La saga Assassin’s Creed ordenada de peor a mejor

0

Se ha anunciado el Assassin’s Creed Valhalla, que lleva a los asesinos a la época de los vikingos cuando estaban invadiendo Gran Bretaña. Todo un tributo a la serie VIkings y que relanza la esperanza de mejorar la franquicia si tenemos en cuenta las últimas entregas. Sabemos que las valoraciones son diferentes y que tanto el viaje a Grecia como Egipto ha dado sensaciones diferentes, y que es difícil mantener la llama viva. ¿Lo lograrán?

Mientras tanto hagamos un recorrido por la saga, desde lo peor a lo mejor.

11. Assassin’s Creed: Unity (2014)

Es cierto que tras los parches iniciales no era mal juego… pero es que el saque fue un auténtico insulto no solo a los fans si no a todos los clientes que compraron el juego. Cientos de bugs que demostraban que el juego tenía que haber esperado bastante. La historia tampoco era gran cosa pero el contexto, eso sí, era una maravilla, en plena revolución francesa. La pena es que pese a las nuevas mecánicas multijugador y las nuevas opciones en realidad no emocionaba.

10. Assassin’s Creed: Odyssey (2018)

El contexto histórico es fascinante, y el mapa enorme, y la recreación preciosa. Pero la historia flojea y por otra parte se pierden cosas esenciales de las armas de los asesinos. Hubo gente que no terminaba de entender la parte de la trama moderna o incluso, los más retrógrados, clasificaron al juego como mediocre por poder elegir a una chica, lo cual es una crítica absurda e injusta, sobre todo cuando hay otros factores a tener en cuenta como la pérdida de ese espíritu cuando nos hablan de aliens, códigos genéticos… No todo esta en ofrecer cientos de posibilidades, que nunca sobra, pero faltaba más.

9. Assassin’s Creed: syndicate (2015)

Londres etapa vitoriana, y la recreación como siempre es fascinante. Pero se nota que en Ubisoft estaban cansados, que necesitaban aire fresco y descansar un poco de la franquicia. Ni la trama ni los personajes convencieron. No es mal juego en sí mismo, pero se nota que era darle a la máquina para sacar más títulos. Parecía un juego más por cumplir que otra cosa.

8. Assassin’s Creed: Origins (2017)

La vuelta al ruedo de la saga tras un pequeño descanso. Sentó muy bien. En vez de avanzar hacia adelante en el tiempo retrocedieron y lograron ir a las primevas civilizaciones que conocemos: Egipto. Pasear por las dunas y las pirámides es una pasada, ver el origen de todo el problema entre las facciones ocultas era interesante y de nuevo, aunque fresco, podría haber sido mucho mejor. Pero se deja disfrutar.

7. Assassin’s Creed: 3 (2011)

Boston y la Guerra de Indipendencia de EEUU. La idea era buena, y el protagonista original y como siempre la recreación muy interesante, pero se notaba en el momento que algo fallaba. Estaba bien, era espectacular, las secuencias de las batallas muy interesantes, pero era flojo. Se esperaba más pese a lo acertado.

6. Assassin’s Creed: 1 (2007)

El origen de la saga. Como juego tenía sus cosas que mejorar, sobre todo visto en perspectiva, pero cuando empezamos a jugar todos alucinamos por la recreación histórica, por el contexto, por la cantidad de posibilidades que nos ofrecía de explorar ciudades, la estética. Todo. Era como comenzar una saga de libros que sabes que te va a acompañar mucho tiempo. Funcionó, era fresco y molaba jugarlo.

5. Assassin’s Creed: Rogue (2014)

Una entrega un poco descafeinada que básicamente lo que hacía era recuperar los buenos elementos de Black Flag y encontrarse con personajes del III. Batallas navales interesantes, nuevas mecánicas y la sensación de que estaban dándole a la manivela. Pero lo hicieron bien porque era una compilación de todo lo que había funcionado hasta el momento.

4. Assassin’s Creed: Revelations (2011)

 

Constantinopla, una gran herencia de Ezio y Altair a la hora de plasmar al personaje. De nuevo, como en el puesto 5, nos encontramos con un remix de cosas que funciona, y por eso gustó mucho a los seguidores pese a no ser novedoso. Pero a veces uno quiere más de lo que le gusta, sin pretensiones, y se dejaba disfrutar.

3. Assassin’s Creed: 4 Black Flag (2013)

¡Piratas! ¿A quién no le gustan los piratas? Batallas navales, personajes históricos muy interesantes, una renovación de la estética, por fin nuevas mecánicas, y todo cuando parecía que tras alguna entrega se habían dormido. Muy recomendable y de los imprescindibles de la saga.

2. Assassin’s Creed: Brotherhood (2010)

Parecía un DLC, una entrega menor… que cautivó a los jugadores durante meses. Gestionar tu villa, explorar catacumbas, volver a revivir las sensaciones de la segunda entrega, todo parecía que funcionaba. No dejaba de ser una extensión aprovechando el tirón del reciente éxito, pero desde luego se disfrutaba.

1. Assassin’s Creed: 2 (2009)

El mejor juego de la saga y probablemente uno de los mejores de la década. El tráiler ya era todo un tributo al primero, pero el contexto histórico, la recreación de la Italia renacentista, los personajes, la evolución de su protagonista, la cantidad de detalles y cosas apasionantes, el placer de pasear. Todo. Todo estaba hecho con cariño y con gusto, y se notaba que habían aprendido y mejorado. Pese a haber pasado tanto tiempo no han logrado hacer nada parecido, y parece que cualquier asesino estará siempre a la sobra de Ezio.



el autor

Periodista, con lo bueno y con lo malo. Amante de la historia, la actualidad, la tecnología, los videojuegos, los viajes y la música.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
ESTA RESEÑA CONTIENE SPOILERS AL FINAL DE LA MISMA Amo el cine de Mamoru Hosoda, no tengo otras palabras para describir lo que provoca en…