IniciocomicsReseña de Star Wars Heredero del Imperio. El cómic y la novela

Reseña de Star Wars Heredero del Imperio. El cómic y la novela

Cuando Disney compró los derechos de Star Wars, el Universo Expandido tal y como lo conocíamos dejó de existir. La decisión no estuvo exenta de polémica pero realmente fue lo mejor que podían hacer. De esta forma se garantizaba la sorpresa y los autores no se verían limitados por una continuidad establecida a través de cómics, novelas e incluso videojuegos. Pero eso no significó que Disney renunciase al benefició que esas obras podían aportarle por lo que se decidió continuar con su publicación bajo el epígrafe de Leyendas, historias que podrían haber ocurrido o no. Si hay una historia que de verdad merezca ese calificativo de leyenda es Heredero del Imperio o la Trilogía de Thrawn.

Heredero del Imperio. La novela

Star Wars Heredero del Imperio, la novela
Star Wars Heredero del Imperio, la novela

Han pasado cinco años desde los hechos narrados en El Retorno del Jedi. Una naciente Nueva República intenta sofocar los restos del antiguo Imperio Galáctico, en manos de un misterioso Gran Almirante que tiene un plan que implica a Luke Skywalker, su hermana y los restos del arsenal que el Emperador escondía en un planeta remoto. Este es, a grandes rasgos y sin spoilers, el argumento de las tres novelas escritas en la década de los 90 por Timothy Zhan. Hoy en día es difícil entender el impacto que supuso la obra de Zhan cuando se publicó por primera vez hace 25 años. Los fans creíamos entonces que nunca jamás volveríamos a ver una película de Star Wars en el cine y nada sabíamos de lo que sucedía tras la muerte de Darth Vader. Es verdad que Marvel, quien ostentaba los derechos para continuar la saga en los cómics, desarrolló unos números que continuaban la historia, planteando la llegada de nuevos enemigos provenientes de otra galaxia pero la baja calidad de esa continuación llevó a la cancelación de la serie.

Las novelas de Timothy Zhan continuaban la historia de forma oficial en una nueva trilogía, trayendo de vuelta a los personajes que conocíamos y presentando a otros totalmente nuevos pero igual de carismáticos: el Gran Almirante Thrawn, el único alien que había alcanzado tal rango en una galaxia racista y xenofoba; el ambiguo contrabandista Talon Karrde, que ocupó el lugar de Jabba El Hutt en el hampa criminal; el desaparecido jedi Joruus C’boath; y sobretodo un personaje que calaría entre los fans de tal manera que llegaría a ser muy importante en el Universo Expandido, Mara Jade, la Mano del Emperador.

Zhan sentó las bases del Universo Expandido de tal forma que todo lo que vino después pivota alrededor de su obra. En sus novelas ya encontramos a la Nueva República, a Luke Skywalker iniciando en los caminos de la fuerza a su hermana Leia, casada con Han Solo y embarazada de gemelos, los restos del Imperio combatiendo en una guerra de guerrillas galáctica a las fuerzas de la Nueva República, etc. También trató por primera vez el tema de las Guerras Clon, si bien dando a entender que sucedieron de un modo muy diferente a como las narró George Lucas en su segunda trilogía. Con todos esos mimbres, Timothy Zhan construye una historia que se desarrolla a lo largo de tres novelas: Heredero del Imperio, El resurgir de la Fuerza Oscura y La última orden, cada una igual de apasionante, cada una sentando las bases de las historias que vendrían después, historias que en muy pocos casos llegaron a rozar el nivel que tienen estas novelas. Lo que posteriormente se conoció como La trilogía de Thrawn es, para mi, lo mejor que se escribió del antiguo Universo Expandido. Tan sólo podemos señalar un pero y es que Star Wars siempre ha sido una obra visual, concebida para ser vista y disfrutada en imágenes y en ese aspecto las novelas no podían llenar el hueco de las películas. Podíamos visualizar en nuestra mente a Luke, Han y Leia con los rostros de Mark Hamill, Harrison Ford y Carrie Fisher pero era difícil imaginar naves, planetas y nuevas razas alienígenas de las que no teníamos referencias. Por suerte para nosotros la adaptación en cómic vino a llenar ese hueco.

Star Wars Heredero del Imperio. El cómic 

La adaptación en cómic de las novelas de Timothy Zahn son el perfecto complemento, la puesta en imágenes de una historia que pedía a gritos otro formato. Ya que el cinematográfico no pudo ser, que mejor que la narrativa gráfica para poner rostro a los nuevos personajes, a las nuevas razas extraterrestres, a las naves que batallaban en el espacio. Según señala el guionista Mike Baron, en la introducción del tomo que recopila la adaptación de las tres novelas editado por Planeta:

Adaptar las novelas fue un proceso muy sencillo, porque la escritura de Zahn es muy visual. Sabiendo que iba a haber seis números de cómic por cada una de las novelas, no tuve más que dividir en seis el texto de cada una de ellas y hacer algunas concesiones para que los cortes tuvieran finales con cierto suspense. No tuve que inventarme los diálogos, son, como quien dice, los mismos que utiliza Zahn en los libros.

Mike Baron se encargó del guión de las tres adaptaciones pero para cada una se optó por artistas diferentes, lo que transmite una falta de unidad en el estilo del tomo y da lugar a algunas diferencias. De la primera novela, Heredero del Imperio, se encargaron los dibujantes franceses Olivier Vatine y Fred Blanchard, lo que da a lugar a uno de los cómics más europeos de Star Wars, en el mejor de los sentidos. Se nota un mayor detalle en los fondos y más variedad en el diseño de la página. Esta primera adaptación es la mejor de las tres con diferencia.

