InicioCineLas 20+2 mejores películas medievales de la historia del cine

Las 20+2 mejores películas medievales de la historia del cine

Se suele decir que cualquier tiempo pasado fue mejor. Nostalgias aparte, lo cierto es que la Edad Media ha sido una de las épocas más adaptadas al séptimo arte, con disparidad de enfoques. Los hay más tenebrosos, denunciando el retroceso que supuso para la humanidad todo lo ocurrido después de la caída del Imperio Romano. Los hay más optimistas, centrando su enfoque en las aventuras de los que vivían por aquellos años. Y los hay que emparentan los conflictos que se vivían en aquella época con los que tenemos en el presente. Que nos ducharemos y no luchamos con espadas, pero tenemos el mismo cerebro y corazón que los que poblaban la tierra hace más de quinientos años.

Por tanto, aquí tenéis, apartando toda adaptación fantástica o de Shakespeare (por ser un subgénero que bien merece su ranking aparte) las mejores películas medievales de la historia del cine. Espero vuestros comentarios. 

Vamos a ello.

Nota de actualización: ESTE ARTÍCULO SE PUBLICA EN VERANO DE 2022, POR LO QUE PELÍCULAS POSTERIORES NO ENTRAN EN ESTE TOP

22. Destino de caballero (2001), de Brian Helgeland.

En el siglo XIV, un escudero con talento para las justas se hará pasar por un noble para poder competir en los torneos.

Tras el éxito de El patriota, un ya famoso Heath Ledger pre Joker siguió ampliando su fama de ídolo de quinceañeras con esta original y entretenida mezcla de aventuras medievales y romance cuya mayor virtud es el anacronismo con el que se aborda la trama. Véase las justas a ritmo del We will rock you de Queen. Y todavía habrá gente que diga que el grupo británico no tiene carácter atemporal.

DISPONIBLE EN: NETFLIX

 

21. Ivanhoe (1952), de Richard Thorpe.

Una de las mejores novelas de aventuras de todos los tiempos, la fundacional Ivanhoe de Walter Scott, fue adaptada por el artesano Richard Thorpe, que nos regaló una de las películas medievales más emblemáticas del periodo clásico de Hollywood.

Y claro, hablamos de la época que mejor abordó el género. En Ivanhoe pasa de todo a un ritmo endiablado. Además, cuenta con un reparto repleto de leyendas del Hollywood de los años 50.

NO DISPONIBLE EN PLATAFORMAS.

20. Robin Hood (2010), de Ridley Scott.

No será la primera en aparecer, ya que se trata del personaje medieval más adaptado a la gran pantalla, pero la Robin Hood de Ridley Scott merece entrar en esta lista pese a los palos que se llevó en su estreno.

Se trata de la menos brillante de las aproximaciones que el viejo Ridley realizó al género de aventuras… pero estamos hablando de uno de los mejores directores de la historia con uno de los rostros más reconocibles y carismáticos del género moderno: Russell Crowe, acompañado de Cate Blanchett, William Hurt, Oscar Isaacs o un gran villano con el rostro de Mark Strong. Lástima que el último tercio de la película no esté a la altura del resto de su metraje. En el momento en que Robin Longstride pasa a ser Locksley, la historia se va al garete.

DISPONIBLE EN: NETFLIX, AMAZON PRIME VIDEO, MOVISTAR +.

19. Francisco, juglar de Dios (1950), de Roberto Rossellini.

Hay directores mediocres, buenos, magníficos, genios y luego están los que cambian la historia del cine. Uno de ellos fue Roberto Rossellini, el creador del neorrealismo italiano, surgido de las cenizas de una Italia devastada tras la II Guerra Mundial.

Rossellini abordó la vida de San Francisco de Asís a lo largo de varios episodios, utilizando las técnicas del neorrealismo, con un enfoque cercano al documental y el uso de actores prácticamente desconocidos para darnos una visión realista de un personaje fundamental para la historia de la Iglesia católica.

NO DISPONIBLE EN PLATAFORMAS.

18. Becket (1964), de Peter Glenville.

En el siglo XII, Enrique II Plantagenet, rey de Inglaterra, intentó controlar todas las instituciones habidas y por haber en la época. De Francia a la nobleza, pasando por la Iglesia. Precisamente, Becket aborda los continuos conflictos entre el rey y el arzobispo de Canterbury, inicialmente un títere colocado por el monarca que se acabó rebelando contra él.

Notable película histórica con todos los alicientes del cine británico. Esto es, un excelente guión, un enfoque teatral, dirección sobria y poco arriesgada y, por supuesto, un excepcional duelo interpretativo entre un desmelenado Peter O´Toole y un sobrio Richard Burton que demuestra que es uno de los actores más infravalorados de la historia del cine.

DISPONIBLE EN: FILMIN

17. El león en invierno (1968), de Anthony Harvey.

Estamos ante la clara secuela espiritual de Becket. No solo por continuar con la historia de Enrique II Plantagenet, sino porque este vuelve a estar interpretado por un Peter O´Toole más comedido, acorde a lo avejentado de su personaje.

El león en invierno cuenta la reunión de Enrique II con su mujer Leonor de Aquitania y sus hijos para abordar el asunto de la sucesión. Leonor ha estado encerrada durante años en una torre tras liderar una conspiración contra su propio esposo.

Aunque mantiene las mismas virtudes que Becket en lo que respecta a estilo y al virtuosismo de guión, El león en invierno es superior porque, pese a la pérdida de Richard Burton, ganamos a una Katherine Hepburn en un papel BRUTAL. Por algo es la mejor actriz de la historia del cine. Tanto ella como O´Toole se baten en un duelo dialéctico e interpretativo como pocos en la historia del cine. Ah, y es el debut de Anthony Hopkins, que interpreta a un futuro Ricardo Corazón de León con inclinaciones homosexuales.

DISPONIBLE EN: FILMIN.

16. Los señores del acero (1985), de Paul Verhoeven.

A sus 84 años, a Paul Verhoeven le sigue importando poco la corrección política. Teniendo presente la alabanza unánime a su Benedetta en el festival de Cannes de este año, no está de más recordar su primera producción internacional: la medieval Los señores del acero.

Historia de mercenarios supersticiosos con ínfulas que consiguen un tesoro que resulta ser su perdición, Los señores del acero también es un relato sobre la lucha entre fanatismo y razón y el drama de un hombre enamorado, el carismático Martin, de una joven princesa que le acaba manejando como quiere. Todo ello narrado de una manera descarnada, desprovista de todo lirismo y con mucha picaresca.

DISPONIBLE EN: FILMIN.

15. Robin y Marian (1976), de Richard Lester.

Se suele decir que los años setenta estadounidenses fueron la mejor década de la historia del cine. Razones no le faltan. Coincidieron en el tiempo el ocaso de los directores procedentes del periodo clásico con la nueva hornada de cineastas procedentes de la televisión. Y, con ello, la aparición de nuevas corrientes y la revisión de los géneros clásicos.

Solo así se explica que Robin y Marian fuera posible. Película de aventuras crepuscular, narra el regreso de un desencantado Robin Hood tras años de cruzada que descubre que Notthingham sigue igual que siempre y que su amada Marian ha elegido los hábitos de monja.

Violenta y alejada de toda épica, Robin y Marian cuenta con interpretaciones de primera, liderados por Sean Connery y una Audrey Hepburn en uno de sus últimos papeles. Inolvidable la declaración de amor final, uno de los momentos más románticos de la historia del cine.

DISPONIBLE EN: FILMIN.

  1. El hombre del norte (2022), de Robert Eggers.

Tras deslumbrar a medio mundo con sus insólitas propuestas de terror La bruja y El faro, Robert Eggers saltó a las producciones de gran presupuesto con esta adaptación de un cantar islandés del siglo X, claro precursor de la historia de Hamlet.

El resultado es una película que funciona a medio gas por lo que puedo ser y no fue. La parte más física de la película es brutal, protagonizada por un Alexander Skargard candidato a mejor vikingo de la historia del cine. El problema es que la atmósfera, si bien ayuda a la inmersión en esa subcultura nórdica, tiñe a la película de un onirismo y una trascendencia que rompe el equilibrio a una película que pedía más yoyas y aventura de las que luego nos da.

