InicioSeriesEl visitante (Análisis de los capítulos)Análisis de El visitante. Temporada 1. Capítulo 7

Análisis de El visitante. Temporada 1. Capítulo 7

Queridos y queridas, os doy la bienvenida una vez más a este nuestro blog para continuar analizando la serie de HBO basada en la novela homónima de Stephen King: El visitante, yendo ya por el séptimo episodio de un total de diez, por lo que el final está a la vuelta de la esquina.

Como siempre, estos artículos contienen spoilers por lo que si no has visto este capítulo aún, hazlo y luego vuelve para leer el análisis. Puedes leer el resto de entradas de El visitante pinchando aquí.

No sé muy bien qué contaros en cuanto a trama de este episodio porque prácticamente no ha pasado nada. Es el peor capítulo en lo que llevamos de serie y, al mismo tiempo, en el que mejor se reflejan los principales problemas que arrastra esta historia: no haber sabido mantener el ritmo, no concretar nunca nada (este problema puede disiparse en lo que queda de serie pero no tengo muchas esperanzas) y empequeñecer a determinados personajes para dar su lugar a otro.

Lo de los personajes lo digo por Ralph. Es algo que se lleva viendo desde hace varios episodios pero, dado que hay poca trama que analizar en este capítulo, lo menciono ahora aunque como dije en la entrada anterior en el último análisis de la serie ahondaré en los aspectos que, a mi parecer, han sido positivos y negativos. Ralph se dedica a intentar encontrar a Holly en este capítulo y a continuar con su batalla interna de racionalidad vs desconocido cuando es un personaje con mucho potencial como investigador al que, no obstante, se ha ido relegando a un segundo plano para favorecer a Holly como única investigadora y persona que aporta datos relevantes para el caso.

Holly logra librarse de Jack dejándolo tirado en una gasolinera mientras Ralph y Alec intentan encontrarla al descubrir que había quedado con el policía. Que también os digo algo, entiendo que cuando llegan al piso de Jack y se encuentran el lugar totalmente desordenado y con manchas de sangre por todas partes, se preocupen por Holly. Pero antes de eso, ¿a qué viene toda la preocupación? Porque podrían haber quedado perfectamente para tomar un café.

Pero ni café ni nada, charlita escalofriante en el coche. Jack le confiesa a Holly lo que sucede. Ya sabéis, que hay algo que le atormenta, que le perturba y le ha pedido que detenga a la investigadora privada. Pues como he dicho antes, Holly tiene claro que no es tiempo para morir y engaña a Jack para largarse y contarle a los demás lo que pasa, continuando Ralph en sus treces de que en toda esta historia puede encontrar una explicación perfectamente racional.

No hay más ciego que el que no quiere ver.

No sale nuestro misterioso encapuchado pero vemos a Claude, que se va del local en el que trabajaba y se va vete tú a saber dónde pero ya sabemos que no le espera nada bueno. Además, a Holly le enseñan una foto de él y nos enteramos que es porque el dibujo que hizo la mujer de Ralph del encapuchado se le parece.

A ver, si la serie lo dice me lo tendré que creer pero parecido, parecido…no sé yo, ¿eh?

Y ya está, no pasa nada más. La mujer de Terry decide denunciar al departamento de policía y a la fiscalía por inculpar falsamente a su marido y todo apunta a que la lluvia de demandas no ha hecho más que empezar.

Es un episodio totalmente de relleno, muy prescindible y que no aporta nada nuevo a la trama. La serie empezó muy fuerte pero ahora parece que ha decidido orientarse a las relaciones entre sus personajes más que en seguir ahondando sobre los asesinatos y las extrañas circunstancias alrededor de estos, y ojalá en los siguientes episodios retomen el buen ritmo con el que empezaron y no nos quedemos con una serie que acaba deprisa y corriendo.

En resumen, lo único relevante de este capítulo es que descubren qué le sucede a Jack pero eso podría perfectamente haberse metido dentro de otro episodio ya que teniendo en cuenta cómo acabó el anterior, esperaba ver a Holly más en apuros y a Ralph volviendo a demostrar sus dotes como detective y no seguir siendo un hombre que solo escucha y duda.

¡Nos leemos!

Noelia Cano
Noelia Cano
Soy una pobre alma en desgracia que espera su carta de Hogwarts todavía en el Castillo Ambulante. Maestra y friki desde que tengo uso de razón. Devoradora de novelas y mangas. Amante del cine y el anime. Mis padres son DC y Marvel.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

ÚLTIMOS COMENTARIOS