IniciocineUn asunto de familia, la marginación en Japón

Un asunto de familia, la marginación en Japón

Disponible en Netflix. Koreeda nos lleva al Japón marginal para explorar la familia y sus relaciones.

Dirigida y escrita por el ya reconocido director japonés Hirokazu Koreeda (Like father like son 2013) galardonada con la Palm d´Or en Cannes 2018 y nominada a mejor película de idioma extranjero en Los Oscar 2019. Nos lleva a la otra cara de Japón en el cual intimamos con la familia Shibata.

 

La película presenta a la familia Shibata, una familia que no está unida por lazos de sangre si no que son gente que vive junta. Esta familia está conformada por un matrimonio, los cuales viven con su “hijo” y con una anciana y su nieta. La esposa (Sakura Ando) es trabaja en una tintorería,  el marido Osamu (Lily Franky) es un obrero flojo que tiene una fascinación por hurtar con su hijo, un niño que no va a la escuela. La abuela (Kirin Kiki) que vive de la pensión de su exmarido y su nieta (Mayu Matsuoka) trabaja en un burdel de compañía.

Después de hurtar productos en una tienda comercial el marido y el hijo vuelven casa, pero se percatan que hay una niña en un balcón en pleno invierno; no es la primera vez que la ven ahí, así que el marido Osamu Shibata decide llevársela consigo, al llegar a casa la alimentan y le notan golpes en sus brazos, el nombre de la niña es Yuri. La esposa Nobuyo Shibata decide quedársela para tratarla como una más de su familia.

 

Jyo Kairi in Manbiki kazoku (2018)

Al principio Yuri se siente incómoda; pero poco a poco va perdiendo esa barrera; todos demuestran un genuino interés por ella, salvo Shota el hijo, el cuándo se percata de que ahora Yuri formara parte de los urtos a tiendas se molesta pues era una actividad que funge como unión padre-hijo. Shota niega que Yuri es su hermana y está en lo cierto, de la misma forma niega que Osamu es su padre ya que este en sus propias palabras dice que lo rescató, una acción que deja ver que esta gente no es normal.

 

En inoportuno accidente Shota es arrestado por robar y de esa forma toda la familia Shibata son arrestados, acusando a la “madre” de Shota del secuestro de Yuri. En este punto nos enteramos de que la abuela solo vivía con su nieta por el dinero que sus padres mandaban para ella; el padre de shota fue acusado de asesinato, pero en defensa propia; Shota fue secuestrado por su “padre” al igual que Yuri, el solo estaba en el auto de sus verdaderos padres.

El concepto de familia

La película tiene muchísimos discursos hablándonos simultáneamente, discursos que se construyen de manera natural y sin tantas complicaciones. El director no se basa en una narrativa compleja o espectacular para mandar sus menajes, se apoya en una fotografía expectante y en momentos opresiva pero solo cuando debe serlo, una paleta de colores cristalina y clara; decide mantener las preguntas hasta el final.

Un asunto de familia

Algo que aplaudo de los japoneses es la manera en que construyen historias y como usan elementos cotidianos con tanta naturalidad para construir sus narrativas. Las palabras egoístas de la madre, los rasgos infantiles del padre, los chantajes de la abuela hacia otros en específico al hijo de su exmarido, al cual visita para generar un poco de lastima generando que le den dinero, las heridas de las manos de la nieta; todas estas acciones nos dejan entre ver que no están del todo cuerdos. Pero aun así no son capaces de dejar a una niña en un balcón en pleno invierno o a un pequeño dentro de un automóvil.

 

Se podría decir que la pregunta principal va implícita en el nombre de la cinta, ¿qué son las relaciones familiares? ¿Qué hace a una familia ser una familia? Pero también se pregunta en como la moral, los juicios están atadas siempre al contexto. ¿Realmente esta gente es mala? ¿La abuela realmente solo estaba con su nieta por dinero?; Incluso también podemos aplicar todo esto a los padres verdaderos de Shota, ¿realmente es malo dejar a un niño en el auto? No conocemos el contexto ni las razones de la decisión; como los trabajadores sociales y la policía no conoce el contexto de los Shibata, sólo los juzgan fríamente.

 

Al final sólo nos dejan a dos niños que fueron arrastrados sin tener la oportunidad de decidir su ambiente ni su familia. Shota se siente como un objeto, uno de los tantos que su “padre” robó; a Yuri solo le queda crecer en su ambiente “familiar”.

Koreeda Un asunto de familia (2018)

La película vale mucho la pena por el planteamiento que hace de la familia y nos demuestra como es la marginación en un país primermundista; ¿acaso ellos decidieron su condición? O solo son víctimas de un país que siempre muestra al mundo su mejor rostro

Cada escena de la cinta va cargada de información, lo cual exige nuestra atención; el espectador es el único que puede conocer el contexto entero de la familia Shibata. La película que está disponible en Netflix y es una grata sorpresa.

 

Recomiendo el texto del critico de cine mexicano Jorge Ayala Blanco.

Arturo Solís
Hola! aquí Arturo, soy de la Ciudad de México, tengo un gusto enorme por el cine, anime, cómics, manga y muchas otras cosas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS