InicioSeriesAnálisis de Nine Perfect Strangers. Capítulo 8. Final de serie

Análisis de Nine Perfect Strangers. Capítulo 8. Final de serie

Nine Perfect Strangers llegó a su final con un episodio 8 donde continuamos con el caos que parece que va a acabar con la estabilidad que los nueve huéspedes habían encontrado. Todo ello irá calmándose para llevarnos a un ‘final feliz‘ que es lo que todos en Tranquilium buscaban.

Análisis del resto de episodios de Nine Perfect Strangers

Empezamos donde acabo el episodio 7, Carmel (Regina Hall) revela su verdadera identidad a Masha  y le confiesa que fue ella quien intentó acabar con su vida hace años. La mujer despechada está totalmente rota y esa confesión solo confirma lo que ya sospechábamos sobre ella. Como no podía ser de otro modo Masha perdona a Carmel y le pide que le de unas horas para ‘curarla‘.

Los Marconi y el perdón

Masha (Nicole Kidman) regresa al bosque donde los Marconi le esperan para volver a hablar con Zach. Pero lo que se encuentra allí son los reproches de la familia. Lars (Luke Evans) les ha contado lo que él cree que son las verdaderas intenciones de la gurú: encontrarse con su hija fallecida en un trágico accidente hace años. Los Marconi se sienten utilizados, pero ella los convence para que accedan a meditar para hacer que Zach aparezca. Por que al final, todos buscan lo mismo.

nine-perfect-strangers-las-cosas-que-nos-hacen-felices

Zach aparece en un momento de confusión y empieza uno de los momentos más trágicos de Nine Perfect Strangers. Napoleon (Michael Shannon) confiesa que siente que le ha fallado a su hijo. El que siempre había estado pendiente de todos sus alumnos, no había sabido ver que su hijo estaba mal.

Zoey también se siente culpable por que sabía que Zach no estaba bien, pero por culpa de su orgullo y un estúpido juego, no había dicho nada. Por su parte Heather (Asher Keddi) le pregunta a su hijo muerto si lo del cinturón era un mensaje para ella.

En una escena llena de carga emocional, el joven les dirá que él en realidad ya no está allí. Es el momento de perdonarse y dejar de culparse por algo que no tiene explicación. Tras una intensa conversación, en la que Lars apagará la cámara del móvil con los ojos llenos de lágrimas, los Marconi dejarán su culpa atrás y se liberarán de esa pesada carga. Tranquilium ha conseguido sanar a tres de sus huéspedes.

Enfrentarse a la muerte para valorar la vida

El resto de huéspedes no están ajenos del todo a lo que está sucediendo en el bosque. Francis tiene un encuentro con Tony (Bobby Cannavale) y ambos deciden abandonar Tranquilium y darse una oportunidad fuera del resort. Se dirigen al garaje para abandonar el resort cuando se encuentran con Jessica y Ben, que también se dirigían hacía allí pero con otras intenciones.

Sorprendidos descubren que los coches han desaparecido, pero eso no es todo: oyen a Carmel gritando y pidiendo ayuda. En ese momento aparece Lars, y los cinco huéspedes de Nine Perfect Strangers deciden ir en busca de Carmel para ayudarla.

nine perfect strangers

Carmel se encuentra aislada en una sala cerrada donde Masha la ha llevado como continuación a su terapia. Lo relevante de ese momento es que los seis acaban encerrados en esa sala mientras por las trampillas de respiración empieza a entrar humo.

Atrapados y con el temor de que se ha producido un incendio en Tranquilium, los seis huéspedes ven su muerte inminente. Y en ese momento empiezan a dejar salir todas esas cosas que se arrepienten de no haber hecho.

Lars confiesa que quiere a su pareja y que le gustaría tener un hijo con él. Ben (Melvin Gregg) reconoce que le gustaría volver a trabajar, que echa de menos el contacto con las personas; y Jessica (Samara Weaving) añade que le hubiera gustado no estar tan pendiente de los que los demás puedan pensar de ella.

