Análisis de Juego de Tronos. Temporada final. Capítulo tercero.

17

Toda batalla es ganada antes de ser librada. Eso escribió Sun Tzu en el Arte de la Guerra. Y la batalla que ha acontecido lleva cimentándose desde hace años. Sabíamos que llegaría. Nuestros héroes también albergaban esa certeza en su interior. Ahora el campo de batalla está regado por la sangre de los caídos. Y nosotros tenemos la suerte de poder contarlo. Comenzamos.

Enlace a los análisis anteriores de Juego de Tronos

Los que os lamentabais en los dos anteriores capítulos de falta de acción habréis visto compensada vuestra ansia con esta tercera entrega. Un episodio dedicado en exclusiva al enfrentamiento entre los dos ejércitos y yo os pregunto … ¿ Verdad que no lo habrías acogido con tantas ganas de haber empezado la temporada a cien por hora como muchos demandabais ? Cada vez alabo más la secuencia de tiempo que la serie ha adoptado donde hemos podido vivir casi en tiempo real la agónica espera hacia lo inevitable. Decir de antemano que el capítulo me ha gustado, gracias en parte como sabéis a mi predisposición a disfrutar de ello y no obsesionarme con buscar motivos de indignación. Pero hay algo que sí quiero fiscalizar y es esa neblina plagada de ventisca con la que han bañado toda la batalla en el exterior y que difumina las imágenes y, en mi opinión, resta disfrute al espectador que muchas veces tiene que realizar un amplio esfuerzo por enterarse de lo que está pasando. Dicho esto, la batalla está a la altura de las expectativas, sin ser para mí la mejor de las temporadas, por ejemplo el sitio al muro me parece superior, pero esta que nos acontece deja al espectador saciado de contenido.

La primera sorpresa nos la presenta Melisandre, la bruja roja, que hará su aparición en el castillo minutos antes de que comience la batalla para apoyar las huestes apostadas frente a la fortaleza. Su asistencia al ejército será crucial ya que se servirá de su conexión con el Señor de Luz para proveer de fuego purificador a las trincheras y armas de buena parte de los soldados. ¿ Pero esta buena obra será suficiente para limpiar sus pecados y salvarla del final que merece ? Lo descubriréis en este mismo capítulo. En todo momento el ejército de la noche se nos presenta inmensamente superior, tanto en número como en fortaleza y velocidad, viéndose desde un primer momento que es imparable a todas luces. Ni siquiera la asistencia de los dos dragones montados por Daenerys y Jon pueden inclinar la balanza a su favor. El devenir de la batalla está tan bien traído que, sumado a los giros que nos tiene acostumbrados la serie, llega a un momento en que hace pensar que todos van a caer y el Rey de la Noche reinará en Invernalia. Ese es el punto maestro del capítulo.

Como comencé el artículo, ¨ Toda batalla es ganada antes de ser librada ¨, y esta es la única baza con la que cuenta el ejército de la resistencia. Vimos en el anterior capítulo cómo ya planeaban una encerrona al Rey de la Noche usando como señuelo a Brandon. Jon aventuró que no se podría derrotar a su ejército palmo a palmo pero tal vez a él sí alejándole de sus huestes. Y una vez que él cayera caerían los demás como simples marionetas macabras a las que se les cortara los hilos que las sustentan. Ganaron la batalla antes de librarla. Lo dispusieron todo y salió bien. El Rey de la Noche ha caído gracias a esta estratagema y al instinto asesino de una Arya descomunal en este capítulo y que se corona como una guerrera magnífica. Pero no lo ha conseguido ella sola. Muchos hombres buenos y mujeres con mayúsculas han caído en esta batalla. Sacrificaron su vida por un bien mayor y al menos no ha sido en balde. Jorah el Ándalo, Theon y muchos más acaban aquí su periplo pero juntos han conseguido algo que se recordará por los años venideros. El Rey de la Noche ha caído y con él todo el terror que arrastraba su ejército.

En mi anterior análisis ya vaticiné que esto podía pasar. Muchos esperaban ver llegar al ejército de los caminantes a Desembarco del Rey pero yo ya esperaba que ese enfrentamiento fuera sólo entre humanos. Los supervivientes de la batalla de Invernalia contra el ejército que la malvada Cersei ha conformado. La reina del Trono de Hierro debe prepararse para lo que se le avecina pues ahora le tocará lidiar con unos guerreros que literalmente han vencido a la muerte. Y ahora tan sólo tienen que enfrentarse a humanos de carne y hueso. Que el Señor de Luz se apiade de ella pues no me gustaría estar en su pellejo. En definitiva un capítulo que seguramente vea más de una vez pues es entretenido, épico y emotivo y al que sólo pongo el pero de las imágenes difuminadas en el exterior que ya he comentado y tal vez también el enfrentamiento entre dragones que se me queda algo corto. Por lo demás continuamos con paso firme hacia Desembarco del Rey donde nuestro caminar durante ocho temporadas al fin encontrará descanso.

Un abrazo a todos.



el autor

Escritor y superviviente. Autor del libro ¨Mi faro en las Estrellas ¨ disponible en Amazon. Pienso y algunas veces acierto.

17 comentarios

  1. Pura épica. Un episodio para enaltecer la serie a los umbrales de la historia. Ya hay reseñadores fusiladores dándole palos. “Nunca llueve fuego a gusto de todos”. El episodio tiene momentos épicos para aburrir. Sí, es de noche, ¿Y? El rey de la noche, no suele atacar con el desayuno. Tenía que ser así, oscuro, sucio, sangriento, colosal. Para quien no lo haya sido, será el acabose, tiene que ser terrible no disfrutar de este colofón como pocos ha habido. A favor: todo. En contra:…….

    • Enrique Ortega el

      Me alegro que lo hayas disfrutado Hyuga. Yo también lo he hecho sin duda. El detalle que no me gusta no es que sea de noche sino que en muchas escenas la visibilidad es escasa e incluso te cuesta discernir lo que está ocurriendo. Pero lo demás es pura batalla. De la buena.

      Un abrazo.

    • Mario Fernández el

      La dirección es una maravilla, un espectáculo visual de la mano de Miguel Sapochnik, responsable de La batalla de los bastardos entre otros episodios. El montaje, bastante peor, y el guión, una basura.
      Cualquiera con un mínimo de conocimiento de guión o experiencia viendo cine y series se puede dar cuenta del auténtico esperpento que es este libreto. Por varias razones:
      1. Los constantes Deus Ex Machina. El más cantoso es el de Melissandre. Un personaje que aparece por conveniencia, hace lo que tiene que hacer por conveniencia y se muere por lo mismo, porque ya no sirve para nada. Ah, y entre medias le dice a Arya que es la elegida para cargarse al rey de la noche cuando lleva toda la puñetera seria hablando del príncipe que fue prometido primero con Stannis y después con Jon. Es decir, cargarse todo el guión de la serie y su linealidad de un plumazo porque sí, por hacer un giro de guión patético.
      2. Llevas toda la serie creando una mitología alrededor de los caminantes blancos, de rey de la noche, del poder de la muerte, de la gran guerra, la “única guerra que importa” y resulta que tras 7 temporadas y media, por el mismo ridículo giro de guión decides que toda esa mitología realmente no importa nada y puedes cargarte al rey de la noche así de fácil y así de rápido.
      3. Cientos de espectros, más de 20 caminantes blancos (que por cierto, no hacen nada en todo el capítulo) y el rey de la noche que, por lo que hemos visto durante toda la serie tiene los mayores reflejos del mundo, no son capaces para darse cuenta de que Arya se mete dentro de todos ellos y va corriendo a por el rey. Nadie se da cuenta. Y es capaz de acuchillarlo, así de fácil. Pues muy bien, Deus Ex Machina otra vez. Porque sí. Porque lo dicen ellos y punto.
      4. Los personajes no tienen más posibilidades de salir vivos según lo que cobren sus actores. Y eso ocurre y es patético. Muere todo el mundo pero los espectros se echan sobre Brienne o Jamie y como son principales pueden zafarse de miles de zombies porque sí. Sam, que solo llora y no hace nada y está completamente rodeado todo el rato, también, Y tenemos que creérnoslo porque sí y punto.
      5. Nos presentan en los primeros 10 o 15 minutos una batalla imposible de ganar. Y para que te lo creas tienen que poner a muuuuchos espectros matando a muuuuuchos aliados. Y a todos los dothrakis que por cierto, qué patético que se tiren a la nada como kamikazes. Pero claro, la intención es que ganen los buenos, así que algo hay que hacer para reducir zombies. ¿Y qué opción escogen? Pues hacerlos desaparecer. Así de fácil. Así vemos miles y miles y miles de ellos entrando en invernalia pero cuando nos muestran rato después a los personajes principales (poco antes de morir el rey de la noche) sobreviviendo, no hay apenas NINGÚN espectro por allí. Claro, esto también tenemos que creérnoslo y punto.
      Y en fin, podría seguir, pero creo que esto demuestra suficientemente que el guión del capítulo tercero de esta última temporada es probablemente uno de los peores de toda la serie, sino el peor.

