¿Volverá el Universo animado de DC en forma de película?

2

Adelantados a su tiempo

Hoy en día todo son universos compartidos. El de Marvel, el de Fox, el de DC, el fallido Dark Universe… una oferta para todos los gustos de una audiencia más dispuesta a involucrarse con un producto a largo plazo. No es de extrañar que sea así, ya que se trata de un sueño húmedo para gran cantidad de productores: la posibilidad de vender una película porque tiene un sello que la gente reconoce, algo que hasta la fecha solo había conseguido Disney y poco más. Creativamente, aunque a veces limite la película individual, permite crear historias más complejas y espectaculares, como los lectores de cómic bien sabemos. Sí, hoy todo el mundo quiere su propio universo cinematográfico.

¿Y si te dijera que DC ya tuvo un universo compartido en formato audiovisual? ¿Y si te dijera que adelantó hasta al Universo Cinematográfico de Marvel y llegó a influir en los propios cómics?

¿Y si te dijera que puede volver antes de lo que pensamos?

Aunque todavía se trata de una petición de fans y no hay nada confirmado, repasemos la historia de este peculiar universo animado  y comentemos los indicios de un posible retorno.

La serie que lo cambió todo

Las series de animación de superhéroes, durante mucho tiempo, no fueron muy buenas. A pesar de que eran más  que adecuadas para el público infantil de la época, muchas de ellas parecían hechas sin alma, sin apenas presupuesto y con una calidad paupérrima en los guiones. Todo eso cambiaría tras la Batmanía propiciada por las películas de Tim Burton a principios de los noventa, que hizo que Warner se planteara la creación de una serie animada para que los más pequeños pudieran disfrutar de las aventuras del personaje. Sin embargo, con la contratación de talentos como Bruce Timm, Eric Radomski o Paul Dini para llevarla a cabo, lograron atraer a un público más maduro que ya había comprobado con la animación japonesa que este medio tenía posibilidades sin explorar.

Estrenada en 1992, la serie tuvo un éxito arrollador, gracias al estilo art decó de sus dibujos y a los cuidados guiones que fue presentando en sus distintos capítulos. Cabe destacar el magistral episodio dedicado al Sr. Frío, que creó al personaje que conocemos hoy en día quedándose solo con el nombre del cómic, y cuya trágica historia le valió un Emmy a la serie, algo impensable hasta el momento en un producto de estas características. También comenzó a introducir tramas que pasaban de un episodio a otro, como la enemistad con el mafioso Rupert Thorne o la transformación de Harvey Dent en el siniestro Dos Caras. Pero si hubo un villano que destacó fue el Joker de Mark Hamill, tanto que el actor de Luke Skywalker ha retomado el papel en películas de animación recientes y en videojuegos como Arkham Asylum.

En definitiva, esta serie fue un gran acierto que engendró distintas películas de igual o superior calidad y que llevaría a los directivos de Warner a querer repetir la jugada. ¿Y cuál es el paso lógico después de Batman?

Superman… y más allá

Después de la serie del mejor detective del mundo, el Hombre de Acero tuvo su oportunidad, del mismo equipo creativo. Aunque no llegó a tener tanta relevancia ni influyó de manera tan determinante en el mundo del personaje, fue un esfuerzo más que digno que nos dio a un Superman más vulnerable pero que seguía siendo un boy scout. En esta serie no había lugar para demasiada oscuridad, aunque el Lex Luthor de Clancy Brown estuviera muy inspirado en la versión de Byrne: este era un Superman parecido al de Reeves, que sonreía y se preocupaba por los enemigos, pero también uno que podía llegar a enfadarse. En la serie ya aparecieron personajes como Flash o Linterna Verde, y villanos como Darkseid que comenzaron a conformar el esqueleto de ese universo.

Más adelante, veríamos Batman del futuro, en el que contemplamos el futuro del DC animado, y en el que Kevin Conroy retomaría su papel como un viejo Bruce Wayne. En la serie, seguimos a un joven Batman que opera en una Gotham City mucho más futurista y limpia superficialmente, pero reconocible. Este producto conjugaría un mejorable drama de instituto con una aventura superheroica en estado puro, con unos villanos estrafalarios y completamente originales, y con el retorno del Joker en una película.

Después de estos éxitos y de series de menor calado como Static Shock, Warner decidió hacer lo que haría Marvel Studios una década después: el de reunir a todos los héroes que habían introducido y a algunos más en un equipo. Así nació la serie de La Liga de la Justicia.

La Liga de la Justicia, la culminación de todo el esfuerzo

Esta serie, que muchos conocieron en su infancia, supuso un paso más allá en la creación de un universo coherente y con una gran cantidad de detalles, que abarcó todo lo que pudo del Universo DC. Mongul, el Cuarto Mundo, Aquaman, los Blackhawk… una gran cantidad de personajes fueron añadidos a este esfuerzo colectivo, en una de las adaptaciones más fieles y con más cariño que jamás se han hecho del cómic americano. Y diré más, para mí, lo mejor que se ha hecho con la Liga de la Justicia en cualquier medio.

Hubo historias que se extendieron durante varias temporadas, como aquella en la que el gobierno trataba de cazar a los superhéroes o la aparición de la Legión del Mal, conformada por distintos supervillanos. La complejidad de las tramas y el desarrollo de personajes fue algo inaudito para una serie de animación de esa época, para ese público y con esa temática. Por lo tanto, esta formación, que reúne las bondades de este universo, es lo que una gran cantidad de aficionados quiere retomar.

¿Podría volver este universo?

Más de una década después del final, estas series siguen levantando pasiones entre los aficionados. Precisamente por ello, surgió el hashtag #JLReunion en Twitter, que pedía la creación de una película animada con el elenco original y que prosiguiera con esta continuidad, a pesar de la apoteósica conclusión que tuvo la serie. Esto no tendría mayor importancia de no ser por un pequeño detalle que nos hace albergar esperanzas: dos actores de la serie original han respondido, diciendo que harían la película si estuviera en marcha.

La primera es Susan Eisenberg, que puso la voz de Wonder Woman en estas series, y en algunos productos posteriores, con una buena interpretación que captaba la esencia del personaje. Sin embargo, el apoyo más importante ha sido el de Kevin Conroy, intérprete de Batman en numerosos productos de animación y videojuegos, y que sigue teniendo buena relación profesional con Warner. Muchos seguidores de estas series cruzan los dedos gracias a sus comentarios respaldando la propuesta.

Es cierto que los indicios son algo endebles, pero se trata de un comienzo… así que esperemos que la iniciativa de los fans haga que Warner se plantee recuperar esta cuidada continuidad.



el autor

Periodista en cuarto de carrera. Redactor en esta página y en el portal digital madridesnoticia. Creador de contenido para redes sociales. He publicado cuatro libros en ebook, y cuento con un blog donde expongo mis proyectos. Si pinchas en esta casita tan mona, podrás verlo.

2 comentarios

  1. Y no has comentado todas las películas de animación de DC que llevan haciendo desde principios de siglo hasta la actualidad, con Jay Olvia, Sam Liu y Lauren Montgomery a la cabeza entre otros.

    • Aunque muchas de ellas son buenas películas y darían para otro artículo‚ este en concreto buscaba repasar las que formaban parte de ese universo y especular sobre su posible regreso.
      La hipotética película que los actores estarían dispuestos a hacer transcurriría en la continuidad de la serie clásica‚ por lo que no consideré incluir las nuevas versiones en el repaso.
      Gracias por el comentario.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
Los amantes del anime vamos sumando puntos a las series hasta que sólo unas pocas elegidas alcanzan el límite de la perfección, y uno de…