Las series de Amazon VIII: Buenos Presagios. El fin del mundo según Neil Gaiman y Terry Pratchett

2

Retomamos esta mini-sección (Las series de Amazon) que yo mismo me había auto-adjudicado para englobar una de las joyas del catálogo de Amazon Prime, una serie que no se por qué no habíamos reseñado antes. Se trata de Buenos Presagios, la adaptación de la novela escrita por Terry Pratchett y Neil Gaiman. Os dejo con el enlace a otras series de la compañía que analizamos cuando nadie se fijaba en ellos y vamos al lío. O mejor aun: os dejo con esa magnífica secuencia de créditos, que parece sacada del Monty Python’s Flying Circus  y con esa maravillosa música con la que empieza cada episodio.

Bienvenidos al Apocalipsis

No son buenos tiempos para estos temas pero la verdad es que ojala el Apocalipsis sea así de divertido. Para quien no conozca la trama, Buenos Presagios narra como un ángel y un demonio intentan evitar el fin del mundo. Ambos llevan demasiado tiempo en la Tierra y eso de que se extinga la humanidad, con toda su música, sus libros, sus vinos y sus buenos manjares, no les hace ni pizca de gracia. Aziraphale (el ángel) y Crowley (el demonio) son dos hedonistas de tomo y lomo que han procurado disfrutar de todo tipo de lujos durante siglos, mientras intentaban que sus respectivos bandos no se diesen cuenta. Era tanto el disimulo que Crowley se adjudicaba cualquier catástrofe que la humanidad hubiese creado por si misma y eso le lleva a recibir el mayor de los encargos: entregar el Anti-Cristo a la familia de un embajador americano, como mandan los cánones. Ya os podéis imaginar que Crowley mete la pata, el Anti-Cristo acaba donde no debe y por allí aparecen una bruja, un cazador de brujas, una medium, los jinetes del Apocalipsis, el arcángel Gabriel con la cara de Jon Hamm, Frances McDormand poniéndole voz a Dios e incluso Benedict Cumberbatch, al que siempre llaman para poner la voz de monstruos grandes y enormes.

Erase una vez un par de colegas

Hay que decir que Buenos Presagios es una serie muy divertida. Incluso me atrevo a afirmar que es muy superior al libro en que se basa, que reconozco que se me atragantó un poco. La novela de Pratchett y Gaiman no es muy extensa y peca de querer contar demasiadas cosas en poco espacio, por lo que al final todo acaba embarullándose. El formato de serie de 6 episodios resulta ideal para la historia y el aspecto visual la engrandece. Hay muchos detalles y matices que, por falta de espacio, en la novela apenas se intuyen o quedan desdibujados. Sin duda, lo que sale ganando en este nuevo formato son los dos personajes protagonistas, el ángel Aziraphale y el demonio Crowley, encarnados por dos inmensos Michael Sheen y David Tennant. La química entre ambos es innegable y se nota que se lo han pasado como niños trabajando juntos. Incluso se establece una relación entre ambos imposible de señalar en el libro de forma indirecta: miradas furtivas, frases inacabadas, palabras que no se dicen,… Aziraphale y Crowley son algo más que amigos el uno para el otro, una relación que va más allá de la amistad, un amor imposible que en la novela no se puede subrayar de la manera en que se hace aquí.

Otro punto a favor de la serie es la coherencia que mantiene a lo largo de sus 6 episodios. La narración es impecable, sin tiempos muertos, sin prisa, sin pausa. Funciona como un reloj y si es así es gracias a que Neil Gaiman se ha encargado de escribir en solitario todos los episodios. Gaiman es un maravilloso narrador, un contador de historias nato, como ha demostrado en todas sus obras. Esa coherencia se nota a faltar en otra serie basada en una novela del mismo autor, como es American Gods (que analizamos aquí) que no cuenta con Gaiman como showrunner y guionista y que acaba convirtiéndose en algo muy diferente a la novela en que se basa. Creo que Terry Pratchett estaría orgulloso de ver como su colega ha llevado su obra a la pantalla e incluso la ha mejorado, aprovechando todas las posibilidades del medio.

Esos diabólicos detalles

Ya he dicho que Buenos Presagios es una serie muy divertida, más que recomendable. A las interpretaciones de sus protagonistas (por favor, vedla en versión original) y a lo bien contada que está la historia, se unen muchos detalles que revelan la naturaleza transgresora y el afán de cachondeo de sus autores. Así, la voz de Dios la pone una mujer (Frances McDormand), lo que unido a la historia que cuenta, llevó a más de un exaltado a pedir su cancelación; cada vez que Crowley entra en escena conduciendo su flamante Bentley, suena la música de Queen a toda castaña, dejando claro que Freddie Mercury y los suyos fueron cosa del diablo; también es impagable ese primer ministro al que le suena el teléfono mientras está en la cama con su amante masculino. Y es que Gaiman aprovecha para atizarle un buen zasca a todo lo que no le gusta: la política, la contaminación, las ganas de muchos de montar una guerra solo para ver quien la tiene más grande,… Incluso la autovía que circunda Londres aparece como obra de Crowley. Bueno, supongo que cualquier autovía que circunde cualquier ciudad es obra del diablo.

Todo esto convierte a Buenos Presagios en una de las mejores series de Amazon Prime, una serie ideal para ver en un maratón de esos de los que ahora, por desgracia, podemos abusar. No os la perdáis. Sed felices y ánimo a todos.



el autor

Aficionado también al cine, las series de televisión, la literatura fantástica y de ciencia ficción, a la comida, la cerveza y a todas las pequeñas cosas que nos hacen felices.

2 comentarios

  1. Buenas, yo la vi cuando salio porque me encanta David tennant y me pareció una serie bastante divertida con un buen humor negro. Y al ser sólo 6 episodios se te hace corta. No me parece la mejor serie de Amazon, esa es sin lugar a dudas The Boys, pero si es una de las mejores series que tiene junto con el otras como Jack Ryan o Carnival Row.

    • Pedro Pérez S. el

      David Tennant es, con Michael Sheen, lo mejor de la serie. Quizás un pelín histriónico, pero que coño, es el demonio. Se lo puede permitir. En cuanto a que The Boys sea la mejor, pues no se yo. Discrepo. Hay otras que me gustan más, como Hunters. Será que no soporto el cómic y eso me influye. Un saludo Sergio y gracias por comentar.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos a otra opinión sobre cine. No sé si este #quedateencasa me está afectando o es que últimamente he perdido el olfato para escoger bien…