  2. Menuda decepción me he llevado con este tercer capítulo.¿Porque esa bochornosa manía de salvar a personajes en el último instante y de la forma más precipitada e incomprensible?.Una de las más reconocibles y laureadas señas de identidad de esta serie era el hecho de que cualquier personaje, por importe que sea,podría morir en cualquier momento y eso le daba autenticidad y personalidad propia.Pues bien todo este magnífico legado lo han enterrado de la manera más chapucera,y en ocasiones infantil,este lamentable episodio.Afortunadamente son 8 temporadas y el nivel medio de esta serie es muy alto y un episodio o varios,ya veremos,no son suficientes para desestabilizarla.Eso si,el desencanto y la incredulidad que me ha producido este último capítulo ha sido muy acentuado.

    • Enrique Ortega el

      Lamento que no te haya gustado Diego. A mí sí, con la excepción de la falta de visibilidad en muchas escenas exteriores. Cierto que no muere ningún personaje principal pero sí muchos secundarios y la serie juega bien en el capítulo la trayectoria que ha traído pues hasta el último momento estás con el alma encogido pensando que alguno de tus personajes favoritos pueda morir.

      Un saludo

  3. Hola, Enrique:
    Coincido con lo que dijo Diego. Ese clisé insoportable en el cual alguien está a punto de morir asesinado por otro pero es salvado por alguien en el último instante (generalmente desde atrás o desde un costado) es algo que no había ocurrido en todo Game of Thrones (al menos no que me acuerde) y en este episodio ocurrió… ¡cinco veces!!!!!!!! Es una pena que los guionistas hayan ido cediendo ante los lugares comunes. Cuando dos episodios atrás, me quejaba de lo soso del inicio de la temporada, alguien comentó que había algunos que no sabían apreciar algo si no se blandía una espada. Bien, aquí hay espadas al por mayor y, sin embargo, la sensación sigue siendo la misma. Coincido, Enrique, en lo que señalaste sobre la parte visual: una cosa es querer imprimirle una estética oscura y otra es difuminar la imagen de tal modo que no se sepa a veces quién es quién; ni siquiera me queda claro quién murió y quién no. Es más: no sé cómo se habrá visto en España o en otras partes, pero aquí en Argentina, en HBO lo vimos con una imagen por momentos pixelada que hace recordar al peor sitio pirata.
    Por otra parte, el episodio me pareció injustificadamente extendido. Vuelvo a coincidir contigo, Enrique, en que la batalla del muro es muy superior, como también la de Aguas Negras o la de la de los bastardos (sólo por nombrar episodios de batallas, porque hay unos cuantos muy superiores a éste y en algunos ni siquiera se combate).
    Quiero aclarar que lo mío no es por tirar mala onda sino más bien por cierta decepción que me está produciendo una serie que he amado desde sus inicios. Y es que yo creo que los problemas para GOT comenzaron con la quinta temporada, cuando durante aquella primera mitad de la misma, buscaron estirar la trama como si fuera de caucho para darle tiempo a Martin de escribir más libros. Como después el viejo parece haberse desentendido, se terminaron resignando y, a partir de ese momento, los guionistas decidieron correr por delante de los libros: al hacerlo, no era nada loco que terminaran cayendo en incongruencias y lugares comunes que antes no había. El primer punto débil fue el inicio de la sexta temporada, cuando decidieron resucitar a Jon Snow exactamente de la forma en que todos pensamos que se haría. Si algo tenía GOT, y que perdió, era la sorpresa, así como el no ceder ante las exigencias del público, pero eso se esfumó. Así y todo, la sexta temporada levantó mucho la puntería y de la quinta hasta aquí, termina siendo la mejor. La séptima estuvo plagada de errores e incongruencias sumados a unos cuantos lugares comunes que, por lo que veo, no han desaparecido en esta octava temporada sino que tienden a incrementarse. Y es una lástima. Respeto tu opinión, Enrique, y respeto a quien le guste porque aquí nadie es dueño de la verdad ni de ninguna palabra sacrosanta pero, en lo personal, me siento bastante decepcionado por el rumbo demagógico que ha tomado la serie. Y en cuanto a la forma de terminar con el Rey de la Noche, me pareció de lo más simplista.
    En fin, quedan tres episodios y quiero pensar que va a mejorar, pero me da la sensación de que los guionistas ya han dejado en claro hacia dónde quieren ir. No obstante, trataré de no prejuzgar y ver cómo termina. A veces un gran final puede salvar un montón de yerros previos.
    Gracias por tus reseñas, Enrique. Saludos cordiales y será hasta la próxima.

