Análisis de La maldición de Bly Manor. Parte 1 de 2

2

Un saludo estimadas/os seriéfilas/os. He visto los 4 primeros episodios de “La Maldición de Bly Manor”, la segunda temporada (aunque temporada a lo American Horror Story, sin compartir trama ni personajes) de “La maldición de Hill House“, serie que a día de hoy me sigue pareciendo una maldita maravilla, y estoy aquí para compartiros mis impresiones iniciales al respecto de Bly Manor, que podéis ver en Netflix.

¿Quién está detrás de Bly Manor? Pues al frente de esta temporada vuelve a estar Mike Flanagan, todo un veterano ya en estas lides, director no solamente de “La maldición de Hill House”, sino también de algunas adaptaciones de Stephen King como “Doctor Sueño”, “El juego de Gerald”, o la interesante “Occulus: El espejo del mal” entre otras obras. El bueno de Flanagan sigue por lo tanto como creador de la serie, co-guionista de la misma junto a un nuevo equipo de personas (ninguna de las cuales trabajó en Hill House), y en esta ocasión dirige menos episodios que en la otra temporada. Pero está claro que su estilo y forma de dirigir se notan fácilmente. Producen otra vez Amblin y Paramount.

Como nexo de conexión entre Hill House y Bly Manor, y al margen de mantenerse el formato y ritmo narrativo, únicamente encontramos coincidencias en la parcela técnica y la actoral, pues a la ya citada presencia de Flanagan, se suman los hermanos Newton nuevamente a cargo de la banda sonora. Y del reparto de Hill House repiten (al menos en los que llevo visionado), las actrices Victoria Pedretti, Kate Siegel y Carla Gugino, y los actores Henry Thomas y Oliver Jackson-Cohen.

¿De dónde viene esta serie, es original o se basa en algún libro? Pues se da la misma circunstancia de Hill House, es decir, mitad y mitad. Bly Manor está basada en el libro “Otra vuelta de tuerca” del escritor Henry James, publicado en 1898. Hay respeto por el material original, al mismo tiempo que nos encontramos con esas aportaciones nuevas que vienen a enriquecer el universo ficticio ya creado hace más de un siglo. Y eso es meritorio, porque hablamos de una obra que ha sido adaptada muchas veces a distintos formatos, entre los que están no solamente el cine, sino también el teatro, la radio, e incluso la ópera.

Creo que será inevitable que, al mismo tiempo que estéis siguiendo Bly Manor, y en especial si ya habéis visto Hill House, os vengan a la cabeza algunas comparativas entre una y otra. Seré sincero, de momento Bly Manor me parece una serie buena, pero no tan sobresaliente como lo era la anterior, y eso por ejemplo lo encuentro en los golpes de efecto; Hill House solía terminar los episodios con unas escenas muy potentes que te dejaban con ganas de más, mientras que en Bly Manor los finales de episodio no tienen ese empaque. La manera de enfocar la narración es nuevamente con pasajes entre el presente y el pasado de los distintos personajes principales.

Aunque, por usar el nombre del libro, la vuelta de tuerca en esta ocasión es que todo arranca porque en una fiesta, una mujer (personaje interpretado por Carla Gugino), empieza a contar una historia, y de ahí arranca la historia de Bly Manor en sí. No termino de tener la sensación de reparto coral que sí me dejó Hill House, porque ahí teníamos a toda una familia de muchos miembros como protagonistas, y aunque aquí hay también un amplio grupo de personajes viviendo o trabajando en Bly Manor, no hay tanta profundidad en las historias de cada uno, sino que los focos se centran en la mitad de esos personajes. Al menos en estos 4 primeros episodios, que todo puede cambiar y soy consciente.

¿De qué va Bly Manor? La sinopis de Netflix es tan escueta y genérica que no me parece mal para ver la serie sin saber nada de ella y disfrutarla más:

Morir no equivale a desaparecer. En este gótico romance del creador de ‘La maldición de Hill House’, una ‘au pair’ se adentra en un abismo de escalofriantes secretos.

No obstante, si os parece poca información y queréis más, añadiré que una de las protagonistas es Danielle Clayton (rol que interpreta Victoria Pedretti), una joven que será contratada por un hombre para cuidar de su sobrina Flora y su sobrino Miles. Cuando Danielle conozca a los niños, así como la mansión de Bly Manor, descubrirá que aquel lugar esconde muchos secretos.

¿Qué nos ofrece la serie? Pues un ritmo narrativo calcado a Hill House, con una historia que se cuece a ritmo muy lento, alternando pasajes del presente y pasado de los personajes, para saber por qué son como son y actúan a día de hoy. Sigue tratándose de un producto con un terror más orientado a lo psicológico, no exento de sustos a nivel visual, pero con más énfasis en la parte mental, y no cometiendo el error de insistir una y otra vez en los sucesos oscuros del lugar, sino también dando protagonismo a las vidas de los personajes que allí habitan. Al menos, y repito, es lo que os puedo valorar en estos 4 primeros episodios, que me quedan por ver los 5 restantes y puede pasar de todo.

Mis primeras conclusiones son positivas. Es cierto que Bly Manor está un par de peldaños por debajo de Hill House, pero es un producto aceptable y que se disfruta. La ambientación es excelente, las interpretaciones sólidas, y la factura técnica notable. Como me queda por ver la otra parte de la temporada, mi valoración puede cambiar, a peor o mejor, pero soy optimista y dudo que sea a peor. Así que os animo a darle una oportunidad a Bly Manor, hayáis visto o no la temporada anterior, que a fin de cuentas son independientes y se pueden visionar perfectamente de forma aislada.

Y esto es todo por hoy. Cuando vea la segunda mitad de la temporada os compartiré mis conclusiones finales. ¿Alguna/o ya habéis visto la serie? ¿Qué os está pareciendo?



el autor

Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada. Guionista del cómic "Un disparo en el desierto" (Ediciones Traspiés, 2017), y colaborador en los fanzines "Hormigas" y "La Revistica" de Granada. Dos de mis aficiones son la lectura y la escritura, y sigo fomentándolas, leyendo cuanto puedo y escribiendo relatos o guiones de cómic para sus posibles publicaciones.

2 comentarios

  1. Me está gustando,pero es cierto que está un peldaño por debajo de la anterior que,como tu as dicho es una auténtica maravilla.Creo que el problema de esta nueva serie es eso precisamente,que se la compare con la primera.Si esta serie hubiera sido aislada de comparaciónes las opiniones serían distintas y creo que la gran mayoría serían muy positivas.Ya lo dije aquí,este director es muy bueno y creo que esta algo subvalorado frente a otros por la temática que ha elegido para hacer películas.

    • José Carlos García el

      Hola Diego, gracias por comentar. Sí, ahora que ya he podido ver entera la temporada, sigo pensando igual, que está por debajo de Hill House. Si me apuras, me recuerda esto a “True detective”, que tuvo una espectacular primera temporada, y las posteriores, aunque de notable calidad, han dejado un regusto amargo en comparación. En mi segundo y último análisis de Bly Manor comentaré otras cosas que no me han terminado de convencer. Y tienes razón, Flanagan lleva ya mucho tiempo trabajando en el género de terror y se le debería de valorar mejor, ha hecho grandes cosas y las que estén por llegar. ¡Un saludo!

Deja tu comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad