La que puede liar un beso

3

Este sería considerada como la “secuela” de un artículo que ya publiqué sobre el machismo en los videojuegos. Si ahí me cabreé con esos subseres de Internet que se hacen llamar fans de los videojuegos por la simple aparición de una mujer como protagonista de Battlefield V, ahora va enfocado hacia un beso, una simple prueba de amor de dos personajes de un videojuego: The Last of Us.

Todo por un beso

Poniéndonos en cuestión: madrugada del martes a las 3:10, conferencia de Sony en el E3. La empresa japonesa decide abrir su conferencia con su juego estrella, The Last of Us. La decisión de colocar a su mejor baza al principio es cuestionable debido a la calidad del resto de su participación en la feria, pero nos ofrece el mejor gameplay que mis ojos hayan podido ver, así como el mejor beso de los videojuegos. ¿Las culpables? Ellie, protagonista del primer título, y su compañera sentimental (una pena no saber el nombre para poder mencionarla aquí).

¿Veis algún problema por alguna parte? Ninguno diría el usuario medio de Internet; el fan acérrimo aplaudiría, pero hay uno que no aplaude, el machito cabreado por la inclusión de la mujer en los videojuegos. Este es el mismo “fan” (recalcando las comillas) que horas antes soltaría bilis por la boca cuando Ubisoft decidió dar al jugador la posibilidad de escoger a Kassandra como protagonista de su gran baza para fin de año, Assassin’s Creed: Odyssey, y su clara homosexualidad. Sexualidad que será completamente a elección del jugador pues iniciará las relaciones sentimentales con los personajes que quiera, hombres o mujeres.

El cambio de concepción de la mujer en los videojuegos

Amigos no vayamos para atrás, avancemos. El hombre, recalco que es el hombre, está andando hacia atrás como los cangrejos. No evolucionamos, involucionamos. Un medio que hace 30 era exclusivamente de hombres, un “campo de nabos” en el que el cualquier chavalín veía una salida a todo se sentía a gusto. ¿Es por ello por lo que debemos seguir asumiendo que es un mundo de hombres? El hecho de relegar a la mujer a un segundo plano e incluso expulsarla de este mundillo no hace sino convertirlo en un entretenimiento menor. ¿Queremos que los videojuegos se consideren arte? ¿Por qué no empezamos a ser más tolerantes? Así quizá consigamos una mayor aceptación y se quite el estima de que el jugador es ese friki viviendo con sus padres que no sale de casa y que sus fantasías sexuales pasan por 4 polígonos.

La concepción actual del videojuego es esa, no hemos alcanzado nada y lo poco que hacemos se dilapida porque lo malo tiene más voz que lo bueno. Hace años, el personaje de videojuegos era un hombre rudo, fuerte, incluso sexy y muy muy machote. Eso ha cambiado, me enorgullece saber que tenemos a Lara, Samus, Ellie, Bayonneta, Aloy, Aya, Kassandra, Anna, Hana Song, Mei… Son innumerables y hay que quererlas a todas pues ellas hacen que el medio avance.

Lo de arriba no genera polémica, lo de abajo incendia Internet

Un paso aún más grande

Sin embargo, el beso de Ellie y su pareja es algo más, significa los primeros pasos de la aceptación de otro tipo de sexualidad en los videojuegos, un paso aún más grande e igualmente difícil. La visibilización de la homosexualidad en los videojuegos ha sido muy sutil, que no escasa. Tenemos decenas de personajes homosexuales, pero pocos de tanto calado e indignación como pueda ser Ellie, aunque no fue la primera. Ese “mérito”, aunque se llevó lo suyo, fue a parar hace unos años con la normalización de la homosexualidad en Overwatch por medio de otro beso, y es que un beso puede indignar más que las miles de millones de muertes a las que nos tiene obligados un videojuego a ser partícipes. Un simple beso en un cómic entre Tracer y Emily.

Eso ya pasó, pero sigue doliendo que por un beso se líe tanto, hasta que nos encontramos nuevamente con esto. ¿Por qué no aceptamos que Ellie es homosexual? Incluso, ¿por qué no asumimos que Ellie, una chica que nació en un apocalipsis y que no ha tenido una vida normal como nosotros (dentro de que es una ficción), esté experimentando su sexualidad? El problema viene de la concepción que antes he mencionado de la mujer en el videojuego: Ella débil, asustadiza, siempre esperando ser salvada por un caballero apuesto… Esos jugadores no nos representan, pero tienen una voz más fuerte.

El beso, el mejor que he visto nunca en un videojuego, supone más aún de lo que pueda aparentar y todo tiene que ver por el momento en que se hizo. La Electronic Entertainment Expo, o E3 para abreviar, aglutina a millones de fans pegados a sus pantallas, es lo más semejante que puede haber a una final de la Champions, pero en el mundo del videojuego. Un beso así, entre dos personajes homosexuales, con tanta gente viéndolo supone asumir que los videojuegos pueden ir más allá, que ya no es una cosa de hombres y que se tiene que abrir al mundo. Porque señores de Internet, la única sexualidad que existe no es la heterosexualidad, asumámoslo ya.

el autor

Estudiante en la Universidad Miguel Hernández de Elche. Frikazo de proporciones bíblicas, crecí amando los videojuegos y el cine como medio de escape, sacrificando la vida social. Aunque no me arrepiento. Fan hasta las venas de Batman y El Señor de los Anillos. El mundo se me queda corto, mejor dejadme en la Tierra Media.

3 comentarios

  1. Raúl Sánchez el

    Éste artículo, como tantos que he leído sobre el tráiler del juego, van sobre la polémica del beso. Cada vez más cualquier anuncio de un videojuego de gran presupuesto va seguido de una polémica política. Puede ser de todo: desde acusaciones de racismo, acusaciones de caer en una agenda feminista impuesta a machacamartillo, acusaciones de falta de diversidad, etcétera. Cada vez más se habla de la necesidad de que tal mensaje debe estar más representado en un videojuego.

    Y no sé porqué. Los videojuegos son antes que nada algo con lo que divertirse. Cada vez se habla menos de si tal juego tiene pinta de ser divertido, de meter cosas jugables nuevas, de las posibilidades que da para jugar y cada vez más de qué mensaje político transmite y lo adecuado que es o no. Y sí, los videojuegos, como las películas o los libros, transmiten valores e ideas de quienes los crean, pero el foco siempre debió ser cómo de buen producto es algo y, luego, aclarar de qué está transmitiendo. Siempre digo que El Rey León es una película muy reaccionaria políticamente, pero es una película de animación sublime. Clint Eastwood es políticamente rancio a más no poder pero hace películas maravillosas (alguna de ellas muy rancia ideológicamente).

    En los videojuegos hay una obsesión por hablar del mensaje político y una cada vez mayor dejadez a la hora de hablar de si es divertido o está bien hecho. Hay una creciente farándula de comentaristas en muchas páginas que no habla jamás de la historia de los videojuegos, de sus partes técnicas, de asuntos del diseño de incentivos para jugarlo y que se centra casi únicamente en qué propaganda política apoya cada videojuego. Es agotador, y es legítimo que mucha gente aficionada a los videojuegos se canse de que el foco cada vez más no esté en el videojuego como tal y sí en lo que transmite políticamente. Y es perfectamente compatible con estar a favor de las causas que se intentan promover.

    Saludos.

  2. Raúl Sánchez el

    Por ejemplo, este artículo:

    https://vandal.elespanol.com/noticia/1350708882/naughty-dog-detalla-algunas-de-las-novedades-en-the-last-of-us-part-ii/

    Comenta cosas de cómo se juega, qué novedades tendrá, etcétera. También sale el vídeo, claro, pero el foco es el juego. Podrían incluso añadir en el texto que en el video se ve el beso y que está bien normalizar eso en los videojuegos y les hubiera quedado redondo del todo.

    El siguiente es todo lo contrario: un artículo sobre si el juego cumple determinados valores morales o no.

    https://www.buzzfeed.com/lauragomezn/el-beso-entre-dos-mujeres-que-demuestra-que-los-videojuegos?utm_term=.tywK8l7NJD#.trpgNZv71M

    ¿Se puede hablar de todo? Por supuesto. Pero el primer artículo enlazado no tiene comentarios. El Pueblo llena los comentarios de artículos en los que hay discusiones sobre si es moral meter el beso entre chicas, si es un gran avance para la Humanidad o la demostración de que un grupo oculto en las sombras mueve agendas nazis. EL VIDEOJUEGO DA IGUAL, ES UNA EXCUSA. Y cada vez más agotadora para muchos que, antes de nada, nos gusta jugar a videojuegos.

    Que se hable de videojuegos, de cómo son, de como se hacen, de su historia, también de qué transmiten ideológicamente, pero que el debate no lo capte obsesivamente un tipo de gente que sólo quiere hablar de la moralidad de los videojuegos.

  3. Tyler Durden el

    Muy buenas Alberto, muy buen artículo e interesante para tratar de concienciar a los que aún no se han dado cuenta que el mundo de los videojuegos, como todo en esta vida, va de evolucionar y adaptarse a los tiempos que corren.
    El problema yo pienso que está, como mencionas, en que los orígenes de esta industria se enfocaron por completo en un público masculino, que era el que mostraba interés. Y además, toda la industria estaba compuesta por hombres, a todos los niveles: programadores, diseñadores, productores, etc…Ello hizo una especie de “efecto embudo” en lo que se refiere a los contenidos que un videojuego tenía: estaban hechos, enfocados, desarrollados y dirigidos por y para el sector masculino, excluyendo por completo al femenino y sus gustos o intereses, que pueden ser compartidos o no.
    Pero el mundo evoluciona y el sector de videojuegos experimentó uno de los cambios más drásticos en ese sentido: las mujeres llegaron para quedarse, a todos los niveles de la industria, y eso se ha notado y mucho, en temáticas, personajes, rutinas, ambientaciones, etc.
    Luego está el tema de la homosexualidad, que yo pienso que tiene más que ver con el tabú que supone (o suponía) en la sociedad…y que afortunadamente, cada vez está más superado.
    Ahora, yo me pregunto: si este beso entre dos chicas, que tanto revuelo parece haber causado, se hubiese producido entre dos personajes masculinos…te imaginas la que se hubiese armado? Porque ese es aún un tabú mayor, uno dentro del otro y que tiene que ver con machismos y demás historias, relacionadas con ese dominio masculino en los orígenes del sector.
    Raúl: creo que el problema está en los medios, es decir, de que tipo de medios estemos hablando. Entiendo tu postura y la comparto, cuando se trata de medios especializados en el sector. Porque en el caso de otro tipo de medios más “generalistas”, que no solo se enfocan en videojuegos o que solo hablan de ellos cuando hay polémica…pues van a lo que van, eso lo sabemos todos.
    Y ello va un poco con este artículo (que incluyes en tu protesta), pienso que la intención de Alberto es otra distinta a hacer un análisis exhaustivo y técnico del juego. Además, lo hace en esta santa web, que tampoco está especializada en el sector. Por lo tanto, a mí no me preocupa en ese sentido y no lo veo mal, al contrario, pone el dedo sobre una llaga que no por rancia deja de existir incluso hoy en día.
    Un saludo!

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos una semana a Westworld. Para todos aquellos que no hayáis disfrutado de Kiksuya, aquí tenéis los análisis de todos los capítulos de la serie.…