NO DISPONIBLE EN PLATAFORMAS

13. Black Death (2010), de Christopher Smith.

En una Inglaterra asolada por la Peste negra, un joven e idealista monje debe guiar a Ulric y sus caballeros a una remota aldea donde se dice que los muertos regresan a la vida.

Tenebrosa aventura medieval con un retrato desolador de la sociedad de la época, repleta de podredumbre y vacía de moral. Ningún personaje se libra de la quema en esta película a reivindicar, protagonizada por unos Sean Bean y Carice Van Houten pre Juego de Tronos y un joven Eddie Remayne.

DISPONIBLE EN: AMAZON PRIME VIDEO, HBO, FILMIN, MOVISTAR +.

12. La pasión de Juana de arco (1928), de Carl Theodor Dreyer.

Película fundamental en la historia del cine. No solo se adelantó a su época sino que el uso que Dreyer dio a los primeros planos aún hoy no ha sido superado.

Retrato del juicio a Juana de Arco narrado con ritmo pausado, un tan extremo como único blanco y negro y con una concatenación de primerísimos primeros planos cuya finalidad es dotar de intensidad al sufrimiento de la soldado, con el rostro (ya mítico) de Maria Falconetti. Así, La pasión de Juana de arco es el mayor reflejo de la victoria de la imagen sobre la palabra. En definitiva, es la película que marca la esencia del cine como cine, y no como teatro filmado.

DISPONIBLE EN: FILMIN.

11. Andrei Rublev (1966), de Andrey Tarkovsky.

Primera película personal del sacralizado Andrei Tarkovsky, uno de los máximos ejemplos del autor total, adorado por todos los críticos habidos y por haber. El cineasta de ritmo extremadamente pausado con un magistral uso de la imagen. En su cine prima la forma por encima del fondo. Lo que se ve sobre lo que se dice.

De todas sus películas, la más “digerible” para el gran público es la mastodóntica Andrei Rublev, biografía de un creador de iconos que le sirve al director para plasmar la sociedad medieval rusa del siglo XV y el eterno papel del artista, figura concebida de manera natural cuyo trabajo se debe proyectar más allá de la mera supervivencia. Denunciar, inspirar, emocionar… Vivir más allá de sobrevivir.

DISPONIBLE EN: FILMIN

10. El manantial de la doncella (1960), de Ingmar Bergman.

Pocos directores han manejado mejor lo alegórico de la imagen que Ingmar Bergman, capaz de tratar sin tapujos los temas más profundos de la manera más sencilla. A través de la historia de un rey religioso y comedido que manda a su hija a dejar una ofrenda floral en un bosque y las terribles consecuencias de lo que ocurre en dicho lugar, Bergman teje una fábula sobre la religión, el rencor o la venganza.

Lo que comienza como un ingenuo drama de relaciones acaba degenerando en todo un thriller terrorífico de venganza cuya sencillez la convierte en una de las obras más accesibles del mítico director sueco.

DISPONIBLE EN: AMAZON PRIME VIDEO, FILMIN.

9. Alexander Nevsky (1938), de Serguei M. Eisenstein.

Poco tengo que añadir sobre Alexander Nevsky que no dijera en este artículo sobre las 20 mejores batallas de la historia del cine:

Serguei M. Eisenstein fue uno de los cineastas más legendarios de la historia del cine. Pionero en el uso del montaje, lo utilizó de forma magistral en El acorazado Potemkin (1925), su película más conocida.

Tras varios años sin dirigir, volvió al ruedo para Alexander Nevsky, una película propagandística al servicio de la URSS de Stalin, en la que se cuenta la historia del héroe homónimo ruso. Un líder que derrotó a los caballeros teutones en 1242, en una batalla sobre un lago helado. La película fue concebida para enardecer al público soviético frente a una probable invasión de los nazis, pero fue rápidamente retirada de los cines por la firma de un tratado de alianza entre ambas naciones. Volvió a ser repuesta cuando los nazis invadieron la URSS incumpliendo el tratado.

Lo que aquí nos interesa es la batalla en cuestión, ya que ha sido el espejo en el que se han mirado infinitas veces en todas las películas con batallas importantes. La mayoría de las que vendrán a continuación siguen la misma estructura y contienen varios de los planos con los que Eisenstein experimentó.

Como buena película propagandística, Alexander Nevsky tiene un gran simbolismo. Los rusos visten de negro. Los teutones, de un blanco fantasmal. No es una batalla entre iguales, ya que el director busca retratar a los villanos como si hubieran salido del mismo infierno. Los momentos previos a la batalla están cargados de tensión mientras contemplamos la horda blanca surgida del averno preparándose para embestir a los defensores terrenales vestidos de negro.

La batalla en sí tiene momentos más irregulares, pero lo que es interesante, por saltarse el enardecimiento patriótico, es el momento posterior a la batalla. Un campo plagado de cadáveres con la música lírica de Prokofiev. A Stalin le incomodó el contraste entre la épica de la batalla y la desolación de la guerra. Como a todos los dictadores, a Stalin le incomodaba la verdad. Y con esa secuencia, aparte de conseguir la animadversión del dictador soviético, Eisenstein convirtió en antibelicistas casi todas las películas con batallas.”

NO DISPONIBLE EN PLATAFORMAS.

  1. El último duelo (2021), de Ridley Scott.

Más conocido por ser el director de obras maestras absolutas como Alien o Blade Runner, poco se habla de la capacidad de Ridley Scott para entregar películas extraordinarias en, prácticamente, todos los géneros. Solo así se explica que el director británico nos deje, ni más ni menos, que tres películas en este top.

Desgraciadamente, la película no ha tenido el beneplácito del público, que no ha acudido al cine en masa a contemplar esta estupendamente ambientada historia de abusos que derivó en el último duelo a muerte en la historia de Francia. Enorme cuarteto protagonista para esta Rashomon medieval en la que se repite la misma historia con ligeras variaciones repletas de significado. Y claro, el duelo. Uno de los mejores combates de la historia del cine.

DISPONIBLE EN: DISNEY PLUS

  1. El guerrero número 13 (1999), de John McTiernan.

Una de las películas más perfectas en su imperfección que se han rodado. El guerrero número 13 fue un proyecto inconcluso y fallido dirigido por John McTiernan, previsto para estrenarse en 1996 pero que no vio la luz hasta 1999 porque el autor de la novela en que se basa, el gran Michael Chrichton (Parque Jurásico, Westworld), despreció la película.

Aventuras oscuras con vikingos y seres de otra época con tufo demoniaco, El guerrero número 13 es aventura pura. Un entretenimiento donde la credibilidad es derrotada por los adustos vikingos, interpretados por actores nórdicos semidesconocidos; por el carisma de Antonio Banderas y por la imponente sinfonía de Jerry Goldsmith.

DISPONIBLE EN: DISNEY PLUS.

6. Los vikingos (1958), de Richard Fleischer.

La película definitiva sobre la cultura nómada marina por excelencia, la que asolaba las costas británicas, bebía cerveza en cuernos y se morían (nunca mejor dicho) por alcanzar el Valhalla.

En Los Vikingos, una de las mejores aventuras clásicas de todos los tiempos, pasa de todo: viajes en barco accidentados, amor, asedios, traiciones, duelos a muerte y concursos de hombría. Aparte, cuenta con uno de los mejores protagonistas antihéroes de la historia del cine: Einar, el belicoso príncipe interpretado por un Kirk Douglas tan imponente a la hora de enfrentarse a su hermano Eric como desconcertado ante la princesa.

DISPONIBLE EN: FILMIN

5.El séptimo sello (1957), de Ingmar Bergman.

La partida de ajedrez más conocida de la historia del cine (y eso que hay unas cuantas). El duelo entre un desengañado caballero cruzado que vuelve a su Suecia natal y la muerte sirve a su director Ingmar Bergman para parir su película más reconocida a nivel internacional y un reflejo más de como el director sueco conseguía plasmar sus obsesiones en todas las películas que componen su dilatada carrera.

