Reseña de Ms. Marvel: Fuera de lo normal, el inicio de Kamala Khan

1

Una de las grandes novedades de julio de Panini Comics es sin duda este magnífico omnibus de tapa dura que recopila en 272 páginas Ms. Marvel Vol. 3, #1-11 USA y All-New Marvel Now! Point One One shot a un precio de 28,5 euros. Si estás interesado en comprarlo pulsa en este enlace.

Kamala Khan es una adolescente musulmana nacida y criada en Nueva Jersey. A los problemas propios de la adolescencia debe añadir el vivir en un lugar que la mira con recelo por su origen paquistaní y unos padres algo más estrictos que los de algunos de sus amigos. Una noche en la que se escapa a una fiesta, su vida cambia para siempre. Debido a una misteriosa niebla, obtiene nuevos y maravillosos poderes que la transforman en…¡Ms. Marvel!

La adolescencia es una época importante en la vida de toda persona, en estos años forjamos nuestra identidad y las características que nos definirán el adulto en el que nos convertiremos. Marvel ha tenido multitud de personajes adolescente de gran importancia: Spiderman, Los Nuevos Mutantes, Generación-X, los Runaways…todos ellos han ayudado a introducir a los jóvenes lectores en este mundo, con personajes con los que compartían temores, aficiones y podían sentirse identificados.

En la segunda mitad de los años 60 se creó al Capitán Marvel, un alienígena Kree que defendía a La Tierra, siendo un personaje tan importante que llevaba el nombre de la editorial. Poco después, en plena ebullición de versiones femeninas, llegaba Ms. Marvel, siendo una mujer independiente, profesional y que reflejaba los cambios sociales que estaban ocurriendo en los años 70. Después de altibajos y cancelaciones tanto del Capitán Marvel como de Ms. Marvel, pasan varios años hasta que después de Dinastía de M y Los Nuevos Vengadores volvía a resurgir Carol Danvers y Ms. Marvel, hasta después de la guerra entre Los Vengadores y La patrulla-X, cuando Carol toma el nombre de Capitana Marvel y deja libre el de Ms. Marvel. Es entonces cuando surge Kamala Khan, una nueva superheroína musulmana de ascendencia paquistaní y que más allá de estereotipos raciales es una adolescente normal con poderes y los típicos problemas de las chicas de su edad. La Casa de las Ideas se tomó muy en serio la representación religiosa y cultural de este personaje, dejándola en manos de personas conocedoras de su cultura -algo lógico, pero que no siempre se cumple- como la editora paquistaní Sana Amanat y a G. Willow Wilson, novelista y guionista conversa al Islam. Estas dos mujeres musulmanas formaban equipo junto al dibujante Adrian Alphona, conocido por su trabajo en el cómic adolescente Runaways.

Sin los mutantes, cuyos derechos pertenecían en ese momento a Fox, se intentó buscar unos sustitutos de ellos para explotar en el medio audiovisual, siendo Los inhumanos los elegidos. En el evento Infinito, su líder Rayo Negro por medio de una Bomba Terrígena liberó por todo el planeta las Nieblas Terrígenas, que convertían a personas en Inhumanos, hecho que sirvió como punto de origen a Kamala Khan, dándoles poderes polimorfos que más allá de ser espectaculares o vistosos, son muy divertidos. Y así surge la intención de reflejar la vida de una chica normal musulmana en Estados Unidos, que de repente tiene unos poderes que no puede comprender. La religión es una parte importante de ella, pero no la define, siendo además su vida social tan importante como su vida superheróica. Creo que lo más interesante del cómic es su representación como modelo estadounidense-paquistaní y la visión del islam como una religión flexible y que depende de la persona que la práctica, alejándose de la islamofobia e ignorancia que hemos podido ver en la última década, sirviendo un verdadero ejercicio de honestidad del lector con esta religión, sin que esto repercuta en el ritmo rápido y divertido del cómic. Esto no significa que Kamala no tenga conflictos intergeneracionales, como su padre, más tradicional y protector con kamala, así como su hermano, siendo el más religioso. A pesar de esto, en todo momento el entorno familiar está lleno de unión y amor. Aunque Kamala no siempre está de acuerdo con su familia, tampoco rechaza su origen. El Cómic no es una crítica despiadada a la cultura musulmana ni tampoco es propaganda política ni religiosa, es simplemente un reflejo de lo que es la vida de una adolescente estadounidense-paquistaní, alejada de la caricatura que hemos podido ver en multitud de obras.

En las primeras páginas del cómic vemos una presentación de los personajes, y en apenas unas viñetas conocemos a Nakia, chica turca amiga de Kamala y a Bruno, que trabaja en el Circle, una tienda de ultramarinos. Pronto aparecen una chica y un chico que con estereotipos e ignorancia se burlan de los tres amigos. Kamala es una chica inocente y que sueña con ser como una de las heroínas que escribe en su fanfic de Los Vengadores. Pronto conocemos a la familia de Kamala, cuyo padre la prohíbe asistir a una fiesta con sus amigos, algo que nos habrá ocurrido a todos con 16 años. Kamala sueña con ser “normal”, ser popular e integrarse con los demás jóvenes, por lo que se escapa y asiste a la fiesta sin el permiso de sus padres. Una vez allí ve como se equivocaba, y aunque haya asistido a la fiesta, no evita que Zoe y los demás chicos se burlen de ella. Pronto, una niebla llega a la zona, lo que hace tener a Kamala alucinaciones con Capitana Marvel y demás superhéroes, después de una conversación con ellos, despierta con su sueño cumplido: ahora tiene el aspecto de Ms. Marvel. Pronto descubrirá que ser otra persona no es liberador, que la valentía no proviene de un traje y que su mayor poder es aceptarse a sí mismo.

Conclusión

La Ms. Marvel de Kamala Khan es un divertido soplo de aire fresca a los super héroes de Marvel, siendo una perfecta entrada para todos aquellos jóvenes que quieren introducirse en el mundo super heroico con multitud de referencias a elementos culturales actuales. Alphona al dibujo hace un gran trabajo, con multitud de detalles divertidos de fondo y unos diseños de personajes que encajan perfectamente con el tono del cómic. Aun así aclarar que este cómic no trata sobre superhéroes endiosados salvando al universo semana tras semana y viviendo en el anonimato. No es un cómic con un dibujo hiperrealista, no tiene giros de guion sorprendentes ni villanos ultra poderosos. Kamala no es una gran líder ni siempre sabe qué decir y qué hacer en cada momento como muchos súperheroes. El tratamiento que tiene de la vida adolescente es maduro e inspirador. Por todo ello, esta Ms. Marvel merece la pena.



el autor

Economista frustrado. Cinéfilo de videoclub, seriéfilo de sofá, amante de los videojuegos y coleccionista de todo lo que se pueda poner en mi estantería. Crecí con una Game Boy verde pistacho y un reproductor VHS.

1 comentario

  1. Solo me paso para comentar que, si alguien, después de leer esta reseña y tantas otras que la ponen tan bien, aún tiene dudas, yo le digo que está mejor todavía.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Bienvenidos, auténticos creyentes, a La Tapa del Obseso, la sección de Raúl Sánchez. Nos gustan los monstruos. Verlos por la televisión o en los videojuegos,…