Scott Derrickson se separa de Doctor Strange 2

1

El director de Doctor Extraño, ya conocido por títulos como El exorcismo de Emily Rose o Sinister, ha terminado separándose del universo Marvel por el momento. El responsable de una filmografía que, aunque todavía corta, es muy significativa para lo que suponía esta nueva entrega.

Doctor Strange 2: in the multiverse of madness, pretende mover a Marvel hacia un territorio hasta ahora poco explorado para la compañía: el terror. Y precisamente por este paso, el pasado de Scott Derrickson en películas del género en las que ya perfiló su estilo, suponía un matrimonio perfecto. Pero hubo problemas en el paraíso y las diferencias creativas han terminado suponiendo para el director un impedimento demasiado grande, por lo que han terminado separando sus caminos.

Por lo que sabemos, Derrickson quería hacer una película que abrazara plenamente el género, quizás de una manera que Marvel no había previsto. Lo que es evidente es que la compañía responde ante un público increíblemente numeroso, y ante estas situaciones la tónica del riesgo mínimo es lo que tiende a predominar, más aun si tenemos en cuenta el cariz conservador en cuanto a fórmula cinematográfica por el que tiende a apostar Marvel. Precisamente por esto, no sorprende que el maridaje entre un director criado en el terror al margen de lo mainstream y una compañía millonaria no haya terminado funcionando.

Probablemente Marvel al ver el rotundo éxito de Joker, película que independientemente de opiniones ha acercado el cine autoral al blockbuster, haya querido más de lo mismo y quiera cambiar la fórmula, pero parece que los reparos de las posibles pérdidas del gran público han terminado ganando la partida.

Personalmente creo que la dinámica de sobreproteger al espectador y mimarlo ante posibles choques, a lo único que contribuye es a paulatinamente infantilizar y capar al producto medio, recortando a largo plazo la libertad creativa pues siempre se termina respondiendo a la corrección política, una cada vez más difusa y que ya no sabemos si obedece a una opinión real mayoritaria o tan solo a unas pocas voces aumentadas por el eco de las redes sociales. Pero por otra parte también entiendo las responsabilidades como empresa de una gran compañía y el entender el público medio al que va a llegar ese producto –lo cual no quiere decir que no se pueda ramificar y llegar a un espectro distinto de la sociedad…– ¿Vosotros qué opináis?



el autor

Proyecto de todo sin llegar a nada. Intento de guionista y en ocasiones me creo crítico. Vivo en una divagación constante y no me arrepiento de ello.

1 comentario

  1. Comprendo que Marvel vele por su estilo, es algo a lo que hay que dar mucho crédito, porque los resultados han sido muy buenos. No es capar, es proteger.

    Un saludo y gracias por el artículo.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Es difícil ganarse al crítico más brutal de todos: Twitter. Y parece que las imágenes que están saliendo de los diseños de la secuela de…