InicioCineLa Autopsia de Jane Doe (2016): Un ejercicio de tensión más allá...

La Autopsia de Jane Doe (2016): Un ejercicio de tensión más allá del terror

Bienvenidos amantes de terror a una crítica, que en estas fechas creo que hará las delicias de los seguidores de este género cinematográfico. ‘La autopsia de Jane Doe’ no es una cinta mundialmente conocida, como Expediente Warren o cualquiera de sus spin-offs, pero si tiene el reconocimiento de la mayoría del público amante del terror. Galardonada con el premio especial del jurado en Sitges en 2016, esta cinta dirigida por André Øvredal es una de mis favoritas del género y creo que Halloween es una excelente época para disfrutar de ella.

Disfrutad del tráiler de ‘La autopsia de Jane Doe’, que seguro que consigue que queráis ver este inquietante filme.

Si sois seguidores de esta sección, aquí os dejo el enlace al resto de Retro-Análisis que hemos escrito.

Esta película la podemos dividir en dos partes muy diferenciadas entre sí: Todo lo concerniente a la autopsia (que corresponde con la primera parte de la cinta) y lo que sucede después. No haré spoilers en esta crítica para no arruinar el disfrute de quien quiera ver ‘La autopsia de Jane Doe’, así que sentíos libres de leer lo que aquí os traigo.

André Øvredal juega magníficamente con la incógnita sobre la identidad de este misterioso cadáver. Ian Goldberg y Richard Naing firman un guion que durante la primera mitad es sencillamente brillante y sobrecogedor. La tensión que genera cada paso que se da durante la autopsia nos entrega un film extraordinario y portentoso en cuanto a eficacia narrativa.

El acierto con el que se han elegido algunos planos es pasmoso, utilizando el generalizado morbo hacia la muerte para entregarnos muchos primerísimos planos del rostro de Jane Doe que consiguen que no podamos apartar la mirada.

Desde la primera escena en la que es hallado el cuerpo enterrado de Jane Doe en la escena de un dantesco crimen, el filme nos arroja a un misterio que nos atrapará sí o sí. Un escenario en el que no hay entradas forzadas y que nos deja ver que esa gente trataba de huir de algo o alguien. 10 minutos necesita esta película para atraparnos, pero no le basta con eso, sino que nos agarra fuerte y consigue que no te despegues de la pantalla, al menos durante su primera mitad.

Podemos decir que vamos a la parte menos impactante de esta cinta, ya que en su segunda mitad cae ligeramente y abandona el thriller para dejarse llevar por la estructura del terror más clásico.

Jane Doe

La  calidad de la producción es bastante elevada y pese a lo que he comentado sigue siendo un filme que nos mantendrá pegados al sillón aunque con situaciones que ya hemos visto en decenas de ocasiones. La tensión de los primeros 45 minutos, que se llevó de forma magistral,  se convierte, en su segunda mitad, en una excelente película de terror pero sin más virtud que el buen hacer de André Øvredal y de su director de fotografía. No estaría remarcando tanto la convencionalidad de la trama si no nos hubiesen embelesado tanto con ese extraordinario comienzo.  Creo que genera unas expectativas tan enormes que después se ve lastrada por ellas… Algo similar a lo que ocurrió con la temporada final de Juego de Tronos (guardando las distancias).

De todas formas ‘La autopsia de Jane Doe’ es una gran cinta y quizás mi problema fuesen dichas expectativas que yo mismo me fui generando durante su visionado.  Como película de terror es muy buena en conjunto, los ‘jumpscares’ funcionan y la atmosfera durante todo el metraje es excelente en esta morgue aislada por una fuerte tormenta.

Durante todo momento el ritmo del filme es muy bueno y sabe manejar ‘el tempo’ para no aburrir ni un solo segundo. Creo que gran parte del mérito de la tensión (más allá de la dirección) son las grandes actuaciones que nos regalan Brian Cox y Emile Hirsch, sobre todo el primero. Este veterano actor sabe meterse al público en el bolsillo y pese a tener un personaje muy sobrio y, en principio, poco dado a ser atractivo consigue convertirse en los cimientos de la cinta. Cox ya me conquistó con su tiránico Agamenón en Troya de Wofgang Petersen de 2004.

En conclusión, ‘La autopsia de Jane Doe’ es una película que gustará mucho a los amantes del terror, suspense y de los misterios bien narrados. Sin duda un gran espectáculo visual de sobrada calidad que no se deja llevar por el susto fácil para tenernos atentos, lo hace con una historia atractiva y espeluznante. Este filme sabe jugar con el morbo que genera la muerte en el ser humano y sabe exprimirlo en todo momento. El mayor ejemplo de ello lo tenemos en el personaje de Ophelia Lovibond y su deseo por ver los cadáveres con los que están trabajando padre e hijo. La campanilla en el tobillo pone los pelos de punta.

Os insto a que os dejéis llevar por este filme y por la hipnótica atmosfera de esta morgue ya que no os vais a arrepentir ni un solo minuto. Y Aquí os dejo su ficha en IMDb.

Actualmente podéis disfrutar de esta película en Amazon Prime.

Saludos y espero que disfrutéis con el miedo.

Juanma Martín
Amante de DC desde que ví Batman de Tim Burton en la gran pantalla. Crecí con los vídeos Beta y VHS y visitando casi a diario unos lugares extintos llamados videoclubs. Seguidor acérrimo de las tardes de sofá y series, del cine y del "buen" cine más aun. Jugador de rol desde los 14 años y jugador de videojuegos desde los 20. Muy cliché durante gran parte de mi vida.

2 COMENTARIOS

  1. Muchas gracias por el artículo Juanma.

    Esta peli la he visto hace años y es muy recomendable para los que buscan un buen film de terror, con un buen guión y sin necesidad de demasiados artificios al estilo “la monja”.

    Un saludo y sed felices!!

    • Hola Jordi
      Gracias por leernos. La autopsia de Jane Doe la considero una gran película, al igual de babadook, Oculus: El espejo del mal o cualquiera de la saga de Expediente Warren. Aunque La Llorona no terminó de engancharme.
      Un saludo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS