¿Qué está pasando con Shokugeki no soma?

1

Shokugeki no soma, alias Food wars, publicado en España por Panini y serie de la que ya hemos hablado con anterioridad en esta sacrosanta web, últimamente está recibiendo malas críticas a diestro y siniestro. Y no es para menos viendo cómo está siendo su cuarta temporada del anime, estrenada esta temporada anime otoño 2019.

En un principio creía que el bajón de calidad que estaba notando era una impresión mía, hasta que una buena amiga me lo comentó y me dijo que había una opinión generalizada al respecto. Las quejas se centran principalmente en el mal trabajo que está haciendo el estudio J.C. Staff, pero no sé hasta qué punto es esto cierto partiendo del hecho de que yo no me he leído el manga. En cualquier caso, aquí yo me desmarco de la mayoría aun estando de acuerdo con ellos en que el apartado técnico del anime se está yendo a pique y me inclino más por una queja sobre lo que es la estructura de los episodios.

Shokugeki no soma destacaba, al menos en el pasado, por la tensión y suspense que se generaban en las batallas culinarias, que por lo general estaban muy bien hechas porque rara vez sabías quién iba a ganar, y eso es lo que hacía de ella una tan buena serie en su género (inexplorado hasta donde yo sé aparte de Yakitate! Japan). Sin embargo, de un tiempo a esta parte, la acción corre a un ritmo desmesurado, perdiéndose todo ese poso de incertidumbre y excitación que hacían de la serie algo emocionante, en primer lugar, e impredecible en segundo. Literalmente ahora tenemos de dos a tres batallas culinarias por capítulo, y en algunos casos ya incluso no se prueban los platos de los adversarios por separado, así como no se tiene una explicación y reacción reservada para los mismos. Esto es algo que noté en el primer capítulo, pero lo achaqué a un mal inicio en el que querían calentar motores. Aunque he de decir que en efecto la cosa parece ir mejorando, veo que esta es la dinámica a la que nos van a tener acostumbrados de aquí en adelante, y creo que es una craso error que les traerá muchos problemas y que será contraproducente. Si lo que querían era comprimir una determinada cantidad de trama en el número de capítulos de la temporada, deberían hacer otra temporada, porque sencillamente así no funciona.

En cualquier caso, y a parte del problema de la animación, que indudablemente viene de la mano del estudio sin vuelta de hoja por una bajada de presupuesto importante debido a que la serie ya tiene un nicho de espectadores que no la abandonarán (jugar con fuego vaya), las buenas noticias es que todos los problemas vienen derivados de la mala estructura de los capítulos. Como bien he leído, es cierto que los personajes tienen menos gancho, son menos graciosos, no se explican bien sus motivaciones o que los diálogos son inconclusos y llegan a poco o nada, pero creo firmemente que al final la cosa se reduce a que simplemente no hay tiempo para hacerlo porque no se lo están tomando. Por otro lado, creo que objetivamente estamos en uno de los puntos más interesantes de la serie y en el que la trama y todo lo que se cuenta es terriblemente emocionante y trascendental, pudiéndose oler el desenlace bien cerca, así que el problema no es el qué, sino el cómo.

Por esta misma razón es por lo que tampoco estoy preocupada, ya que a pesar de que noto un bajón de calidad evidente, creo que es fácilmente solucionable además de que para qué negarlo, en mi caso es cierto, la serie ya me tiene enganchada hagan lo que hagan y a pesar de que cuenten las cosas de una manera deficiente e inmensamente mejorable, lo que ocurra me va a seguir interesando de todas las maneras. De todas formas deberían tener cuidado, porque mucha gente no está en la misma situación y de hecho ya los hay que han dado la espalda al anime. ¿Y vosotros, qué opináis? ¿Os está gustando esta temporada, por lo menos lo suficiente, o la vais a patear? ¿Tenéis alguna explicación para lo que está pasándole? Dejadme lo que opináis en los comentarios.

Un saludo y sed felices.



el autor

Mi nombre es Carmen, pero me llaman Kitayu. En los fríos inviernos me muevo sedienta de tinta y ocio. Bueno, a quién vamos a engañar, en verano también.

1 comentario

  1. Buenas Kitayu debo decir que me encuentro en una situación parecida a la tuya, no he leído el manga y lastimosamente hagan lo que hagan estoy subido en este carro hasta el final, el problema que yo veo es el cómo están manejando el ritmo de los episodios y el caso más evidente (al menos para mí) fue el encuentro entre Megumi y Momo.

    Por un lado se nos presenta de manera correcta el entrenamiento y un poco las motivaciones de la primera, cosa que no vemos con la consejera y esto da juego a especular dado que se nos han presentado a modo de flashback historias de otros personajes que hasta la misma serie ha olvidado y dado que con ella se ha mostrado muy poco, se podría asumir que se lo están reservando para un futuro y por ende que va a ser la ganadora del combate.

    Por otra parte, no entiendo el cliffhanger sobre el resultado al final del episodio para esperar 1 semana y tan solo dedicarle 2 o 3 minutos al mismo, esto en un manga lo entiendo pues el espacio para contar una historia o situación es más reducido y se puede manejar pero en una serie de anime no me lo explico, en mi caso al menos ha restado empatía e interés sobre la situación de Megumi pues acto seguido la serie hace que te enfoques en el siguiente encuentro, que por cierto considero si ha estado a la altura.
    Espero haberme explicado bien jejeje usualmente no hago comentarios tan extensos, pero creo que la situación lo ameritaba.

    Un saludo y como siempre excelente artículo.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
La anticipación por esta película era inconmensurable. Un proyecto que existía desde comienzos de siglo y había sido anunciado por fin en 2014 después de…