One Piece 940, se avecina la tormenta

0

Bienvenidos una vez más, fieles adeptos de Oda, a un nuevo análisis de One Piece. En esta ocasión, al capítulo 940 del manga. Sinceramente, es un capítulo que se me ha hecho cuesta arriba, bastante aburrido e insustancial, con excepción de un final que tampoco despunta. Únicamente su última viñeta, que nos muestra lo que teorizamos no hace mucho. Comencemos.

Todo lo aburrido que nos ha dado Oda

Como ya he dicho, gran parte de este capítulo transcurre sin pena ni gloria, con afirmaciones e historias que poco o nada resultan de interés, aunque como puntualizaciones anecdóticas tampoco están del todo mal. Y justamente en eso se quedan las viñetas de esta semana, en lo anecdótico. Lo primero que se nos cuenta, a través del diálogo con una señora del pueblo donde parte de los mugiwara se esconden, es que hay tres delincuentes llamados Bongo, Bingo y Bungo, que estuvieron tras Komurasaki, enamorados de ella. Si recordáis, uno de ellos fue el protagonista del flashback mediante el cual conocimos la historia de la hermana de Momonosuke. Contada sin contexto y sin conocer absolutamente nada de ambos personajes, parecía que el bueno de la película era el delincuente y, en cierta forma, parece que persona “protegida” por el régimen de Orochi, y que la mala era la cortesana. Como ahora bien sabemos, nada más lejos de la realidad.

Estos tres personajes se aprovechan de la gente de una forma escandalosa. Uno de ellos quema las casas. otro vende madera para reconstruirlas y el tercero, los ataúdes para enterrar a los que murieron en el fuego. Se les tiene así por seres despreciables en el pueblo y supongo que en todo Wano. Por detrás, sobornan a los oficiales y así siguen saliéndose con la suya.

La otra historia tiene que ver con el curioso personaje que ríe todo el rato y que sin pensárselo dos veces quiso ayudar a los mugiwaras en la batalla definitiva, Tonoyasu. Si bien al principio me resultaba un personaje molesto, difícil de soportar y sin real interés, ahora que conocemos su historia la cosa cambia. Es un personaje con un pasado triste, pero con ganas de afrontar la vida con optimismo. Ayuda a la gente, siempre se preocupa por los demás, a pesar de haber vendido a su hija (se desvela que no es nada más y nada menos que la pequeña niña O-Tama, heredera indiscutible de su risa), algo que realmente parece despreciable, pero que puede tener su explicación. Esta historia emociona en cierta forma a los mugiwara y compañía, que no solo empiezan a confiar en él sino que aceptan su ayuda encantados.

Lo que se cuece en la prisión

Luffy sigue intentando realizar el ataque especial de haki, aquella evolución a la que aspira y que el viejo enseñará en breve. Hablan también, en un descanso del combate, acerca de los Yonkou, de Roger, de querer ser el rey de los piratas, etc. Luffy pone al hombre en contexto. Pero repentinamente aparecen por allí Raizou y el molesto hombre-barro que lleva varios arcos siendo un indeseable secundario sin relevancia alguna (empiezo a sospechar que en un futuro puede ser de gran ayuda y/o que esconde algún interesante secreto), ese tipo llamado Caribou. Luffy acepta llevarlo en su barco al acabar Wano… No sé yo que ocurrirá, pero Oda está pensando en algo.

Nos enteramos también de que la prisión está dividida en zonas y que en la que ahora mismo están solamente tiene a prisioneros que se quieren alzar contra Orochi (y ya lo han hecho o intentado). Es por eso que de ahí puede salir una fantástica ayuda.

Y por último, vemos llegar a la prisión a Big Mom, algo que ya teorizábamos, y que, ahora sí, pondrá este arco en uno de sus mayores puntos de interés, y deshará las dudas acerca de si será aliada de Luffy o despertará de nuevo y se formará un triángulo de combate épico.

Y hasta aquí el análisis de esta semana, nos vemos en el 941, en el ínterin, sed felices.



el autor

Soy, entre otras cosas, estudiante, cinéfilo, músico y lector; escribo sobre lo que me gusta y también tengo twitter @maffdecine

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Como no se cuando vas a leer este artículo he de decir que hicimos este artículo a mediados de 2015 y lo vamos actualizando periódicamente…