IniciocomicsDel porqué deberías estar leyendo los cómics de las Tierras de Arran

Del porqué deberías estar leyendo los cómics de las Tierras de Arran

Bienvenidos, auténticos creyentes, a La Tapa del Obseso, la sección de Raúl Sánchez.

Ya te has leído todo. Bueno, todo no, claro nadie se ha leído todo de nada. A lo mejor no te has leído los cómics de las Tierras de Arran. Pero sí los principales títulos que todo el mundo dice que son los clásicos de lo que te gusta. Incluso tú has descubierto alguna cosa que menciona poca gente, puede que alguno de los lugares comunes tan aplaudidos a ti no te haya hecho tanta gracia. En fin, que puedes decir que tienes algo parecido a un criterio propio que no es simplemente berrear cuando alguien habla de cosas con éxito en ventas.

Hemos hecho un video en nuestro canal de Youtube donde hablamos de Las tierras de Arran

En el caso de la literatura fantástica qué vamos a decir. Todos nos hemos leído El Señor de los Anillos. Muchísima gente se ha leído Juego de Tronos, La Rueda del Tiempo o los libros de Geralt de Rivia. Menos personas se han leído cosas de Los Reinos Olvidados (y con razón) o del malvado Michael Moorcock (y esto sí es una pena). Y hay no sabemos cuántos libros, cómics o videojuegos basándose en todos estos y en más. Pero sorprendernos, ya con unas cuantas lecturas, parece difícil.

Las Tierras de Aran

Pero a veces esto pasa. Como con los cómics de las Tierras de Arran, que en España publica Yermo Ediciones. Desde el blog hemos hecho un vídeo recomendando estos cómics. Varios del blog estamos en modo cultista/yonqui con cada nuevo tomo que sale. Gente talludita que está hasta arriba de leer sobre dragones, elfos albinos, enanos mitológicos y batallas con orcos. Pues como niños la noche antes del día de Reyes estamos.

Los cómics de las Tierras de Arran, que empezaron con un título algo soso, “Elfos”, viene de una iniciativa de creadores de cómics europeos queriendo unir la tradición europea a, en parte, ciertas lógicas del cómic superheroico estadounidense. A saber: del cómic europeo tenemos el formato de los comics, el cuidado excelso el dibujo, las proporciones, los fondos, el color y el detallismo que llevan a impresionar visualmente a cualquiera que abra uno de los tomos. Del cómic superheroico de los EEUU cogen la periodicidad, la idea de universo compartido de todas las colecciones y la continuidad lógica digna de los principios de Marvel.

Pero simplemente con esto no diríamos nada de las Tierras de Arran. La idea de juntar lo mejor de dos mundos resulta casi siempre en una chapuza más insoportable que sus partes por separado. Los productos tienen su contexto, su historia y su razón de ser detrás. Es otra historia de un mundo de magia, ejércitos de orcos lanzándose contra castillos, nigromantes y leyendas, claro. Muchas de las referencias o dejes vienen de El Señor de los Anillos, de la Dragonlance, de Juego de Tronos o demás. Visualmente los cómics de las Tierras de Arran son mezcla de Tolkien y de Reinos Olvidados imaginados por fantásticos dibujantes franceses o italianos. Aunque toma mucho de Juegos de Tronos en no proteger demasiado a sus protagonistas. Es más: muchas de las historias acaban con la muerte del protagonista. O éste muere antes de acabar la historia.  La enorme letalidad de los protagonistas y secundarios, con demasiadas historias no acabando precisamente de manera amable, hacen que cada escena de acción tenga sentido y no estés seguro de qué va a pasar hasta el final.

En este ambiente de incertidumbre de las Tierras de Arran es donde consigue brillar el heroísmo. La complejidad de cada historia de cada personaje va sumando a las complejidades de los demás de una manera creíble. Es de las pocas veces que hay un comportamiento político creíble en un mundo de fantasía, con su juego de equilibrios políticos, tradición, reformistas, guardianes de la fe y, sobre todo, chapuzas y cosas inesperadas que se deciden según vienen (que es el día a día de la política más que las jugadas geniales). Los juegos de intereses impactan en las vidas de los protagonistas individuales muchas veces sin que estos puedan hacer gran cosa para que horrores macroeconómicos o bélicos les aplasten, siendo a veces sus relatos el trágico cuento de lo que intentaron hacer antes de ser aplastados (o incluso devorados).

