Primeras impresiones de la temporada anime invierno 2019

3

Buenas queridos lectores, y bienvenidos a esta nueva entrada en la que daré mis primeras impresiones sobre la nueva temporada de inverno, con títulos que prometen ser la panacea del año y en los que se ha invertido una cantidad de recursos en lo absoluto despreciable.

Casi todas ellas se hallaban ya en el artículo que hice sobre los animes más esperados del 2019, porque además era la temporada sobre la que se disponía de más información al respecto. En cualquier caso, que una serie salga o no salga aquí no significa mucho, porque no nos olvidemos de que se trata de unas primeras impresiones que incluyen a lo máximo 2 capítulos, pudiendo el compedio final en lo referente a la calidad de la serie ser completa y absolutamente distinto. Una vez aclarado esto, comencemos.

Dororo.

Una serie sobre la que tenía expectativas, no lo vamos a negar, pero que sin embargo ha estado a la altura o incluso superado a las mismas. Contamos con una serie verdaderamente viejuna, de Osamu Tezuka, al estilo antiguo del anime, a hablar de lo que saben: samuráis y demonios de su mitología. Y a pesar de ser una serie donde la acción y yoyas abundan, con una animación a la altura de su estudio (MAPPA) no puedo dejar de ver un fondo muy Tezuka que adoro. Un niño abandonado a su suerte que intenta buscar su lugar en el mundo, aunque sabe cuál es y luchará por recuperarlo, un padre tirano y terrible y en general una atmósfera en todo momento melancólica pero preciosa, en cierto modo optimista. Eso sin hablar de su banda sonora, opening y sobre todo ending, muy acordes al estilo de la serie y preciosos.

Boogiepop wa warawanai

Respecto a esta serie, que tanto prometía, tengo opiniones encontradas. Yo no había disfrutado de su serie del 2000, pero resulta que no es un remake, sino otra serie. Y precisamente ahí radica el problema, porque está claro que dirigida a un público muy concreto que ya está familiarizado con su lore. Con esto no quiero decir que no sea accesible a alguien que se quiera enganchar ahora, ojo, pero empezando por lo básico: no es lineal en el tiempo, da saltos y está compuesta por varios arcos que están conectados pero son independientes entre ellos. A pesar de esto, debo decir que tiene muchos puntos buenos: la única historia que de momento ha contado es interesante, el lore es interesante y además está bastante bien hecha, aunque tampoco destaque especialmente.

Kaguya-sama wa Kokurasetai: Tensai-tachi no Renai Zunousen

Bueno, y aquí viene la chorrada de la temporada que yo me voy a tragar muy pero que muy conformemente. Tenía un poco de miedo al enterarme de que se trataba de una serie de sketches y de que era muy posible que planteasen un anime en este formato, con capítulos de poca duración. Sin embargo, mi gozo fue inmenso al encontrarme capítulos de 25 minutos que aunque cuenten con sketches al estilo Asobi Asobasi, éstos dura bastante y además no son completamente independientes los unos de los otros. El primer capítulo me hizo reír, y es que con las tonterías de este par de genios enamorados el uno del otro no es para menos, y más viendo el más que increíble detalle de que técnicamente, para una serie de sus características, está muy bien. Los diseños de personajes son muy buenos, y la animación también está bien.

Tate no yuusha no nariagari

No lo voy a negar en lo absoluto: es mi serie rellenatardes de la temporada. No es que aporte nada especial ni nuevo, mucho menos interesante. Tenemos a un isekai de lo más entretenido con un protagonista badass que está lleno de bondad, muchas licencias de guión, un mundo fantástico promedio y algo que por lo menos de momento no ha pasado, destacable: no tenemos ni harem ni fanservice, y eso permite que disfrutes de ella muchísimo más. Recomendable para esas tardes donde lo único que quieres hacer es pasártelo bien sin más complicaciones.

Yakusoku no Neverland

Aquí tenemos a la que junto con Dororo es la joya de la temporada. Yo no había tenido el placer de disfrutar de esta historia en su formato de papel, pero me constaba, tanto de oídas como por artículos o conocidos, que se trataba de un grande, que era el próximo Shingeki no Kyojin y que lo iba a petar en cuanto saliese el anime. En cuanto a lo de SNK tengo mis reticencias, la verdad, recordándome mucho más a Made in Abyss, pero en lo referente al resto de afirmaciones estoy bastante deacuerdo, y es que de momento este anime lo tiene todo, aun con sus detractores en su arte. El primer capítulo fue un espectáculo de animación y de expresiones faciales bien conseguidas, con un ambiente aparentemente alegre y agradable que se notaba escondía algo turbio en su fondo, en el mejor de los casos. La historia comienza a coger forma, y es una forma, creedme, que tiene pinta de ser muy sugerente.

¿Y vosotros, qué opináis? ¿Cuáles son vuestras preferidas?¿Me he dejado a alguna?

Un saludo y sed felices.



el autor

Mi nombre es Carmen, pero me llaman Kitayu. En los fríos inviernos me muevo sedienta de tinta y ocio. Bueno, a quién vamos a engañar, en verano también.

3 comentarios

  1. こんにちは Kitayu. De lo que nos muestras hoy aquí, sin duda Dororo es lo que más me ha estimulado las retinas. Ese anime con look de épocas pasadas, épocas doradas; me ha dejado con muchas ganas de verla. さようなら!

  2. Buenas Kitayu, al igual que tu yo soy de los que no he leído el manga de Yakusoku no Neverland así que no estas sola jajaja, ya que Mob no entra por ser segunda temporada diría que no te has dejado nada en el tintero en esta ocasion, muchas gracias por tu articulo

  3. Concuerdo mucho tu opinión respecto a Dororo, The Promised Neverland, Tate no Yuusha no Nariagari y Kaguya-sama. Son muy buenos y entretenidos, obviamente The Promised es la joya y a mi me dieron muchísimas ganas de leer el manga. Esos animes la verdad hacen que esta temporada sea muy buena en comparación a otras.
    Aunque sumando a las anteriores, en cuanto a animes nuevos, salió uno que creo que te gustaría, es un slice of life simpático y agradable. Se llama “Doukyonin wa Hiza, Tokidoki, Atama no Ue”, que lleva 4 episodios y es bastante cute, trata de un chico extremadamente tímido y reservado, que es escritor y un lector compulsivo, y que gracias a que adopta un gato, logra establecer lazos más estrechos con la gente de su al rededor. La parte buena de ese anime es que por un lado ves la versión típica de la historia contada por el protagonista a la que estamos acostumbrados, y a la mitad del capítulo ves la misma historia desde los ojos del gato que adopta.

    Obviamente no es joya prometedora como The Promised Neverland o Dororo, y creo que está un poco por debajo (aunque no tanto) de Tate no Yuusha y Kaguya-sama… pero creo que extender tu repertorio o darle una oportunidad a éste quizá rellene un poco más tus tardes.

    Creo que no tomas mucho en cuenta segundas temporadas, o quizá sí pero no escribís sobre ellas. La segunda temporada de Mob Psycho 100 es de lo más disfrutable junto a The Promised Neverland, la verdad pensé que ibas a hablar de ella. Si no la viste, recomiendo que la veas, la primera temporada tiene 12 o 13 episodios nada más.
    Y también estoy viendo Kakegurui xx, sólo porque vi la primera y resulta entretenida aunque no sea nada memorable e histórico, cumple su objetivo.

    Saludos 🙂

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Introducción Te doy la bienvenida a un nuevo post de este spinoff de Saint Seiya, Saint Seiya: Saintia Shō. Voy un poco atrasado con respecto…