InicioseriesEl cuento de la criada (Análisis)Análisis de El cuento de la criada. Temporada 3. Capítulo 9

Análisis de El cuento de la criada. Temporada 3. Capítulo 9

Bienvenidos una semana más a Gilead, la distopía no tan distópica donde los hombres ostentan un cargo y las mujeres son monedas de cambio. Sin embargo, la revolución se está cociendo a fuego lento…

Análisis de la tercera temporada de El cuento de la Criada

Análisis de la primera temporada de El cuento de la criada.

Análisis de la novela El cuento de la criada.

Análisis de la segunda temporada de El cuento de la criada.

Antes de nada, una disculpa. Ha sido difícil compaginar las vacaciones con la escritura y eso ha supuesto un retraso de una semana en el noveno capítulo de esta temporada. Por ello, tanto el análisis de este capítulo como el del décimo saldrán antes del estreno del undécimo.

Dicho esto, una nueva reflexión. Se ha confirmado una cuarta temporada de la serie. De momento, no lo veo una buena decisión porque me da la sensación de que ni siquiera el creador de El cuento de la criada sabe en qué temporada desea acabar, lo que lleva a un alargamiento artificial de las tramas que se está notando mucho en esta tercera temporada.

FIN DEL NUDO

En lo que respecta al noveno episodio, Heroica cierra el segundo arco narrativo de June de esta temporada, el de su descenso a los infiernos que comenzó con la revelación de que los Waterford iban a reclamar a Hollycole a Canadá. Para ello, la serie innova (lo que le no le viene nada mal) en un episodio que transcurre en un único espacio, la habitación donde se encuentra DeMatthew (su nombre es Natalie) ingresada tras ser disparada a finales del episodio anterior.

Debido al acoso que ella mismo indujo a DeMatthew, June es castigada a permanecer día y noche en la misma habitación, en actitud de oración por el bebé de la criada. Ella se encuentra en muerte cerebral y el esfuerzo del médico se centra únicamente en el feto.

Derrotada psíquicamente, se derrumba al perder la noción del tiempo y del espacio por el aislamiento. A diferencia de otros episodios de esta temporada, todas las escenas se viven desde el punto de vista de la protagonista, a imagen y semejanza de la primera temporada.

June es incapaz de distinguir que es real y qué pertenece a su imaginación. Sufre alucinaciones de niñas que acuden al hospital y desconocemos qué conversaciones a lo largo del episodio ocurren dentro de su cabeza. Está derrotada porque tiene la certeza de que no volverá a ver a su hija.

Solo piensa en hacer daño, en acabar con la vida de DeMatthew porque así ella podría ser condenada y ejecutada, no por misericordia hacia la criada disparada. Así, las ideas son homicidas en la superficie. En el fondo, June tiene pensamientos suicidas.

EL RESURGIR DE LA HEROÍNA

Existen dos puntos de inflexión en este capítulo que revierten su situación.

Uno es la conversación con Janine, la criada bienintencionada, la que abandera el perdón. DeMatthew era una traidora, pero no dejaba de ser una criada, una de las suyas. Y le escupe a la cara lo que todas piensan, lo que nosotros pensamos: que, últimamente, todo gira alrededor de June y sus problemas. Nada de la lucha de todas contra Gilead. Desde que había decidido volver a Gilead, la lucha de June era personal.

El segundo es la conversación con el médico que atiende al bebé de DeMatthew. Previamente, June había intentado atacar a Serena con un bisturí. Hacer daño a otros para buscar su propio final. Sin embargo, pese a todo lo ocurrido, la relación entre Serena y June es lo suficientemente íntima como para que la Esposa sepa que algo no está bien, que la fuerte June se estaba desmoronando. Por ello, pese a haber sido herida, no lo denuncia y le pide al médico que suture el corte de June.

Si bien la labor del médico es, cuanto menos, cuestionable, su conversación con June se antoja liberadora para nuestra protagonista por recordar a su madre, una doctora que siempre se enfrentó a los obstáculos que se le presentaron. No solo eso, si no que también le dedica una frase que se marcará a fuego en la mente de June y en la de los espectadores: él está salvando al bebé para honrar la vida de la madre. ¿Cómo va a honrar June a sus hijas si muere?

Cuando June se marcha del hospital al terminar su oración (el bebé de DeMatthew es extraído mediante cesárea y van a dejar morir a la madre) se cruza con una de las niñas que va al hospital a realizarse la prueba de la menarquia.

Es entonces cuando se da cuenta de que, al igual que todas las Criadas eran una sola (ya fuera June, Janine o Natalie), todas las niñas podían ser como su hija desaparecida. Así, June abandona el individualismo para centrarse de nuevo en la lucha colectiva: va a intentar, aunque no sabe muy bien cómo, sacar a todas las niñas de Gilead.

De esta manera, vuelve la heroína de la serie y comienza la recta final de la temporada. El camino no está exento de baches, pero esperemos que el resultado final merezca la pena.

Un saludo y sed felices!

Fernando Vílchez
Médico residente. Intento aprender como si viviera para siempre. Intento vivir como si hoy fuera mi último día...con las cosas que me hacen feliz.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.
Privacidad