Las series de las Tierras de Arran

Hay claras diferencias en las Tierras de Arran entre la serie “Elfos”, con mini historias más enfocadas a lo mitológico y romántico y la serie “Enanos”, que plantea con toda crudeza los conflictos entre sus clases sociales. En “Enanos” el tema permanente es el enfrentamiento con los padres y contra el orden social, ya sea por ser un paria, una mujer o por no heredar talento. Simplificando podríamos decir que “Elfos” es más romántica, poética y da más sensación de belleza al leerla mientras que “Enanos” es mucho más política, más sucia y sus personajes tienen mucha más profundidad. La otra serie que ha llegado a España es “Orcos y Goblins”, cuyos protagonistas son abiertamente ruines, malvados y marrulleros. Pero a la vez encantadores y entrañables, en el mejor estilo de muchos cómics de Conan cuando era ladrón. Para quien pueda perderse aquí puede encontrar un orden de lectura de los distintos tomos.

La serie de las Tierras de Arran, que como hemos dicho no perdona a nadie si es lógico que muera, transmite de maravilla la idea de que el Mal no es vencido por decreto. Que de hecho el Mal es más fácil que prevalezca a que sea derrotado. Y esto solo pasa en el cómic tras sacrificios personales inmensos, más grandes cuanto más poderoso es el mal. Y como el cómic nos acompaña por el nacimiento, infancia y frustraciones de los protagonistas cada muerte y sacrificio duele mucho. Y cada escasa victoria, llena de dolor, está colmada de épica de verdad. No hay épica sin sufrimiento bien construido. Y aquí está cultivado con conciencia y cosechado como pocas veces en el género.

Los protagonistas que sobreviven se relacionan con otros en otras historias y en ningún momento pierden su razón de ser. No pasa como Spider-Man durante décadas en Marvel cuando aparecía en otras colecciones y no parecía él. Hay una continuidad perfecta psicológica y biográfica. A pesar de que cada historia es autoconclusiva por sí misma hay conforme lees los cómics de las Tierras de Arran una primera gran amenaza al mundo que les juntará a casi todos…amenaza que tiene varios episodios que no desmerecen en nada a los mejores momentos de El Señor de los Anillos, pero con los giros espectaculares del principio de Juego de Tronos. El nivel de la historia va a más y a más, destacando entre ellos quizás .

La maravilla visual de las Tierras de Arran

Podríamos hablar sin fin del plantel de dibujantes enorme que tiene la serie y que, a pesar de sus diferencias en cuanto a dibujo, consiguen tener un tono general parecido y un nivel en el que ninguno desentona, siendo los mejores de sobresaliente y los peores de notable. Los detalles de las ropas, lo minucioso de los fondos, el uso espectacular de la luz o algo olvidado como saber narrar bien las escenas de acción para que no solo te enteres sino que sean estéticamente bonitas de ver: todo está a un altísimo nivel. Y lo está tomo tras tomo, sin parecer, a día de hoy, que decaiga lo más mínimo. ¿Es la serie de cómics occidentales que mejor nivel medio tiene en cuanto a dibujo y narración de este siglo? Me costaría mucho pensar otra, estadounidense o europea, que haya estado a este nivel durante tantísimas páginas.

Me parece un pecado, la verdad, leerlo en una Tablet o un ordenador. El tamaño de las páginas, el color, la composición de viñetas: es un espectáculo y un gusto a la vista contemplar los paisajes, las ruinas, los primeros planos de las caras, las secuencias de una acción como un lanzamiento de una flecha o el plano general de un enano lanzándose él solo contra un ejército de monstruos. Todo lo de siempre está ahí visualmente, pero todo está reconstruído, reimaginado y embellecido como nunca en unas páginas de cómic.

El experimento de Tierras de Arran, que recordamos que está en España por Yermo Ediciones en tomos que recogen cada vez dos tomos originales, está vendiendo de maravilla y está teniendo críticas estupendas. Hasta hoy, cuando sabemos cómo acaba el primer gran arco narrativo que involucra a todo el mundo, es un clásico moderno del género fantástico y del cómic de este siglo. Es un imprescindible.

Sed felices.

Raúl Sánchez
Arriba es abajo, y negro es blanco. Respiro regularmente. Mi supervivencia de momento parece relativamente segura, por lo que un sentimiento de considerable satisfacción invade mi cuerpo con sobrepeso. Espero que tal regularidad respiratoria se mantenga cuando duerma esta noche. Si esto no pasa tienen vds. mi permiso para vender mis órganos a carnicerías de Ulan Bator.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad