Análisis de House of X #6. Adiós al sueño de Xavier y un nuevo amanecer mutante

0

Nos acercamos al final de la gran historia de Hickman y el guionista va cerrando el circulo y estableciendo las líneas maestras sobre las que pivotará el futuro de la franquicia mutante.

Pincha aquí para leer todos los análisis de House of X / Powers of X

Orden de lectura:

  1. House of X #1
  2. Powers of X #1
  3. House of X #2
  4. Powers of X #2
  5. Powers of X #3
  6. House of X #3
  7. House of X #4
  8. Powers of X #4
  9. House of X #5
  10. Powers of X #5
  11. House of X #6
  12. Powers of X #6

Al principio del cómic por fin podemos ver a Moira en el presentePermanece oculta en una base secreta en Krakoa que se llama el Vacío de Moira (no se han complicado mucho con el nombre). Allí asistimos a un momento de gran carga simbólica cuando Xavier se pone el casco del nuevo Cerebro para dar su mensaje a toda la Tierra. Magneto lo tiene claro y le dice a su aliado que desde este momento no hay marcha atrás, la historia mutante entrará en un nuevo paradigma y el amo del magnetismo promete que su rivalidad queda enterrada para siempre. 

Aquí ha estado Moira todo este tiempo oculta

Xavier ofrece al mundo los fármacos que ya conocemos y le dice a la humanidad que ese regalo tiene un precio: el reconocimiento de Krakoa como nación mutante. Y tiene un precio porque está cansado de que la humanidad mire siempre hacia otro lado ante el genocidio mutante. Ya no cree en la coexistencia pacífica, ese sueño ha muerto. El mundo ha cambiado y Charles declara que los mutantes son el siguiente paso de la evolución, los verdaderos herederos de la tierra.

Sólo con esta escena Hickman cambia de manera definitiva el paradigma de los cómics de los X-Men. Ya no son superhéroes. Son una especie que busca sobrevivir a toda costa, no de manera individual, si no como un conjunto homogéneo a cargo de un Consejo de Gobierno propio. Esta nueva situación va a traer muchos cambios en el futuro. La manera de relacionarse de los X-Men con el resto del Universo Marvel va a ser muy distinta, así como el tono de sus nuevas historias. Hickman ha llevado a cabo lo que prometía, un nuevo reinicio para la franquicia. El único problema que le veo, es ese cambio tan grande en la mentalidad de Xavier, pero aún queda un episodio para que todo termine y confío en que el guionista pueda cerrar bien este detalle.

Lo siguiente que hace Hickman es enseñar cómo va a funcionar el gobierno mutante. Y para ello nos presenta casi al pleno el Consejo de Gobierno de Krakoa que está formado por:

-Verano: Jean Grey, Tormenta y Rondador Nocturno

-Primavera: Emmba Frost, Sebastian Shaw y el espacio vacío del desconocido Rey Rojo

-Invierno: Míster Siniestro, Exodus y Mística

-Otoño: Charles Xavier, Magneto y Apocalipsis

Xavier, Magneto y Apocalipsis, el otoño del Consejo Mutante

Xavier ha cumplido sus promesas. Todas las sensibilidades mutantes están reunidas en el Consejo. Los X-Men (sus niños), aliados improbables (Emma, Mística o Sebastian Shaw), antiguos enemigos y posibles futuros traidores. De esta heterogénea mezcla de personalidades los futuros guionistas de la franquicia van a poder sacar buenas historias a poco que estén inspirados. Sin duda estamos ante una de las grandes ideas que Hickman deja en esta historia.

Una vez reunido el Consejo por primera vez, Rondador señala que deben empezar por el acto más antiguo de todo régimen: un juicio. Dientes de Sable estaba prisionero desde que Emma le rescato de la justicia humana y ha llegado el momento de que se enfrente a las leyes de sus iguales. Pero antes hay que establecer las primeras tres leyes mutantes que serán:

– Crear más mutantes (reproducirse para que haya más mutantes)

-No asesinar al hombre (prohibición de asesinatos, incluido de los humanos, salvo defensa propia)

-Respetar la tierra sagrada de Krakoa (no hay propiedad privada ya que Krakoa es un ser sentiente)

Con estas leyes en mente Dientes de Sable es condenado y Krakoa le encierra en lo más profundo de su suelo, vivo y consciente pero totalmente inmóvil. Un terrible castigo por el que el salvaje mutante jura venganza dejando otro hilo abierto a desarrollar en el futuro.

El castigo de Dientes de Sable

Una vez solucionado este tema es tiempo de celebración. Los mutantes han conseguido lo que querían. Tienen una nación propia que llamar hogar y han hecho las paces entre las distintas facciones del homo superior. Vemos escenas conmovedoras como los gestos de amistad entre rivales tan encarnizados como Emma Frost y Jean Grey o Lobezno y Gorgón. Todo es felicidad de cara al futuro.

Es hora de celebración en la nación mutante

El cómic acaba con Apocalipsis sentado solo en las sombras contemplado a unos felices Xavier y Magneto, dos amigos que dicen “Mira lo que hemos logrado”. Estos tres personajes y las relaciones entre ellos son otro elemento que puede dar mucho juego en el futuro, sobre todo por el giro que Hickman ha dado a Apocalipsis.

Xavier y Magneto, juntos y felices, al frente de los mutantes

Este capítulo es el menos movido de la serie pero los diálogos y escenas que contiene tienen mucho peso. Desde el principio, con ese Xavier poniéndose el casco de Cerebro para dar un paso del que no hay vuelta atrás, a los diálogos del Consejo mutante, pasando por el nuevo aire que Hickman ha dado a muchos personajes y que aquí queda subrayado. Nos acercamos al final y el guionista se esfuerza en poner todo negro sobre blanco, sentando las bases del futuro de los mutantes.



el autor

Licenciado en periodismo, apasionado de los comics, las (buenas) series de televisión, el cine, los videojuegos y los juegos de mesa... vamos, soy un frikazo total, siempre a vuestro servicio.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
¡Saludos! Como aficionado a las historias de Stephen King, tenía curiosidad por ver "En la hierba alta", la nueva apuesta de Netflix por adaptar otra…