Opinión: Reseña de Taxus: El último en llegar

0

El prota muere. Jeje, siempre quise empezar una reseña así. Bromas a parte, va en serio. El cómic se marca un García Márquez y en la sexta viñeta somos testigos de un suicidio. Nuestro protagonista (por descarte, porque otro personaje no ha salido todavía), en el interior de su coche, acaba de ser arrollado por un tren. Así se empieza un cómic. A mí desde luego me encantaría empezar así la semana algún que otro lunes, o uno de esos domingos del día después de una noche de diversión y desenfreno… tras un maratón de películas de Julia Roberts… solo… en mi cuarto… mientras como helado… (matadme).

Ejem, a lo que iba. Benito, que así se llama nuestro prematuro fiambre, ha decidido marchar a un lugar mejor después de descubrir que su mujer le estaba siendo infiel. Bueno, problemas de los que tienen pareja. La cuestión es que esto el cómic se lo toma lo más literalmente posible, puesto que cuando vuelve a abrir los ojos, este personaje rubio y rechoncho despertará en medio de un bosque fantástico.

La premisa no puede ser más típica en un principio, después de morir en el mundo real, despiertas en un mundo de fantasía. Genial, solo existen tropecientos mil mangas con ese argumento. No es como si el término Isekai (Mundo diferente) se hubiese convertido en un género de por sí, como el Shonen o el Shojo.

Pero eh. Frenemos un poco, se nos está olvidando que esta obra está escrita por Isaac Sánchez, ni más ni menos que “Loulogio”, ¡un youtuber! ¿No es perfecto? ¡Un isekai escrito por un youtuber! ¡Que lluevan los billetes y que el tipo de Badalona diga lo que quiera!

Pues… no. Nada más lejos de la realidad.

Ya de inicio el formato elegido se distancia bastante de la obra del youtuber medio. Este es un cómic, cómic. Clásico, con tapa dura, un tomo cartoné como Odín manda. Y es que si hay algo que se nota a simple vista, es que a su autor le gustan los cómics. Presenta muchas influencias, desde el cómic europeo más puro, pasando por los clásicos españoles, algo de novela gráfica americana e incluso por las historias más fantásticas, más propias de la literatura. No en vano, Loulogio no es un youtuber cualquiera, y aunque lo fuese, este no es su cómic, es de Isaac Sánchez. La persona detrás del personaje. Un joven, ya mayorcete, que en su día estudió bellas artes y cuya pasión siempre ha sido el dibujo, más allá de cualquier otra cosa. Un buen día la comedia llamó a su puerta y no dudó en darse un par de vueltas con ella. Agarrados de la mano, y con algún que otro montaje de fondo, han hecho reír a muchos de nosotros, pero lo que él siempre quiso, toda su formación y recorrido personal, le han llevado a esta obra.

Realmente sorprende su calidad. Las páginas parecen tener un valor incalculable una vez las tienes delante. Todo luce increíblemente casero, quizá porque en alguna que otra ocasión hemos podido contemplar cómo se gestaba, a través de los diversos directos que su autor realizaba mientras lo pintaba. Pero también puede ser por la acuarela, una técnica que desde luego no es la más sencilla de utilizar a la hora de realizar un cómic entero, porque como ya se ha dicho, este cómic es plenamente suyo. Desde los dibujos, los colores, los diseños de personajes y la historia. Todo ha salida de la cabeza peluda del catalán. La editorial únicamente ha tenido que imprimir y distribuir (lo cual les ha debido costar mucho porque desde luego el precio de 14’90€ luce bastante elevado para las 56 páginas que lo componen).

Otro aspecto realmente curioso es la ambientación. El mundo de fantasía en el que se adentrará este enigmático Benito del que apenas sabemos nada, cuenta con criaturas mitológicas de la tradición cántabra. Directas desde este mágico mundo harán su aparición criaturas tan fantásticas como las Monucas o las aterradoras Guajonas. Una mitología muy poco explorada en comparación con la nórdica o la griega pero que desde luego tiene miga para rato.

Taxus es un buen cómic. Si bien el nombre de su autor ayuda a que se venda, su calidad no depende del mismo. Podría haberlo escrito y dibujado cualquier autor desconocido y me seguiría pareciendo igual de bueno. Su misterio, su universo y sus colores saben a poco, porque realmente son poco. Es muy corto para su precio. Casi no supera a una grapa mediana en tamaño, y está clarísimo que la editorial saca tajada del nombre. Aun así, no deja de ser bonito que alguien con verdadera pasión y formación en este terreno logre llevar a cabo una obra con esta calidad. Aprobado alto sin duda.



7.8 Bueno
  • GUIÓN 8
  • DIBUJO 9
  • INTERÉS 9
  • PRECIO 5
  • User Ratings (0 Votes) 0

el autor

Filólogo y friki. Defensor a ultranza del videojuego como arte. Adoro Japón con todo lo que ello implica y mi nombre es una falta de ortografía con más sentido de lo que parece.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Desde hace ya un tiempo, China parece haber decidido dejar de ser la fábrica del mundo para pasar a desarrollar sus propios productos. A la…