Por su parte Carmel reconoce que hubiera hechos las cosas de forma distinta, olvidando el pasado y empezando de nuevo. Y Francis se muestra agradecida por haber conocido a Tony, con el posiblemente pueda tener un futuro conjunto.

Masha ya no está sola

Y llegó el esperado momento en que Masha deja de sufrir. Una vez que los Marconi han encontrado la paz y emprenden la marcha para abandonar el bosque y dirigirse al resort, Zoey (Grace Van Patten), vuelve a ser la clave.

La joven observa como empiezan a caer copos de nieve y se lo dice a la gurú, la cual muestra en su cara todas las emociones posibles. La nieve es algo que siempre ha estado muy unido al recuerdo de su hija. Zoey llevará a la gurú a un extenso prado donde empieza a nevar de forma mágica, creando un paisaje bucólico sacado de cualquier escena de fantasía.

En ese momento Masha se queda sola y por fin aparece su hija: una escena muy esperada por todos los seguidores de Nine Perfect Strangers. La gurú abraza a su hija llena de emoción y ambas se sientan en el suelo fundidas en un abrazo mientras Masha la acuna al tiempo que le canta una canción. Por fin la dueña de Tranquilium ha conseguido su objetivo; ya no se siente sola.

Nine Perfect Strangers y su idílico final

Está anocheciendo y ha sido un día muy intenso para los inquilinos de Tranquilium. Delilah (Tiffany Boone) llega con la policía y encuentran a Masha en el prado donde ha pasado todo el día abrazada a su hija. El resto de huéspedes van acudiendo allí por el sonido de las sirenas. La gurú es metida en un coche policial para ser interrogada, mientras el resto de protagonistas de Nine Perfect Strangers la miran irse.

nine-perfect-strangers

Con Marsha detenida, los huéspedes vuelve a su vida de antes. El paso por Tranquilium ha sido positivo en todos ellos y todos empiezan una nueva vida. Vemos a Frances y a Tony ir a cenar, tal y como habían quedado antes de abandonar el resort. Ella siente la inspiración y empieza a escribir, mientras Tony abandona la mesa para llamar a sus hijas.

En las siguientes escenas de Nine Perfect Strangers, vemos al resto de huéspedes en su idílica vida después de haber pasado por Tranquilium y totalmente sanados. Lars ha vuelto con su pareja y sostiene en sus brazos un niño, mientras en la mesita vemos el título del libro que ha escrito: Psychedelics to the rescue. Tony ha recuperado el contacto con sus hijas con las que comparte una partida de cartas y vemos llegar a Frances con un perrito en brazos, y por lo que parece ambos viven juntos.

Por su parte, Carmel dirige un grupo de autoayuda para mujeres y parece haber recobrado la sensatez gracias al perdón de Masha. Jessica y Ben son los nuevos propietarios de Tranquilium, y los vemos recibiendo a los nuevos huéspedes del resort. Dalilah y Yao (Manni Jacinto, Nuevo sabor a cereza) continúan con su vida uniéndose a un nuevo grupo de ayuda.

Los Marconi se han perdonado a sí mismos y son una familia nueva dispuesta a vivir unida. Y Masha aparece conduciendo un descapotable mientras ve a su hija a su lado. Pero cuando la cámara sube, podemos ver que conduce sola mientras en el salpicadero yace un libro: Nine Perfect Strangers, escrito por Francis Welty.

La última pregunta

Ese es el final de Nine Perfect Strangers, un final feliz donde todos encuentran el camino que les lleva a una vida plena. Puede que Masha tenga que acudir a esas drogas alucinógenas para ver a su hija, o puede que esa imagen final signifique que por fin ha aceptado vivir con el recuerdo de la pequeña.

Pero esa no es la la última pregunta, la verdadera pregunta es si ese final es real o forma parte de la novela que Frances escribió. Cada uno puede pensar lo que quiera, por que lo queda claro es que Nine Perfect Stranger es una de esas series que hay que ver.

Saludos y sed felices.

Lucia Hernández
Lucia Hernándezhttps://draegone.website
Aprendiz de todo lo que llame mi atención. Colaboradora en varias webs de ocio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS