Análisis de American Horror Story: 1984. Capítulo 8

0

Bienvenidos amigos amantes del suspense y terror slasher. Aquí nos encontramos de nuevo con el análisis de esta serie que nos aterroriza a la vez que nos hace felices. American Horror Story ha vuelto y lo ha hecho con cambios y aires nuevos. Hoy hablaremos de todos los detalles que nos dejó “Rest in Pieces” (Descansa en partes) , la octava entrega de esta nueva temporada.

No encontramos ante el penúltimo capítulo de esta muy buena temporada, centrada en el Campamento Redwood, y donde asistiremos a una serie reivindicaciones y redenciones por todos los hechos ocurridos durante todos estos años, a excepción de Ramirez y Margaret que mantienen sus almas oscuras y siniestras.

Brooke y Donna son las únicas entre todos los protagonistas que aún no han llegado al campamento y buscaran ser la “chicas del final” y vengarse de tanto mal que recibieron por parte de la millonaria Margaret. Mientras almuerzan en un bar próximo a la salida hacia el campamento, se les acerca una periodista del National Enquirer, atraída  por su parecido con la supuesta asesina muerta. Esta reportera escribe sobre asesinos en serie y se siente intrigada al creer que ellas son las famosas que está investigando. Esta subtrama no aporta mucho a la historia general, dado que su aparición es de unos excasos minutos, pues pronto acaban con su vida en Redwood, tras acompañar a las jóvenes que querían mostrarles como habían sido realmente los hechos ocurridos años antes.

La joven periodista muere a manos de un trio mafioso que está compuesto por Ramirez (que busca venganza del señor Jingles), Bruce (el aspirante a asesino al que le faltan sus dos dedos pulgares) y Margaret (que tiene como objetivo matar y regar Redwood de sangre de cualquier artista, para que así el campamento se convierta en la tumba de los grandes músicos de los ochenta y un lugar de culto).

Benjamin y Ramirez nuevamente se vuelven a encontrar y se enzarzan en una lucha entre la vida y la muerte, entre el más allá y el poder oscuro, pero el Bruce se entromete y no nos permite disfrurtar  del duelo estelar de esta novena temporada. Como dije en el análisis anterior, la táctica de Richter tenía un claro punto débil, él no puede salir del campamento cosa que el Acosador Nocturno si, y con este dato está un paso por delante el asesino en serie y así poder acabar con la vida de su hijo.

Tras revivir, una vez más, Benjamin, es encontrado por Xavier y los demás fantasmas que quieren venganza. Es entonces lo atan y lo torturan, mientras Richter, les suplica que únicamente quiere proteger a su hijo y de esa forma no puede. Podemos notar también el claro arrepentimiento por todos sus asesinatos.

El otro dato sobresaliente que nos deja este octavo capítulo, que sirve de nexo para el gran final, son las bases de la redención para el personaje de Montana. Todo está preparado para que ella sea “la chica del final”. En una charla muy profunda con Trevor, donde el amor y el remordimiento por actos pasados son el eje, él le manifiesta que quiere vivir a su lado, que se quiere suicidar para apostar por el amor. Esta declaración desconcierta a Montana y se niega a que lo haga, alegando que es una persona oscura, que no lo merece, que no es alguien por quien merece la pena morir. Fue ella quien creó al Acosador Nocturno y se sincera con una dura crítica a la sociedad machista, donde cualquier acto que realice un hombre no es medido de la misma forma que si lo realiza una mujer, siempre las culpables son las mujeres. Pero Trevor insiste en que Montana es una chica especial con quien compartir el resto de sus vidas o su muerte.

Conclusión

Ya están todas las piezas en la mesa, Montana con todas las fichas para ser la chica del final y tener su merecida redención. Con Margaret, Ramirez y el aprendiz Bruce, como el trio a vencer y Brooke y Donna buscando terminar con el horror en Redwood. Las almas de los fantasmas creo que vivirán para siempre dentro del campamento y que esa especie de magia que recae sobre  el lugar desde hace muchos años no nos permitirá ver a los protagonistas llevar una nueva vida.

¿Benjamin  logrará escapar y encontrar la forma de matar a Ramirez  y que no vuelva a revivir por el poder oscuro? ¿Brooke podrá lograr una vida mejor sin remordimientos y odios? ¿Que pasara con las almas que vagan por el campamento una vez que finalice todo?, son algunas de las preguntas que serán respondidas en el último episodio.

 

 



el autor

Periodista deportivo. Futbolista frustrado. Amante del asado y el buen vino. Dentro de lo menos importante que tiene la vida, lo mas importante son las series, cine, libros y fútbol.

Deja tu comentario