InicioCómicsEl cómic de la semana: Marvel Gold. Los nuevos mutantes 2. Fiesta...

El cómic de la semana: Marvel Gold. Los nuevos mutantes 2. Fiesta de pijamas

Bienvenidos un sábado más a la sección de los amantes del cómic. Bienvenidos a El cómic de la semana. Hoy reseñamos Los nuevos mutantes 2. Fiesta de pijamas. Al final del artículo tendréis la portada y el enlace.

La llegada de Bill Sienkiewicz a la colección de los Nuevos Mutantes supuso un antes y un después en la serie, pero de manera literal. Nunca antes un autor marcó tanto el transcurso de un cómic sobre todo en el apartado gráfico. Incluso afectó en la tendencia de los guiones y en los propios seguidores de la serie, que creían leer un cómic para adolescentes y de repente se encontraron con un tebeo muy diferente.

Y es que para mediados de los 80 los lápices del bueno de Bill se podrían considerar rompedores, transversales y algo rarunos para una colección con el aura de lectura juvenil. Tenemos que considerar que en esa época los cómics estaban empezando a quitarse esa costra de para niños, escritos para lectores de corta edad, y empezaban a hacerse hueco como lectura ligera para todos los públicos. Los autores en los 80 ya no escribían para infantes y sus diálogos y situaciones empezaban a alejarse de la tendencia marcada por los influencers de los año 60 como Stan Lee. Pero ese cambio no ocurre de la noche a la mañana, eso tiene un recorrido que se fue forjando poco a poco en la década de los 70 y que despegó en los 80, la década mágica en los cómics estadounidenses.

Los Nuevos Mutantes, así como la Patrulla-X (X-Men) la colección más vendida de la editorial por aquel entonces, estaban guionizados por el mismo hombre, por Chris Claremont, quizás el autor de Marvel más importante de su historia sólo por detrás de Stan Lee. Bueno, supongo que muchos de vosotros me podréis decir que os gustan otros autores o escritores, pero aquí no hablo de preferencias, digo de influencias, de su legado y Claremont cambió el rumbo de las series Marvel durante más de una década.

Evidentemente la serie insignia era la Patrulla-X (aunque el rey sin corona de la editorial era Spiderman) pero los Nuevos Mutantes siempre estaba entre las 5 más vendidas mes a mes. Esto significaba que hacerse cargo de esta serie tenía una responsabilidad extra ya que era una de las que más seguidores poseía además de ser cabecera de la editorial. La llegada de Sienkiewicz cambió significativamente el cariz de los guiones de Claremont, tal y como sucediera en la Patrulla-X con la llegada de otros dibujantes. Parece que el guionista británico era camaleónico enfocando sus historias según el autor gráfico que tenía delante. Con Sienkiewicz no fue ajeno a esto, a esta tendencia y los Nuevos Mutantes maduraron de golpe, dejando su enfoque juvenil a uno bastante más adulto. Lo que empezó siendo una serie más adolescente se convirtió en un carrusel de argumentos más complejos y maduros, oscuros, desgarradores gracias a la llegada de un dibujante con un estilo en su trazo muy alejado del convencionalismo de las series populares del momento.

Los lectores vieron este cambio (al menos en su mayoría) como un paso atrás en una colección que creían que había adoptado un cariz que no tenía nada que ver con sus orígenes. En un primer momento molestó la llegada del dibujante y las protestas no se hicieron esperar. Pero por el contrario y con el tiempo, nos empezamos a dar cuenta que la mejor etapa de los Nuevos Mutantes aconteció justo en este tomo que engloba por completo la estancia de Sienkiewicz en la colección. Podemos decir que el autor era un adelantado a su tiempo, con dibujos poco convencionales que dotaban a sus personajes de un dinamismo y movimiento que pocas veces se han podido contemplar en los cómics de superhéroes americanos. Incluso a día de hoy sus trazos resultan cuanto menos frescos, diferentes, poco convencionales… fijaos la revolución que fue en los años 80.

Hoy me alegro por todos vosotros que por primera vez vais a disfrutar de este cómic, porque me parece que si hacéis un esfuerzo y lo leéis con la visión que podríamos tener décadas atrás, lo vais a leer del tirón, a saborear de tal manera que incluiréis a Bill Sienkiewicz como uno de vuestros dibujantes predilectos.

Os dejo el enlace al cómic de Panini Cómics y debajo de estas líneas la portada original en España.

Un saludo y sed felices.

Mario Losadahttps://www.lascosasquenoshacenfelices.com
Licenciado en Publicidad y RR.PP. Creador y administrador del blog entre otras actividades lúdicas como community manager, lector de libros y cómics además de futbolero, cinéfilo y coleccionista de páginas originales. Me gusta hacer un poco de todo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS