InicioCómicsReseña de Batman Detective Comics: Héroes Sangrientos

Reseña de Batman Detective Comics: Héroes Sangrientos

El compendio que os traigo aquí, titulado en su conjunto Héroes Sangrientos, es uno curioso. Héroes Sangrientos nos presenta 3 historias del hombre murciélago con aparente poca relación entre ellas, pero que se enmarcan alrededor del arco argumental de Snyder y Capullo Endgame/Final del juego. Con este arco, Snyder y Capullo pusieron punto y final al Bruce Wayne de los New 52, o al menos eso pareció, y considero algo imprescindible para entender este recopilatorio, en especial sus últimas dos historias.

¿Qué hay en Héroes Sangrientos de interesante?

La necesidad de leer la obra de Capullo y Snyder viene dada por la situación cronológica en la que se enmarcan estas 3 historias: Terminal, Reunión y De gigantes y hombres. Las dos últimas situadas tras la muerte de Bruce Wayne, cogiendo el relevo como el hombre murciélago el comisario Gordon, y la primer de estas desconectada por completo de ambas, incluso de Endgame.

Sin duda Terminal, obra de Benjamin Percy con dibujo de John Paul Leon, es la que mejor premisa tiene, aunque deja un resultado algo decepcionante. Esta mini historia lanzada escasos 6 números antes de Endgame, está brillantemente dibujada y entintada. La premisa es sencilla pero atractiva: un avión con destino al aeropuerto de Gotham se estrella en la terminal tras no dar señales desde la cabina. Al abrir las puertas nos encontramos a todos los pasajeros y miembros del avión muertos y semidescompuestos.

El problema no es su planteamiento interesante aunque sencillo, es que al ocupar escasos dos números la historia se resuelve en un abrir y cerrar de ojos con el clásico enfrentamiento con el villano, Magnus Magnuson, que dejará a más de uno esbozando una cara de “¿ya está?”. El guion de Percy se desinfla y nos ofrece un final rápido y auto conclusivo que dejará a muchos con un mal sabor de boca a pesar del fantástico trabajo en las viñetas.

Reunión y De gigantes y hombres pega un salto al mundo sin Batman. James Gordon es ahora el nuevo vigilante de Gotham con una armadura al más puro estilo Iron Man. Es interesante el cambio de registro de una obra más enfocada al tiempo contrarreloj y la investigación, a esta donde prima la acción pura y dura. Brian Buccellato y Francis Manapul se adentran en la mente de un Gordon al que su papel como Batman le viene grande. Sin embargo y teniendo en cuenta que ahora es el comisario el protagonista, Bucellato y Manapul deciden centrarse en este Detective Comics, porque Gordon ya tendría su debida importancia en la serie de Batman post Endgame, en el grupo de apoyo que sigue al nuevo Batman allá donde va. Sí, la acción y las explosiones corren a cargo de Gordon, pero este segundo arco argumental, el mejor de los tres, es de sobra interesante sin Batman en cada viñeta ofreciéndonos un caso de traiciones y policías corruptos.

Sin embargo, el cambio de historia exigía un cambio en sus guionistas así como en los dibujantes. Pasamos de un dibujo que a mi parecer tenía un enorme encanto en Terminal gracias a que cuadraba con lo peliaguda y terrorífica de su historia, a uno mucho más colorido y predispuesto a sorprender acompañando a la acción.

El que personalmente rompió con el buen rollo que me habían producido Terminal y Reunión fue sin duda De gigantes a hombres. Esta historia vuelve a dar un salto temporal al descubrimiento de que Bruce Wayne no había muerto en Endgame como todo parecía indicar. Seguimos nuevamente al comisario Gordon y dejamos atrás a su equipo de apoyo, relegado a una pequeña aparición momentánea. Con Bruce Wayne fuera de juego y sin recordar nada de su pasado, Gordon es reclutado por la Liga de la Justicia como el gran detective que falta en el equipo. Es, sinceramente, una historia bastante simple y que en sus comienzos recuerda a aquel episodio de Los Simpsons donde a todo el pueblo se le saltan los ojos sin motivo aparente.

¿Vale la pena Héroes Sangrientos?

Es una pregunta difícil si nos ceñimos a la importancia de Endgame para entender, al menos, cómo y dónde se enmarca estas tres obras. Héroes Sangrientos es inconsistente en su mitad final con ese Gordon y la Liga de la Justicia resolviendo un caso sin aparente pies ni cabeza, y que resulta no tener ni pies ni cabeza, pero en conjunto no es una mala obra para ver diferentes perspectivas de Gotham así como diferentes enfoques en torno a la figura del hombre murciélago.

Alberto Lloria
Alberto Lloria
Estudiante en la Universidad Miguel Hernández de Elche. Frikazo de proporciones bíblicas, crecí amando los videojuegos y el cine como medio de escape, sacrificando la vida social. Aunque no me arrepiento. Fan hasta las venas de Batman y El Señor de los Anillos. El mundo se me queda corto, mejor dejadme en la Tierra Media.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS