InicioCineRetro-Análisis | 60 Segundos (2000): Velocidad, coches robados y el fantasma de...

Retro-Análisis | 60 Segundos (2000): Velocidad, coches robados y el fantasma de Eleanor

[email protected] mis amantes de la velocidad y de las películas añejas. Otra semana más os traigo un Retro-análisis que vosotros mismos habéis elegido en Instagram esta vez con un 67%. este domingo nos vamos a ajustar el cinturón, coger firmemente el volante y pisar a fondo el acelerador para hablar de ’60 segundos’ la versión del año 2000 protagonizada por Nicolas Cage, Angelina Jolie, Robert Duvall, entre otros.

Antes de entrar en detalles quiero aclarar que voy a hablar sobre esta cinta sin compararla con la original de 1974, hablaré de ella como producto independiente. Y otra cosa que debo decir es que ’60 segundos’ me ganó desde el momento en el que apareció un Ford Mustang aka Eleanor.

60 segundos

“Hace ya tiempo que Randall “Memphis” Raines ha dejado atrás su pasado delictivo. Pero cuando se entera de que su hermano está en peligro, para salvarlo se ve obligado a hacer lo que mejor sabe hacer: robar coches: 50 coches y un contrato. Fanático del automovilismo, Memphis es una leyenda en el negocio de robo de coches. No se le resiste ninguna cerradura, ninguna alarma. (FILMAFFINITY)

Partamos de la base que esta cinta esta producida por Jerry Bruckheimer, así que no esperemos ‘Lo que el viento se llevó’ o ‘La Lista de Schindler’. Todo lo que sale de la productora de este hombre es espectáculo en estado puro (Dos policías rebeldes, La Roca, Armagedon) y con una estética que suele tener cierto aspecto a videoclip y algunos planos que quedan geniales como fondo de pantalla para el PC.

Estamos ante otra película en la que se nos narran las  aventuras de ladrones con cierto honor y ética muy alejados de como suelen ser en el mundo real. La historia de ‘Ocean’s Eleven pero con óxido nitroso y coches de alta gama.

Dirigida por Dominic Sena de forma más que correcta y sin demasiados aspavientos (Kalifornia y Operación Swordfish) esta cinta de acción y latrocinio que nos va a entretener con la preparación del golpe y el muestrario de preciosos coches que los protagonistas tendrán que sustraer. Tendremos toda una caterva de personajes molones que tratan de abandonar su vida criminal y reinsertarse en la sociedad. El propio Memphis regenta una gasolinera con sección de karts en la parte trasera o Donny como profesor de autoescuela con algún que otro alumno un poco torpe.

Todos volverán, una última vez, a demostrar sus ‘habilidades’ para salvar la vida de Kip (Giovanni Ribisi) hermano menor de Memphis  que ha contraído una ‘deuda’ con el villano Raymond Calitri y que deberá pagar en un tiempo récord.  El equipo volverá a unirse acompañado de una nueva generación más atada a la tecnología que se enfrentará a los métodos de la vieja escuela. Ese choque tiene momentos de aprendizaje por ambas partes aunque también hay cierto enfrentamiento ya que los jóvenes siguen siendo vistos como niños y no como los adultos que son o creen ser. Viene a tener el planteamiento de una ‘buddy movie’ aunque de manera grupal.

Es obvio que siempre debe haber un interés romántico para darle una mayor profundidad a la trama y ahí entra en juego la vieja relación entre Memphis y Sway. Acabó mal y ahora afloran de nuevo los sentimientos entre ellos, una pasión que casi acaba en sexo mientras esperan para robar uno de los coches acompañados por  la música de The Cult.

Por otro lado tenemos a Castlebeck (Delroy Lindo) y Drycoff (Timothy Olyphant), dos detectives que seguirán la pista de este grupo de ladrones ya que piensan que tienen algún golpe maestro en mente. La relación entre Castlebeck y Memphis es de un respeto que roza lo inverosímil pero las interpretaciones de Cage y Lindo la hacen creíble en todo momento.  Ambos policías persiguen a los protagonistas durante todo el metraje y ese círculo se cierra en la parte final cuando el deber y el honor chocan… No haré spoilers.

60 segundos

La trama de 60 segundos no es la más innovadora del mundo cinematográfico pero funciona bastante bien y gracias a las pocas pinceladas que se les dan a los personajes. Aquí también veremos cómo Randall tiene que enfrentarse a sus demonios con forma de Ford Mustang diseñado por Steve Stanford y rematado por el famoso diseñador Chip Foose.

Toda la cinta desemboca en la persecución final en la que Raines tiene que enfrentarse a sus miedos y a un buen grupo de agentes de policía que harán de la entrega de último de los 50 coches todo un infierno.

Conclusión

’60 segundos’ es una película que hará las delicias de los amantes de la velocidad y de los coches espectaculares. El sello de Bruckheimer se nota en todo el metraje y le sienta muy bien a este remake.

Todos los actores están a un buen nivel, aunque destaco a Delroy Lindo. Por suerte aquí Cage no estaba aún en su etapa histriónica.

Casi dos horas de filme que se pasan muy rápido pese a que todo el primer y segundo acto con la elaboración del plan es algo lento pero nunca aburre gracias al juego del gato y el ratón de los detectives Castlebeck y Drycoff.

Os dejo el video musical de The Cult con el tema ‘Painted on my heart’ y la canción ‘Flower’ de Moby de los créditos iniciales.

Saludos desde el volante de Eleanor.

Juanma Martín
Amante de DC desde que ví Batman de Tim Burton en la gran pantalla. Crecí con los vídeos Beta y VHS y visitando casi a diario unos lugares extintos llamados videoclubs. Seguidor acérrimo de las tardes de sofá y series, del cine y del "buen" cine más aun. Jugador de rol desde los 14 años y jugador de videojuegos desde los 20. Muy cliché durante gran parte de mi vida.

4 COMENTARIOS

  1. Hola Juanma:
    Gran artículo y buena película, pero yo soy más fan de la original de los años setenta que de este remake, jaja. Bah, será que la original tenía toda esa cosa artesanal de estar hecha por un tipo que no tenía idea de dirección, con actores que no eran, justamente, actores sino amigos suyos y destruyendo algo así como 140 autos, al punto que quedaba en la ruina si fracasaba. Eso además de tener la persecución de autos más larga de la historia del cine (40 minutos). Este remake no estuvo mal y está hecho, desde ya, con una producción acorde a los tiempos, pero claro, se pierde toda esa “magia”.
    Gracias por el artículo. Un abrazo y que estés bien

    • Hola Rodolfo

      En el mayor número de ocasiones no lo original es mejor que el remake y es cierto que está versión es de mayor calidad visual pero carece del espíritu de la de los 70s.

      Un saludo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

ÚLTIMOS COMENTARIOS