InicioseriesFriends. The reunion, epílogo imprescindible para fans (y el que no lo...

Friends. The reunion, epílogo imprescindible para fans (y el que no lo sea, él se lo pierde)

Es algo que los fans esperaban desde hace tiempo y por fin ha sucedido. HBO nos ha traído la reunión más deseada, la de Friends. El especial Friends. The reunion se ha emitido a lo largo y ancho del mundo, un acontecimiento a la altura de lo que fue la serie. Ahora vamos a ver lo que ha dado de si.

No es un episodio pero nos da igual

Friends. The reunion no es un episodio más de la serie. No hace falta. Es simplemente el reencuentro de sus protagonistas en el plató donde se grabó la ya mítica serie de televisión, 17 años después de la emisión de su último episodio. Se intercalan escenas de la serie, se recrean algunas y se vertebra todo alrededor de una entrevista realizada por James Corben frente a la fuente que servía de escenario a los títulos de crédito.

Los protagonistas de Friends (ya sabéis, Jennifer Aniston, Courteney Cox, Lisa Kudrow, Matt LeBlanc, Matthew Perry y David Schwimmer) rememoran anécdotas, se sinceran (o no), se divierten (algunos más que otros), los creadores de la serie cuentan como fue el casting, aparecen otros miembros del reparto e invitados especiales,… en fin, como si fuera una reunión de antiguos compañeros de colegio, de esas que suceden cuando cumples los 40, o los 50, o lo que sea, que pasa volando.

friends-the-reunion-las-cosas-que-nos-hacen-felices

Los 100 minutos de duración de Friends. The reunion se llegan a hacer cortos, la verdad. Lo han montado con muy buen ritmo, sin nada que sobre y sin dar la sensación de que falte algo. Para los millones de fans de la serie es un gran regalo. Es un punto y final, un epílogo perfecto. Friends fue historia de la televisión y lo sigue siendo gracias a las plataformas en streaming (creo que aun se oyen los llantos en Netflix cuando perdieron los derechos de emisión). Es una serie que ha trascendido su época y a la que se han enganchado diferentes generaciones, y lo seguirán haciendo.

Los puntos fuertes de Friends se mantienen imperturbables: un casting acertadísimo (en este especial se señala con acierto que estaban especialmente dotados para la comedia física), unos chistes muy buenos (muchos atemporales), unos episodios memorables (el de los pantalones de cuero de Ross es impagable),… Friends supo conectar no sólo con su generación sino con las que siguieron. Esa idea de los amigos como familia sustituta, como algo que tu eliges y que se mantiene imperturbable con el tiempo, es un ideal al que todos nos hemos agarrado en un momento de nuestra vida. Hasta que la realidad nos explota en la cara.

La cruda realidad se impone

La grandeza de Friends también está en cómo acabó. Aunque en Friends. The reunion se revela que fue por accidente, la verdad es que la relación entre Mónica y Chandler es la que acabó por definir y vertebrar la serie, aunque muchos piensen que era la relación entre Rachel y Ross. Mónica y Chandler son los que dan el paso adelante, los que quieren formar su propia familia y es ahí, en ese punto, cuando la familia sustituta se acaba. Dejas a los amigos y sabes que los volverás a ver con los años pero es inevitable que, cuando eso se produzca, no sea lo mismo.

Si, te reúnes, cuentas anécdotas, te ríes, te emocionas, te confiesas, alguno está más gordo, todos estáis más viejos,… Es lo que hay. Es el paso del tiempo, que no perdona a nadie. Aún así, es bueno volverse a ver. Es bueno dejarse llevar, como hace Matt LeBlanc, que se lo pasa pipa en todo el especial. Y ha sido bueno asistir a este reencuentro. Friends. The reunion es divertido, es entrañable, es entretenido, es lo que esperábamos y, sobre todo, es lo que debe ser. Hacer más episodios seria absurdo. Nadie lo quiere en realidad, tan sólo los medios y los periodistas que viven del click a su página gracias a Friends (ante las posibles críticas, nosotros no vivimos de esto; que más quisiéramos) .

Nos quedamos con Chandler, Phoebe, Monica, Ross, Rachel y Joey pero también con Matthew Perry (quien confiesa que lo pasó realmente mal), Lisa Kudrow (lo siento, nunca soporté a Phoebe), Courteney Cox (nuestro objeto de deseo desde Dancing in the Dark; no, Juanes no conseguirá que lo olvidemos), David Schwimmer (si, te entiendo; a mi lo de Marcel también me parecía repugnante), Jennifer Aniston (que se joda Brad, el se lo perdió) y Matt LeBlanc, a quién damos especialmente las gracias por mostrar como es envejecer de verdad. Yo de mayor quiero ser Matt LeBlanc (y tener sus millones, que no olvidemos que todos tienen muchos).

Nos quedamos con los episodios y con este especial. Dejamos al margen que si uno arrastraba las palabras, que si otros estaban acartonados, que si les han pagado más por esto, etc porque nos da igual. No estamos aquí para eso y además, que les quiten lo bailado. Y nos quedamos con esa canción de melodía pegadiza y esos versos que ahora sabemos agridulces:

So no one told you life was gonna be this way

Your job’s a joke, you’re broke
Your love life’s DOA
It’s like you’re always stuck in second gear
When it hasn’t been your day, your week, your month
Or even your year, but
I’ll be there for you
(When the rain starts to pour)
I’ll be there for you
(Like I’ve been there before)
I’ll be there for you
(‘Cause you’re there for me too)

Un saludo, sed felices y no os quedéis enganchados en la vida, aunque si a Friends.

Pedro Pérez S.
Aficionado también al cine, las series de televisión, la literatura fantástica y de ciencia ficción, a la comida, la cerveza y a todas las pequeñas cosas que nos hacen felices.

6 COMENTARIOS

  1. Gracias por el estupendo artículo Pedro, muy completo como siempre.

    Friends: de esos pocos productos televisivos inolvidables que puedes ver sin problemas con tu família, y pasarlo muy bien. No siendo mi tipo de serie, (soy muy friki y busco fantasía normalmente).

    De acuerdo con que Matt Leblanc está que se sale, los demás bien menos Matthew Perry, ése hombre la vida no lo ha tratado bien personalmente, él ha colaborado en ello.

    Menos mal que pude ver todas las temporadas en Netflix antes de que la quitaran de esa plataforma.

    • Gracias a ti por tus palabras. Con Friends ha pasado un caso que antes no habíamos visto y es que deben ser miles los que se han enganchado a la serie una vez ya finalizada. Es increible la cantidad de gente que conozco y que me ha dicho que en su momento no la vío pero que ahora ve todos los episodios con sus hijos, con su familia. Eso es trascender y lo demás son tonterías. Por lo que comentas de Matt LeBlanc, la verdad es que él y Matthew Perry siempre fueron mis favoritos. Y es verdad que a Perry la fama lo machacó. Es una pena. Es difícil lidiar con esa popularidad. Un saludo y nos leemos. Se feliz.

  2. Qué me he reído y qué he llorado. Y, qué penita me ha dado Matthew Perry. Y, menudo jefazo el Matt LeBlanc. En fin, siempre nos quedarán los maratones. Un saludo.

    • Muchas gracias por el aviso. Se me coló (a mi y al que editó el artículo, jejejeje). Ya lo he corregido. Gracias por el comentario y por leernos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

ÚLTIMOS COMENTARIOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad