InicioCómicsThe Boys: Dear Becky (2020)

The Boys: Dear Becky (2020)

The Boys es una de las series de superhéroes más interesantes y exitosas de los últimos años, que presenta una visión mucho más cínica del género para un público que ya reconoce los clichés que suelen aparecer en las películas de Marvel o DC. No solo ha tomado por sorpresa a su audiencia, sino que ha adaptado con bastante solvencia el cómic, estableciendo algunas diferencias necesarias por el presupuesto y otras que plantean posibles desarrollos muy sugerentes. Sin embargo, todavía le queda mucho para alcanzar los niveles de humor negro y desarrollo de personajes que el tebeo original consiguió a lo largo de sus más de setenta números.

Durante los últimos meses, seguramente con el objetivo de exprimir una de sus ideas más rentables, Garth Ennis ha comenzado a publicar una miniserie que sirve como epílogo a esa épica que seguía los pasos de unos cuantos locos que decidieron enfrentarse a seres equiparables a semidioses. Cabe preguntarse, después del perfecto final que el irlandés le dio a la serie original, si este epílogo consigue aportar algo a este cruel universo ficticio o si resulta un sacacuartos como tantos otros que solemos ver cuando se realiza una adaptación cinematográfica o televisiva.

Querido diario…

En estos cuatro números hasta ahora publicados, ambientados años después de la caída de Los Siete, hay tres líneas argumentales paralelas: en primer lugar, seguimos los pasos de Hughie en su pueblo de la infancia. Su vida continúa siendo igual de mediocre, pero no solo sigue con Annie, sino que mantiene las amistades que contemplamos en la anterior miniserie dedicada a él. Vive una existencia más o menos plácida y, sin embargo, todavía arrastra traumas después de su último enfrentamiento con Billy Butcher. Todos estos sentimientos aflorarán en cuanto lea el diario de este asesino y comprenda mejor por qué hizo lo que hizo.

The Boys

A través de esta lectura, vemos cómo El Carnicero y el resto de su comando, antes de que Hughie se uniera a ellos, se preparan para detener los planes de un ejecutivo rebelde que intenta crear su propio equipo de superhéroes. Sin embargo, hay un tercer flashback en el que vemos distintas escenas de la vida cotidiana de este duro personaje cuando estaba con la mujer de su vida, y que nos permitirá ver cómo vivía el duelo Billy Butcher, incluso cuando los lectores creían que era simplemente un demente sin escrúpulos.

The Boys: Dear Becky?

Al leer el título de esta historieta, podría pensarse que se centraría exclusivamente o de manera prominente en la mujer del Carnicero, teniendo en cuenta la importancia que esta acabó adquiriendo en la serie de televisión y el giro de guión que la tenía a ella como protagonista. Sin embargo, resulta algo decepcionante ver cómo la mayor parte de las páginas se dedican a dos personajes que ya conocimos en las viñetas del tebeo original: Hughie y Butcher. En el caso del primero, nos encontramos con un simpático cuadro costumbrista de la Escocia profunda: el humor habitual de Ennis y su buen tratamiento de los personajes nos hace esbozar una sonrisa cada vez que uno de ellos abre la boca, y agrada saber que la mejor pareja de la serie sigue junta después de tanto tiempo.

Sin embargo, la historia donde seguimos al líder de los Chicos no parece tan inspirada ni se nos antoja digna de una miniserie, sino que se trata de un mero episodio sin trascendencia en la cruzada de nuestros protagonistas. No hay nada especialmente llamativo en la soporífera trama que se nos cuenta, y la violencia que utiliza el irlandés como condimento no conserva el mismo impacto después de todas las barrabasadas cometidas por los superhéroes en la serie principal. Después de los malignos ejecutivos de Vought-American o del escalofriante Black Noir, los villanos a los que se enfrentan los antihéroes en esta ocasión no pasan de lo anecdótico, y ni siquiera su comicidad hará que los recordemos en un par de meses… o de semanas.

Conclusión

The Boys: Dear Becky, a la espera de sus últimos números, deja un sabor agridulce. Por una parte, vemos que Ennis no ha envejecido mal, como demuestran sus últimas miniseries del Castigador, sino que sigue siendo uno de los mejores dialoguistas que existen en el Noveno Arte. Por desgracia, este cómic parece hecho por encargo, con el piloto automático, y resulta innecesario para una historia que se cerró con un último arco magistral. Después de la brutal conclusión del cómic, hay que admitir que resulta agradable ver de nuevo a estos personajes… pero para ello tenemos ya la estupenda serie cuya segunda temporada se acaba de estrenar y que, esperamos, permita que su creador se dedique a crear novelas gráficas más personales y atinadas.

 

Máximo Simancashttps://laautopistadepalabras.wordpress.com/
Periodista. Redactor en esta página y, antes, en el portal digital madridesnoticia. Creador de contenido para redes sociales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Análisis de Heels. Temporada 1. Capítulo 6

Damas y caballeros, ladies and gentlemen, bienvenidos al nuevo show de lucha libre. Esta flamante serie llamada Heels nos trae muchos músculos, llaves y...