Bimmisaari, por Oliver Vatine
El planeta Bimmisaari, por Olivier Vatine

Para la segunda novela, El resurgir de La Fuerza Oscura se optó por dos autores americanos, como son Terry Dobson y Kevin Nowlan. No queremos decir que sea una mala elección pero Dobson es diferente en su narrativa, usando mucho más los primeros planos y aportando un estilo más “superheroíco”. La ventaja para el aficionado es que los rostros son más fidedignos con los actores que interpretaron a los personajes en el cine, resultando en una adaptación más convencional.

Página de La última orden, de Edvin Biukovic
Página de La última orden, de Edvin Biukovic

Joruus C'boath según Olivier Vatine
Joruus C’boath según Olivier Vatine

Para la última de las novelas, La última orden, se encargó el dibujo a Edvin Biukovic y Eric Shanower que aportaron un estilo que rozaba la caricatura en algunas viñetas. Esta es quizás la adaptación más floja pero también era la más difícil de llevar a cabo ya que en el último libro de Zahn se condensan todos los conceptos que el autor desarrolló en los libros anteriores, aparte de la batalla final que cierra la historia; sin embargo hay que decir que salen muy bien librados de lo que podría haber sido un fallo garrafal, como es la representación del destino final del Gran Almirante Thrawn. Como anécdota y ejemplo de los diferentes estilos que conforman el tomo, podemos fijarnos en el aspecto de Joruus C’baoth, al que cada autor retrataba a su manera.

Joruus C'boath según Terry Dobson
Joruus C’boath según Terry Dobson

 

Joruus C'boath según Edvin Biukovic
Joruus C’boath según Edvin Biukovic

Tanto las novelas de Timothy Zahn, de la que Planeta acaba de reeditar la primera, Heredero del Imperio, como el tomo que recopila las tres adaptaciones al cómic con el mismo título, son imprescindibles para el aficionado al Universo Star Wars, siendo además una obra que gustará a los que son menos adictos a la saga. Una historia muy bien construida, entretenida y que es puro Star Wars, tanto que muchos afirman que este es el auténtico Episodio VII. Son leyendas de Star Wars en todos los aspectos y quién sabe, quizás si podrían haber sucedido. Es lo que tienen las leyendas. Un saludo, sed felices y que la fuerza os acompañe.

Portada de Star Wars Heredero del Imperio, el cómic
Portada de Star Wars Heredero del Imperio, el cómic

Pedro Pérez S.
Aficionado también al cine, las series de televisión, la literatura fantástica y de ciencia ficción, a la comida, la cerveza y a todas las pequeñas cosas que nos hacen felices.

3 COMENTARIOS

  1. Hola, concuerdo con que la historia de la trilogía es muy buena, pero difiero totalente en que el cómic sea “una obra que gustará a los que son menos adictos a la saga”. En mis años mozos, siendo súper fan de la saga y en pleno descubrimiento del universo expandido, devoraba todo libro, cómic y videojuego que pasara por mis manos, y puedo decir sin miedo a equivocarme que los comics de la trilogía de Thrawn fueron el mayor tostón por el que tuve que pasar. Y no sólo yo, todos mis amigos coincidieron en el veredicto.

    ¿La razón? Muy simple. Es imposible adaptar una novela de 300 páginas a seis números de cómic y que salga bien. Quiero decir que para alguien que ya haya leído las novelas y se conozca bien la historia sí que será una delicia ver todo plasmado en imágenes (como comprobaría al cabo de los años), pero pillar el cómic de nuevas sin saber lo que te vas a encontrar es un suicidio. La historia va tan rápido (excepto ciertos puntos) que al final es todo un gran galimatías en el que te va a costar mucho enterarte de algo.

    Mi recomendación: las novelas. Las novelas siempre primero. Y si te has quedado con ganas de más, entonces puedes irte al cómic, pero nunca al revés. Eso siempre y cuando quieras enterarte de algo.

    Un saludo!

    • Hola Iñigo. La frase hace referencia al conjunto, es decir cómic y novela. Coincido en que el cómic complementa la novela. No se si puedes leer el cómic y no enterarte de nada porque no fue mi caso ya que yo leí las novelas y años después el cómic pero supongo que si, que es posible no enterarte de cosas tan sólo leyendo el cómic. Pero esa sensación de que la historia va tan rápido y al final te lías no es exclusiva de Heredero del imperio sino que creo que se puede aplicar a muchos de los primeros cómics de Star Wars publicados por DarkHorse. A mi me ha pasado con otros, como Imperio Oscuro, por ejemplo, o Sombras del Imperio.
      Se impone un post sobre los cómics del antiguo universo expandido.
      Un saludo.

    • Estoy de acuerdo contigo en casi todo. Pero creo que el trabajo de Baron es mediocre y no por culpa de la extension de la novela a adaptar. Tiene espacio para hacerlo mejor pero simplemente no es capaz. A medida que avanza toda la trilogia se vuelve mas confusa. Cuenta fatal las batallas y por que se libran. Explica pesimamente los complejos planes de Thrawn y lo peor de todo es el climax con la muerte del propio gran Almirante. Baron es un guionista muy capaz pero aqui esta sembrado y es una pena porque los dibujantes de todo los numeros cumplen de sobra y porque esta es practicamente la unica historia buena y solida de todo el universo expandido de Star wars.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad