Impresiones medias de la temporada anime invierno 2019

2

Buenos días queridos lectores, y bienvenidos a mi seguimiento de las series de ésta temporada, aquellos titanes que sé que veré en su totalidad y con gusto, aquellas series que se salvan por los pelos y por último aquellas que a pesar de saber que son malas me gustan y veré por ello. Recordar que en estas impresiones, como siempre, no están incluidas segundas temporadas. Aquí vamos a la chicha, a las primerizas, a los remakes, a los que se mojan del todo desde el principio.

Dororo

Bueno, vamos a empezar por esta serie, como ya hicimos en la entrada de las primeras impresiones que podéis encontrar aquí. Dororo es, sin lugar a dudas, la serie que más estoy disfrutando esta temporada. No sé si es la esencia Tezuka, sus bastante impresionantes peleas con una animación envidiable, su atmósfera melancólica y nostálgica o que directamente es un anime en el que se siente lo viejuno, tanto por la adaptación como por lo que cuenta. Hacía tiempo que no disfrutaba una serie de estas características, y no sé muy bien cómo expresarlo. Los animes de antes eran mucho más brutales, directos, y porqué no decirlo, se permitían ciertas licencias argumentales. Y no me refiero al gore, muy presente hoy en día, ni a que se maten personajes a mansalva, sino a que las cosas eran menos veladas e incluso alocadas. Te presentaban un personaje que sabías que era importante por razones muy vagas y en parte porque te lo decían, y antes de saber nada de ese personaje eran capaces de quitárselo de en medio sin miramientos. No para hacer sufrir al espectador, porque no había una relación suficientemente estrecha, sino que bueno, ¿Porqué no? conviene.

Sin saber muy bien porqué, digamos que esa forma de narrativa tiene un encanto especial que no se puede encontrar en los animes y magas más modernos. Y eso sin contar con que en sí Dororo es una serie con un planteamiento interesante y que es una buena obra. Veremos si hago una crítica cuando acabe.

Boogiepop wa warawanai

Bueno, y aquí llegamos a la parte jugosilla de la entrada. Muy a mi pesar debo decir que éste ha sido mi drop de la temporada. La he dejado, la he apartado, la he rechazado. Y es que es una serie que en primer lugar no me estaba aportando nada (debo decir que no soy especialmente fan de la ciencia ficción) y en segundo que me parecía un absoluto y completo COÑAZO. Sé que no es lineal, sé que hay muchas otras historias de por medio, antes y después de lo que adaptan, pero es que me da igual. Una serie con una animación y diseño de personajes que está bien pero no se sale de la norma, que al verlo te esfuerzas por entender porque está mal narrado y estructurado aun dentro de que no lo hayan querido hacer lineal y que encima es un aburrimiento absoluto es igual a serie que lo siento mucho, pero no ha pasado la prueba.

Kaguya-sama wa Kokurasetai: Tensai-tachi no Renai Zunousen

Sin duda uno de los placeres de la temporada y serie con la que estoy disfrutando una barbaridad. Por una parte me da cierta pena el formato que tiene, que sé que también es el del manga, porque siento que la relación de estos dos melones no va a llegar puerto del todo nunca al no contar con una historia lineal que desarrolle el romance, pero por otro lado no puedo sino pasármelo como una enana viendo las situaciones en la que se meten nuestros dos protagonistas. Y no puedo negar sentirme parcialmente identificada y darme cierta vergüenza a mí misma al mismo tiempo que sonrío con ternura cuando veo el orgullo estúpido que mueve a kaguya y al presidente a hacer el verdadero idiota. A esto se le une una fantástica producción y dirección para una serie de estas características. Así que sí, visto bueno para darle caña.

Tate no yuusha no nariagari

Y aquí llegamos a la serie que comentaba antes, la que me gusta a pesar de ser mala y de hecho ser cada vez peor. Empezamos con un capítulo de duración de 40 minutos que tenía el encanto de los isekais con un elemento extra que le otorgaba una pizca de originalidad, un elemento diferenciador. El de un protagonista lleno de odio y consumido al que todo el mundo odiaba. Pero bueno, luego aparecieron las lolis y waifus, él pasó de ser un personaje que todo el mundo odiaba a un tipo duro y guay con su propio harem y lo peor: comenzó el típico relleno que no llega a nada, con carreras y mascotitas. Pero mira, que ha perdido el elemento diferenciador, sí, pero que sigue teniendo el encanto de los isekais y que yo siento curiosidad por ver qué acaba por pasar con el héroe del escudo, pues también.

Yakusoku no Neverland

Y bueno, terminamos con la joya o grava de la temporada, según a quién se pregunte. Los lectores del manga señalan a éste anime como una mala adaptación en la que se ha perdido todo el encanto que tenía el manga, porque si bla porque si ble. Pero mira, yo me he leído todo el manga del tirón después de ver los primeros capítulos y debo decir que se equivocan. Este es el típico caso del purista pesado que más que otra cosa está sesgado. En primer lugar entiendo que puedan decir eso porque se acostumbraron a cómo se narraba en el manga, pero debo deciros que vuestro disgusto se debe a algo muy simple, y es que al ser una serie de misterio y porqué no decirlo, de diálogos, vosotros perdisteis el factor sorpresa en el anime, que es básicamente el punto fuerte y puede que el único de la serie. Y eso puedo decirlo porque he sentido lo mismo con la misma intensidad al experimentar por primera vez cada giro argumental, dentro de la misma saga, unas veces en pantalla y otras en papel. Además este anime no se ha hecho pensando en los lectores del manga, sino en alguien que no ha leído una sola página del mismo. Y por mucho que vosotros insistáis en que no, el anime funciona. Si no, no tendría tanto éxito.

¿Y vosotros qué opináis? Considero que una vez cursados unos 6-7 episodios de las series de ésta temporada es mucho más fácil y veraz hacer una recomendación de una serie, porque ya sabes a lo que te estás enfrentando. En cualquier caso, si vosotros opináis distinto, os invito a comentar y a comparar impresiones. 

Sed felices.

 

 



el autor

Mi nombre es Carmen, pero me llaman Kitayu. En los fríos inviernos me muevo sedienta de tinta y ocio. Bueno, a quién vamos a engañar, en verano también.

2 comentarios

  1. Muy buenas Kitayu, no tengo mucho que agregar ya que me siento igual con los animes que citas en el articulo, aunque no logro entender porque el ending del tercer episodio de Kaguya no haya sido utilizado de nuevo pese a tener tan buena animación y mucha popularidad en la comunidad, me despido no sin antes saber si tienes pensado hacer alguna observación sobre los premios de crunchyroll, un saludo. P.D: Tienes razón, Boogiepop es un coñazo.

  2. Buenas. Me gustó ver que se acordaran del maestro Isao Takahata en el “In Memoriam” de los Oscar, su legado para la animación, es inconmensurable. Y referente a lo actual; No se si empezar con el anime o el manga de Yakusoku no Neverland, ahora que está en castellano en la app Manga plus es una buena opción de tener el manga siempre a mano. Un saludo.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Es la tercera vez que hago un artículo de estas características con Netflix. Recogí los estrenos más interesantes por venir en 2017, luego los del…