Emparentando el fanatismo religioso y la desesperanza imperante en la Edad Media con el mundo dominado por la amenaza nuclear de los años 50 del siglo XX, Bergman nos regala una de las películas definitivas sobre la angustia existencial en una vida bajo la sombra de la muerte. De paso, gracias a su maestra capacidad alegórica, nos regala algunas de las imágenes más reconocibles del séptimo arte.

DISPONIBLE EN: AMAZON PRIME VIDEO, FILMIN

  1. Robin de los bosques (1938), de Michael Curtiz y William Keighley.

Junto con Alarma en el expreso, del mismo año, la película que lo empezó todo. No hablo de la historia del cine, sino de mi historia con el cine.

Puro cine de evasión y una de las cimas de la colaboración Michael Curtiz-Olivia de Havilland-Errol Flynn, Robin de los bosques es la película definitiva sobre el forajido inglés y su lucha contra el príncipe Juan. Por mucho Kevin Costner, Taron Edgerton, Russell Crowe o Sean Connery, Hood siempre tendrá la socarronería y el rostro del inimitable (tanto delante como detrás de las cámaras) Errol Flynn, el corazón de la película.

DISPONIBLE EN: AMAZON PRIME VIDEO, FILMIN.

  1. El reino de los cielos, la versión del director (2005), de Ridley Scott.

Visto lo visto, el montaje del director más justificado del cine reciente (no, no es el La liga de la justicia de Snyder). Esta vez no tenemos los recortes que los productores exigieron al incombustible Ridley Scott. Por tanto, nos encontramos ante la visión más ambiciosa de las Cruzadas. Una épica de tres horas con conflictos familiares, fanatismo religioso y tramas que, esta vez, sí tienen sentido.

Ah, y grandes batallas. La única pega, el protagonismo de un Orlando Bloom para un papel que pedía más carisma. Por comérselo, lo hace hasta un Edward Norton interpretado a un Balduino consumido por la lepra y que esconde su rostro tras una máscara (que también tenemos unas cuantas en la historia del cine).

NO DISPONIBLE EN PLATAFORMAS.

  1. Braveheart (1995), de Mel Gibson.

Aunque yo era un tierno querubín con poco interés en algo que no fuera un sonajero, puedo imaginarme como Mel Gibson rompió las taquillas de medio mundo con un drama medieval, género de capa caída en los años 90.

Todo el mundo sabrá (y quien no, que se vaya corriendo a verla), Braveheart cuenta la historia del rebelde escocés William Wallace. La película es puro sentimiento, tanto que desborda las posibles inexactitudes y convencionalismos de su historia, que revienta a base de épica.

Y si no, quien diga que no se ha emocionado con las violentas escenas de acción y las dos historias de amor, todas ellas orquestadas por la inolvidable composición de James Horner.

DISPONIBLE EN: AMAZON PRIME VIDEO, HBO

  1. El nombre de la rosa (1986), de Jean Jacques Annaud.

Mira que era difícil cumplir con las expectativas. Adaptar uno de los best sellers fundamentales de la segunda mitad del siglo XX, una fascinante reflexión filosófica medieval disfrazada de intriga holmesiana (por algo el protagonista es Guillermo de Baskerville). La jugada le salió perfecta a Annaud, con una película impecable que se centra totalmente en la intriga.

Sin embargo, El nombre de la rosa no es solo una película de suspense. También está su sombría fotografía. Jamás habíamos visto la Edad Media de esa manera, con unos actores asombrosamente caracterizados que conjugan perfectamente con el tono tenebroso de lo que nos cuenta. Y claro, como olvidar al inmortal Sean Connery como paladín de la razón en la era del miedo.

DISPONIBLE EN: AMAZON PRIME VIDEO, FILMIN.

¿Qué os ha parecido? ¿Estáis de acuerdo con el ranking?

Un saludo y sed felices!

Fernando Vílchez
Fernando Vílchez
Médico residente. Intento aprender como si viviera para siempre. Intento vivir como si hoy fuera mi último día...con las cosas que me hacen feliz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Crítica de Lou, entretenida y a ratos angustiante película con una gran Allison Janney

Netflix ha estrenado una película que, la verdad, resulta muy entretenida. Hablamos de Lou, protagonizada por Allison Janney (Oscar a la mejor secundaria por...