera película de la saga. Estamos ante una serie donde el gore y la casquería están a la orden del día y con multitud de escenas disfrutables para los amantes de este tipo de productos. El humor negro y el gore casan a la perfección en esta serie que debéis ver si todavía no lo habéis hecho.

Es cierto que, como pasa con “Cobra Kai” por citaros un ejemplo reciente, Ash vs Evil Dead se disfruta más para quienes ya hayan visto previamente las pelis de Evil Dead, porque el factor nostalgia hace que nuestro placer sea mayor con el visionado de la serie. Además de ver a Campbell en su salsa matando a todo tipo de criaturas demoníacas salidas del Necronomicón, podremos volver a ver a Lucy Lawless, la mítica “Xena”, como otra de las protagonistas de la función, que tan pronto es villana como aliada. Los episodios son cortos y es fácil ver varios de un tirón, la música es cañera y el espectáculo muy divertido. ¿Una pega? Que no se renovará para una cuarta temporada, con lo grande que es el personaje de Ash Williams. Aquí podéis leer mi análisis más profundo de toda la serie.

2) La maldición de Hill House. Una de las mejores series de casas encantadas que yo haya visto. Y ojo, estamos ante una serie que quizás tiene más carga dramática que terror en sí, pero están tan bien enlazadas ambas cosas que Mike Flanagan se sacó de la chistera una serie memorable. Aquí veremos a la familia Crane afrontar viejos fantasmas de su pasado, relacionados con la mansión donde los hijos e hijas del matrimonio Crane pasaron parte de su infancia. Entre las paredes de Hill House hay espacio para que todos los personajes pasen malos ratos. Esta serie mantiene una buena dinámica narrativa a pesar de alternar pasajes del presente y el pasado de los personajes.

Con muy buenos golpes de efecto al final de cada episodio, estamos ante una serie que, adaptando la novela “La maldición de Hill House” de Shirley Jackson, tiene tanta personalidad que todos los añadidos al material originario no hacen sino enriquecer el resultado. Y lo mejor de todo es que la historia es autoconclusiva y la temporada no acaba con cabos sueltos. Ni qué decir tiene que el exitazo de esta serie de Netflix provocó que se hiciera una segunda temporada con otra historia totalmente distinta, llamada “La maldición de Bly Manor”, que si bien es menor en calidad, tampoco está mal. Podéis leer aquí mis análisis de Hill House, y aquí los de Bly Manor.


Videojuegos de terror

1) Dead Space 1. Este videojuego me encantó cuando lo jugué en ordenador (aunque está también en videoconsolas). Aunque hubo posteriores entregas y spin-offs, los cuales he de admitir que no he podido probar, mi recomendación va para el primer título de la franquicia. Dirigiendo al personaje de Isaac Clarke, tendremos que recorrer la nave extractora USG Ishimura para acabar con los necromorfos, unos monstruos creados por una forma de vida alienígena. Como muchas misiones son de recorrer partes de la nave para realizar distintas tareas, ya podéis imaginar que los momentos de tensión y acción están más que asegurados, dando esa sensación de una historia que, sea mejor o peor, absorbe de una manera inesperada.

Habrá momentos incluso para estar en gravedad cero, siendo más que interesante moverse en esas condiciones. Además, como todo buen shooter, en cada misión podremos ir recogiendo diferentes objetos e ir mejorando tanto las armas que usemos como el traje que lleva Isaac, en el cual será importante tener controlada, entre otras cosas, la cantidad de oxígeno restante. Son pequeños detalles que hacen más intensa la experiencia de jugabilidad. Pensaréis que hay muchos otros títulos que puedan ser mejores que este siendo del mismo estilo y nos os faltará razón; a fin de cuentas, esto es una valoración personal. Pero la experiencia de jugar al Dead Space es genial, con sustos a tutiplén y la necesidad de luchar como si no hubiera un mañana como mantra.

2) Silent Hill. En este caso sí que he jugado a varios juegos de la franquicia y el turbio y aterrador mundo de Silent Hill me atrajo desde el primer juego de todos, en la PlayStation 1. A día de hoy, con la espectacular mejora de los gráficos en los juegos, quizás no os lo parezca, pero jugado en su época, el primer Silent Hill de todos era capaz de tenerte en tensión a menudo. Daba igual que estuvieras a oscuras o con los rayos de sol entrando en la habitación: era encenderse la radio que llevaba Harry Mason en todo momento, con ese sonido de estática que se intensificaba cuando había cerca monstruos, y se te podían poner los vellos de punta. Así que imaginaos la de sustos que se podía llevar uno cuando había que recorrer todo Silent Hill para buscar a la hija desaparecida de Harry. Y encima rodeados de niebla, sin ver apenas nada pero con la radio para poneros nerviosos.

Una de las cosas que hacía tan magnético Silent Hill era experimentar el cambio de una realidad a otra para el protagonista. Podías estar tranquilamente recorriendo la “cara” normal de la localidad mientras era de día, a pesar de la niebla, y encontrarte luego sumido en el más aterrador de los infiernos, con el sonido de alarma y la llegada de la noche, presagiando la irrupción de la realidad alterada. Como decía, ahora es fácil decir que. por el nivel de los gráficos de aquel primer juego, es un chiste que asustara, pero que no os engañe: en su época no os habría parecido lo mismo. No obstante, cualquier otro juego de la saga os puede satisfacer. E incluso un sucedáneo como “Alan Wake” también me parece de lo más disfrutable.


Para terminar, y con algo así como escena post-créditos, espero que me permitáis el atrevimiento de recomendaros el libro “Sórdidos“. Es una antología de 12 relatos de terror, suspense y locura que un servidor ha co-escrito junto Ricardo Zamorano, C.G Demian y Tania Huerta. Una docena de relatos de terror y suspense para saborear en Halloween o cualquier otra época. Clickando en el título he dejado un enlace donde podéis conseguir un ejemplar por si queréis apoyar mi labor como autor, así como la de mis compañer@s en este proyecto literario.

Y esto es todo por mi parte, espero que paséis un gran Halloween y que, si escogéis una o varias de mis recomendaciones para pasar algún que otro mal rato, os sintáis recompensados con la experiencia. Para acabar, os animo a participar en el artículo… ¿Qué recomendaciones haríais? ¿Os han gustado las mías si habéis jugado, leído o visionado algunas de las que os he hecho?

el autor

Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada. Guionista del cómic "Un disparo en el desierto" (Ediciones Traspiés, 2017), y colaborador en los fanzines "Hormigas" y "La Revistica" de Granada. Dos de mis aficiones son la lectura y la escritura, y sigo fomentándolas, leyendo cuanto puedo y escribiendo relatos o guiones de cómic para sus posibles publicaciones.

Deja tu comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad