Welcome to the Blumhouse: Crítica de Black Box, un viaje por los recuerdos

0

¡Saludos gente cinéfila! He tenido la oportunidad de ver “Black Box” (traducida malamente en España como “Cajas oscuras”), que es una de las 8 películas que la productora Blumhouse acordó realizar para Amazon Prime, en lo que se conoce como “Welcome to the Blumhouse”, un ambicioso proyecto para la productora y la plataforma. Y dicho sea de paso, un proyecto que seguiremos con lupa en esta web, con críticas de cada una de las películas.

En principio, cuando llegó el anuncio hace meses, se vaticinaba que serían historias escalofriantes de suspense y de terror tanto para gente veterana en estos géneros como para recién llegados. ¿Se han cumplido esos vaticinios en Black Box? Siendo honesto, NO. Y ojo, no es que Black Box sea una mala película, pero en este caso en particular, no hay terror, y el suspense que nos encontramos no tiene nada de escalofriante. Mi valoración sería diferente de no tener presentes esas promesas de la productora, porque uno se siente un tanto decepcionado con lo que se encuentra, a pesar de que Black Box no sea ningún desastre. Por eso las expectativas creadas han jugado en su contra.

El director de Black Box, que también es uno de los co-guionistas (junto a Wade Allain-Marcus y Stephen Herman), es Emmanuel Osei-Kuffour, que se estrena como director de un largometraje, al contar previamente con un par de cortos. Al frente del reparto nos encontramos con Mamoudou Athie, al que pudimos ver entre otras películas en “Underwater” (reseñada en esta web por mi compañero Juanma), y que próximamente estará en Jurassic World 3. A él le acompañan Phylicia Rashad (la madre de Adonis en las pelis de Creed, también reseñadas aquí y aquí), la pequeña Amanda Christine, o Tosin Morohunfola. Tanto Amanda como Tosin me eran descononocidos, pero no hacen mala labor.

Por otra parte, si tuviera que encuadrar Black Box en algún género, sí que sería en el suspense, pero porque es lo que más presente hay en la historia, junto al drama familiar y unas gotas de ciencia ficción. Y como creo que en casos como éste se disfruta más el visionado sin saber demasiado sobre lo que uno se va a encontrar, os dejo la breve sinopsis de su ficha en Amazon Prime:

Tras perder a su mujer y la memoria en un accidente de coche, un padre soltero se somete a un tratamiento experimental que le lleva a preguntarse quién es realmente.

Es cierto que, a tenor de lo descrito, uno podría pensar que dicho tratamiento será el vehículo perfecto para momentos de terror e inquietud, pero ya os anticipo que no será el caso. Sí, hay un par de detalles relativos a ese tratamiento y su experiencia inmersiva en la mente de Nolan, el protagonista, que pueden generar algún momento tenso, pero solamente al principio, porque luego se va desinflando. Por eso, y a riesgo de ser reiterativo, la importancia de las expectativas que se generan en torno a un proyecto, son su mayor lacra cuando al final el resultado no aporta lo prometido, o lo hace de una forma bastante light en el mejor de los casos.

Por poneros un ejemplo, un escritor que me gusta es Robin Cook, un doctor que en el mundo de las novelas se ha especializado en el género de la intriga médica. Pues bien, Black Box se me antoja algo más propio (salvando las distancias claro) de una novela de Cook que de una producción de la Blumhouse. Tenemos el tratamiento experimental, en el cual un aparato llamado “Caja Negra” almacena y memoriza los recuerdos de una persona, también está el paciente que, al padecer amnesia a consecuencia de un accidente, necesita recordar quién es para seguir adelante con su vida, y nos queda la doctora con grandes ambiciones en el campo de la neurología.

Lo anterior conforma una mezcla más propia de ese subgénero de la intriga médica, y de haberse generado expectativas previas en ese sentido, seguramente conferirían una mejor acogida para Black Box. Pero bueno, volviendo a la película en sí, tiene cosas interesantes, como la propia terapia a la que se somete Nolan, a través de la cual éste accede a algunos de sus recuerdos pasados para intentar curarle de su amnesia. En dicho tratamiento veremos cómo los recuerdos a los que accede, parecen inicialmente suyos, pero luego se nos revela que precisamente no tienen nada que ver con el pasado del personaje, y la película se centra en ir desvelando el por qué.

Otro acierto de Black Box lo he encontrado en la manera en la que se enfocan las consecuencias de la amnesia de Nolan en su vida. Inicialmente vemos que vive con su hija, quien prácticamente se ha habituado a actuar más como una adulta que como una niña, ya que tiene que ayudar a su padre con muchas cosas que él ha olvidado hacer. Y claro, a lo largo de la película veremos cómo se gestiona la convivencia a medida que el tratamiento va avanzando en las sesiones de Nolan con su doctora.

Como aspectos en contra, tenemos una trama que tampoco es novedosa, y cuyos giros de guion son un tanto previsibles, en especial los que nos encontramos como fruto de la terapia con la Caja Negra, porque más o menos los anticipamos con las pistas que se nos dan poco a poco. Hay un personaje (no digo cuál por no hacer spoiler), que empieza siendo una cosa y luego termina siendo otra, que es muy tópico y carece de la fuerza que podría haber tenido en otras circunstancias. Y nos queda la escena final, que sirve tanto de cierre como de puerta abierta a secuela (prefiero pensar que como cierre simplemente), que también es demasiado tópica.

Por ir encarando la parte final de la crítica, no tengo quejas en la parte actoral o técnica, ya que las actuaciones no son sobresalientes, pero cumplen para lo que hay. La dirección es correcta y no hay nada que estéticamente desentone, pero la sensación que queda es que ésta es una de esas películas que tranquilamente podría haber visto uno en la sobremesa de cualquier cadena de televisión, sin importar las productoras implicadas. ¿Recomendaría Black Box? La verdad es que no, pero tampoco daría una pésima opinión si me pregunta alguien. Pasable y poco más.

Mi compañero Rodolfo analizó “El engaño” (aquí podéis leer su crítica), la otra película que abre “Welcome to the Blumhouse”. Y de momento ni una ni otra parecen las mejores elecciones para estrenar colaboración. Esperemos que las próximas películas que lleguen a Amazon Prime, y de las cuales os traeremos crítica, suban el nivel, o este proyecto conjunto y tan ambicioso puede ser un fracaso. Estaré encantado de responder cualquier comentario que queráis dejarme sobre esta película. Hasta que volvamos a leernos, os mando un saludo.



el autor

Licenciado en Derecho por la Universidad de Granada. Guionista del cómic "Un disparo en el desierto" (Ediciones Traspiés, 2017), y colaborador en los fanzines "Hormigas" y "La Revistica" de Granada. Dos de mis aficiones son la lectura y la escritura, y sigo fomentándolas, leyendo cuanto puedo y escribiendo relatos o guiones de cómic para sus posibles publicaciones.

Deja tu comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad