Reseña de: Sangre en el suelo. Un asesinato, muchas historias.

0

Continuando con el análisis de las obras cedidas por la editorial The Rocketman Project, hoy le llega al turno a la obra de Fernando Llor, Sangre en el suelo. Como ya sabéis, esta es una editorial española independiente, especializada en cómic de fantasía y ciencia ficción. Su primer trabajo, Las catacumbas de Salem se financió a través de crowfunding en 2014 y desde entonces no han parado de sacar material, tanto en digital como en físico. Os dejamos aquí el link a su web oficial, así como el enlace a la reseña de Cuchillos negros, escrito y dibujado por Israel Álvarez:

Se ha producido un asesinato en las calles de San Francisco. La víctima Jack Shermann, un canalla de poca monta. El sospechoso, bueno, digamos que medio estado de California. Entonces… ¿quién es el asesino? ¿Por qué tanta gente quería asesinar a esta sabandija? Para encontrar la respuesta tendremos que realizar un viaje por las zonas más oscuras de la ciudad. De momento solo tenemos un cadáver, muchas pistas, y un enorme charco de sangre en el suelo.

No os miento cuando os digo que este cómic en realidad son 8 en uno. El magnífico guion de Fernando LLor se presta a realizar una obra muy bien trabajada, con una estructura divida en 8 capítulos, con diferentes dibujantes para cada uno. Cada historieta se nos presenta como un informe de un investigador diferente, dentro del departamento de policía de San Francisco, del mismo modo que cada una se centra en uno de los sospechosos. De esta manera, tendremos que ir juntando las piezas del puzzle hasta conformar el rompecabezas que nos de la respuesta a la gran pregunta: ¿Quién mató a Jack Shermann?

Respecto al dibujo, al ser ocho dibujantes distintos, es difícil hacer una crítica en conjunto de modo, que me limitaré a haceros un breve apunte sobre cada uno:

  • Capítulo 1 | Marc GV: La introducción al asesinato es el que me resulta más flojo a nivel artístico. Trabaja con demasiadas líneas y a veces arrastra el grafito para conseguir volumen o sombras. Además las expresiones a veces son algo exageradas, incluso algunas mal conseguidas. Utiliza un austero blanco y negro, con pocos tonos grises intermedios.
  • Capítulo 2 | Hugo Llera: Un trabajo de grises casi en su totalidad, con poco espacio para los negros o blancos absolutos. Líneas firmes y cerradas. Personajes muy bien definidos, aunque con un trabajo de perspectiva un tanto simple en lo que al fondo de la viñeta se refiere.
  • Capítulo 3 | Borja García: Utiliza una gran cantidad de líneas, tanto abiertas como cerradas, pero con mucha más precisión que Marc GV. El arrastre del grafito e incluso las líneas en sí, dan profundidad y volumen con bastante efectividad, excepto cuando se trata del rostro de la cara en momentos puntuales, ya que hay incompatibilidad entre las líneas de volumen y las que representarían arrugas, lágrimas, sangre o mocos, por ejemplo. Fantástico diseño de personajes.
  • Capítulo 4 | Dharman Gil: Sigue la línea de trabajo de Hugo Llera, en lo que al color se refiere, mucho gris de distinto tono. Si continuamos con la comparación, personalmente aporta mejores fondos pero un peor diseño de personajes. Tiene una estética demasiado cartoon para una historia tan seria a mi parecer.
  • Capítulo 5 | Pablo Ballesteros: Excelentísimo trabajo de blancos y negros absolutos. Genial trabajo de perspectivas y muy buena adaptación de los personajes a un diseño radicalmente opuesto a lo planteado anteriormente.
  • Capítulo 6 | Carlos Ríos: Con distintas tonalidades de grises, trabaja bien las proporciones, aunque cojea un poco en las expresiones. Utiliza tanto líneas como una especie de estampado para rellenar las figuras que por lo general da resultado.
  • Capítulo 7 | Adela Quiles: Buen diseño de fondos y de personajes, con tonos grises claros y blancos. Trazos definidos y un estilo de acuarela bien conseguido.
  • Capítulo 8 | Román López Cabrera: Para terminar la obra de forma redonda se vuelve un poco al estilo inicial, aunque mejorando los problemas presentes en el trabajo de Marc GV. Poco más que añadir.

Una obra muy recomendable. Intrigante, ligera, sencilla y bien hecha. Mis felicitaciones a todo su equipo creativo. Sangre en el suelo es una de las cosas que nos hacen felices.



el autor

Filólogo y friki. Defensor a ultranza del videojuego como arte. Adoro Japón con todo lo que ello implica y mi nombre es una falta de ortografía con más sentido de lo que parece.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Se acerca el gran día, la gran ceremonia de los premios más prestigiosos del cine internacional. El día señalado es la madrugada del 25 de…