Guía de lectura del Castigador (The Punisher) (Parte 3): Un recorrido por las etapas de Remender, Rucka y Edmondson

0

¡Saludos y sed bienvenidas/os a esta tercera entrega de la guía de lectura del Castigador! En la anterior entrega la idea era recomendaros series y etapas concretas para que os adentréis más en el mundo de Frank Castle, y así vuestro bagaje lector con él aumente. Pues bien, aquí sigo con esa misma finalidad, pero abordando nuevas etapas, posteriores a las que ya mencioné en la anterior ocasión.

No obstante, antes de ir al meollo, os dejo los otros enlaces publicados de la guía.

La etapa de Remender dentro del Reinado Oscuro

Hay que comenzar diciendo que esta etapa viene precedida de un nuevo volumen que hubo del Diario de Guerra, guionizado por Matt Fraction (con algo de ayuda de Rick Remender), publicada como efecto colateral del gran evento que fue la «Civil War». Aquel Diario de Guerra se hizo eco, por tanto, de eventos de la citada guerra superheroica, pero también de «La muerte del Capitán América» (narrada en la mítica etapa de Ed Brubaker), de la «Guerra Mundial Hulk», de la «Invasión Secreta» y demás, y una colección a rebufo de esos eventos no me llama la atención, de ahí que no la leyera ni la analice aquí. Pues bien, la etapa de la que se encargó Remender tenía una premisa fundamental: Norman Osborn (sí, el maníaco homicida que ya conocéis, Duende Verde entre otras cosas) se había convertido en uno de los hombres más poderosos del mundo, con su propio equipo de Vengadores Oscuros para hacer las cosas que él quisiera.

El dibujo de Jerome Opeña.

Ya sabéis que Frank es un hombre que no puede estarse quieto cuando un criminal finge ser un héroe en público, en especial con alguien tan abominable como Osborn, de ahí que esta etapa arranque con el intento de asesinato de Osborn por parte de nuestro vigilante de la calavera. Y al hilo del atentado, que por supuesto no saldrá bien (tranquilos, se ve en el primer número de la etapa, no es spoiler), el Castigador decidirá atacar a Osborn destruyendo y desenmascarando la organización criminal de este que opera en la sombra. Por lo tanto, en los dos primeros tomos de esta etapa de Remender (que son un total de 10 números), dibujados por Jerome Opeña y Tang Eng Huat, lo que tendremos es eso, la lucha del Castigador contra el imperio de Osborn, donde se enfrentará a algunos villanos de segunda contratados por este. Aquí Castle tendrá un nuevo aliado, Henry, que tendrá un rol parecido al de Microchip en otras etapas. Estos tomos, que podéis ver en la imagen, no están mal aunque no son nada del otro mundo: tienen acción a raudales, vemos a Castle (poco dado a las conversaciones amistosas, de mala leche todo el tiempo y obcecado en ir a por Osborn) usando artilugios de distintos superhéroes (artilugios que conseguirá en uno de sus golpes a un almacén de Osborn), pero estos números no pasan de entretenidos en el mejor de los casos. No diría que sea una mala etapa la de Remender, pero no va más allá de ser correcta, y según lo que esperéis, regular en muchos casos.

Ahora bien, tras estos dos arcos argumentales no acaba la labor de Remender, pues vendrían después tres tomos más. No los he leído porque aquí no tenemos al Castigador, sino a «Franken-Castle». Sí, como acabáis de leer. Como consecuencia de una pelea con Daken (el hijo de Lobezno), Castle es despedazado, y será reconstruido y devuelto a la vida, siguiendo su labor como un Frankenstein muy violento. No me atrae nada esta barrabasada, así que me quedé en el segundo tomo de Remender. No os puedo decir si estas aventuras merecen la pena, pero ehjste no es Frank Castle, esto es una regresión a aquel experimento donde era un agente del cielo. En fin, tras Remender, el siguiente guionista en coger al personaje fue Greg Rucka.

El tono policial y colaborativo de la etapa de Rucka

Greg Rucka es un escritor y guionista muy bueno, en especial en el género negro y el policial. Entre otros trabajos para DC ha escrito una etapa de Batman, y co-escribió junto a Ed Brubaker la memorable e inolvidable serie «Gotham Central». Esto lo menciono porque su estancia en la serie del Castigador (que comprendió 16 números y una miniserie de 5) estuvo impregnada en su mayor parte de este tono policial tan habitual en sus obras. Aquí podéis ver los dos primeros tomos publicados en España, que comprenden los 16 números de la cabecera:

Aquí nos encontramos por un lado a Castle matando a criminales como siempre, pero el suceso que da inicio a la etapa es un tiroteo entre bandas en una boda. La gente de la boda no tiene nada que ver con las bandas, simplemente están en medio, y el tiroteo que habrá allí acabará en un baño de sangre. Cabe recordar que el día que una banda mafiosa asesinó a la familia de Castle, fue como consecuencia de un ajuste de cuentas en el que Castle y su familia se vieron metidos de manera fortuita. Es evidente (o así lo veo yo), la relación entre ambos sucesos. La salvedad es que aquí la pareja de casados y sus invitados a la boda son masacrados por las bandas rivales. Y la relación es notoria porque la recién casada, Rachel Cole-Alves, queda herida de muerte en el tiroteo pero sobrevive, estando rota por haber perdido a su marido y toda su familia (¿os recuerda a alguien?). El personaje de Rachel, antigua marine, tiene mucha importancia en esta etapa de Rucka, ya que llegará a ser una compañera de armas para Castle en su lucha contra el crimen. A fin de cuentas, ella tiene que vengar la muerte de su gente y los causantes de ello están vivos y lejos de los brazos de la ley, y el Castigador ya buscaba a esa gente por otros motivos. Por lo tanto entre Castle y su pupila-compañera se encargarán de acabar con cuantos criminales puedan. Si un Castigador ya es temible, imaginaos a dos. A medias en su cruzada, y como se ve en el segundo tomo, ambos tendrán que luchar junto a Daredevil y Spiderman para hacer frente a una peligrosa trama criminal.

Dos Castigadores obra de Checchetto.

Por otra parte, dándole todo el tono policial a las historias, tenemos unos interesantes personajes secundarios, los detectives Ozzy Clemons y Walter Bolt, que recuerdan bastante a la peculiar pareja de policías que veíamos en la película «Seven» (en muchas escenas los personajes son clavados a Morgan Freeman y Brad Pitt, que interpretaron a aquellos policías en la película). También tendrá su cuota de protagonismo la periodista Norah Winters, que será casi la única amistad de Rachel. En líneas generales, y teniendo en cuenta las tramas de todos los personajes y el devenir de las historias, estamos ante una más que aceptable y recomendable etapa de Rucka, si bien el Castigador se pasará la mayor parte del tiempo en silencio en los primeros números.  Como comenté antes, la etapa en sí acaba en el 16º número, y el dibujante que más trabaja es Marco Checchetto (que hace una labor fantástica), pero Rucka se despidió del personaje con la miniserie de 5 números «Zona de guerra», dibujada por Carmine Di Giandomenico, en la que cerraba prácticamente todos los cabos sueltos de su etapa.

Aquí veremos al Castigador enfrentándose a los Vengadores, ya que llega un momento en el que, por los acontecimientos finales del segundo tomo, los superhéroes se dan cuenta de que ha llegado el momento de pararle los pies de una vez a Castle. Y eso es lo que tendréis en este tomo, combates de Castle con algunos de los héroes más poderosos del planeta. ¿Podrá hacerles frente un simple hombre?

Mudanza a Los Ángeles y lucha contra un cártel por Edmonson

La nueva etapa del Castigador tras Rucka recayó en manos de Nathan Edmonson a los guiones y los lápices de Mitch Gerads (que hace un muy buen trabajo en su estilo) en la mayor parte de números. La colección llegó a 20 números, cifras similares a la de Rucka. Y desde mi punto de vista, también estamos ante una más que aceptable etapa, alejada del tono policial para encuadrarla en uno de guerrilla urbana, pero muy disfrutable. Es de las pocas sobre las que no había leído reseñas previas antes de su lectura, y me he llevado una grata sorpresa. En el primer tomo, que veis en la imagen de abajo, viene además una pequeña historia sobre un juicio al Castigador. No es gran cosa ni tiene relación con la colección, pero se deja leer. Volviendo a lo importante, la idea de la que parte Edmonson es que Castle se ha mudado de Nueva York a Los Ángeles no solamente para alejarse un poco del radar de los superhéroes, sino porque en esta ciudad, al no contar apenas con personajes pijameros, hace falta alguien como el Castigador para mantener a raya al crimen. Como se reitera en muchos números, hay amenazas que no son lo bastante grandes para gente como Los Vengadores, pero son demasiado peligrosas para la policía, y es ahí donde entra en juego la importancia de nuestro justiciero favorito.

Por lo tanto en esta tesitura acompañaremos a Castle en su lucha contra un poderoso y peligroso cártel llamado Dos Soles, que pretende dar un golpe sobre la mesa en Los Ángeles, haciendo que la ciudad caiga a manos de los criminales, siendo la primera de muchas ciudades en hacerlo, con los Dos Soles al frente de la revuelta. Y claro, veremos toda la labor del Castigador para parar a ese cártel, primero investigando unos desastres químicos, y luego conociendo más sobre la organización. Aquí se enfrentará mayoritariamente a criminales convencionales, aunque aparecerá algún que otro villano de Spiderman para darle más de un quebradero de cabeza.

Tendrán su importancia personajes como Tuggs, militar y amigo de Castle, que le conseguirá armamento cuando lo necesite, o también la agente de policía Sammy Stones, que al principio será una defensora a ultranza del Castigador, pero irá cambiando su pensamiento a lo largo de la etapa. Y también tienen un papel importante un grupo de Comandos Aulladores que tendrán el encargo de acabar con el Castigador. Además, si bien en los momentos de acción Castle será el de siempre, le veremos bastante amigable cuando está en su faceta social. Porque ya sabéis que al final el carácter del personaje varía según el guionista de turno.

Una de las portadas dibujadas por Gerads.

Por otra parte, y entre medias de su batalla con Dos Soles, Castle tendrá que hacer frente a algunas jugarretas del destino, como ser secuestrado por un narcotraficante que lo subastará al mejor postor, o terminar preso en una cárcel de otro país. En su camino aparecerán personajes como Calavera (lo cual es irónico porque el aspecto del Castigador en esta etapa es muy parecido al del criminal) o la Viuda Negra, además de una brevísima aparición que tendrá Rachel Cole-Alves en un número, pero que se agradece para saber que otro guionista se acuerda de ella. Y como guinda del pastel, cuando acabe la guerra con Dos Soles, la etapa de Edmonson termina con 2 números que, si bien están dentro de la serie regular, hablan de un hipotético final que podría tener el Castigador, dentro del evento editorial que hubo en su época donde se contaban diferentes historias de «los últimos días de» tal o cual personaje marvelita. En resumen, la etapa de Edmonson merece la pena y no aburre en ningún momento.

Haciendo balance, de las 3 etapas que he analizado aquí, colocaría en último lugar la de Remender, porque es correcta tirando a regular, pero nada más, y le daría buena nota a la labor de Rucka y Edmonson, quienes, abordando las aventuras del Castigador desde diferentes puntos de vista y enfoques, cuentan historias entretenidas, llenas de acción y con muchos puntos de interés.

Y hasta aquí llega esta tercera parte de la guía de lectura del Castigador. Espero haberos orientado del mejor modo posible a la hora de ir leyendo más historias de Frank Castle. La siguiente entrega de esta guía, la dedicaré a hablaros de las etapas de Becky Cloonan (donde el gran Steve Dillon hizo sus últimos trabajos), y la de Matthew Rosenberg (la más reciente y que se sigue publicando). Pero de esto ya os hablaré otro día.

Os mando un saludo.



el autor

Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada. Guionista del cómic "Un disparo en el desierto" (Ediciones Traspiés, 2017), y colaborador en los fanzines "Hormigas" y "La Revistica" de Granada. Dos de mis aficiones son la lectura y la escritura, y sigo fomentándolas, leyendo cuanto puedo y escribiendo relatos o guiones de cómic para sus posibles publicaciones.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
La primavera ya está presente junto con el confinamiento obligado y los estrenos de anime de primavera. Esta temporada hay diversidad y mucha cantidad como siempre,…