    P.D: Punto para destacar la banda sonora. Excelente el manejo de la música en este episodio y muy distinto al de cualquier otro

    • Enrique Ortega el

      Lamento tu sensación sobre el episodio Rodolfo. Como ya he expresado en numerosas ocasiones yo abogo por poner de nuestra parte y disfrutar de todas estas cosas, pues son las que nos hacen felices pero está en nosotros mismos el ser felices con ellas y no buscar los rincones de la indignación y decepción que yo guardo para otros temas más relevantes. No obstante y, como tú dices, no debes perder la fe pues aún quedan tres oportunidades para cumplir tu expectativa.

      Un saludo

  4. Hola Enrique.La GRAN BATALLA no a sido nada al nivel de otras que hemos tenido a lo largo de la serie y encima con soluciones chorras de guion y fan service para aburrir. A sido terminar la cosa y pensar ¿eso era todo?,¿ya esta?… Me podran llamar hater pero este no es el GOT que nos maravillo en en sus primeras temporadas. ¿Tanto bombo para finiquitar la principal amenaza de un plumazo?. Es evidente que los guionistas estan improvisando como pueden para cerrar el chiringuito porque la coherencia interna al saltado por la ventana hace rato. Concretamente desde la anterior temporada, desde que se quedaron sin el sustento de las novelas han tirado de fan service y pirotecnia para contentar al publico masivo. No puedo evitar sentir que en cierto modo la serie a sido victima de su propio exito.Saludos.

    • Enrique Ortega el

      Gracias por tu comentario Solidus. Es cierto que no es la mejor batalla pero a mí sí megustó. Cierto es también que no le dieron vueltas a la temática pero, siguiendo la hipótesis de la navaja de Okam, a veces la solución más simple es la acertada.

      Un saludo

      • Ya Enrique, pero esa no es excusa para tirar por tierra toda la mitologia de la obra por el retrete y jalar de la cadena. Y no te hablo de las novelas sino de la propia serie y todo lo que venian planteando todos estos años. Digan lo que digan no tiene excusa, y de hecho los mismos actores implicados no estan nada contentos con las decisiones que han tomado. Suena dramatico, pero este capitulo me ha arruinado la serie puesto que ahora se siente incompleta, incoherente, coja y que tiene montones piezas del Puzzle desaparecidas por vaya usted a saber dondr quedaron. DECEPCION mayuscula. Un saludo.

  5. Concuerdo contigo Enrique, mientras veia el episodio estaba pensando justo lo que tu, por que esa neblina, esa ventisca, están luchando los dragones? Quien está luchando?… Un poco de claridad no habria estado mal y no me refiero a que sea de noche. Por lo demas creo que es buen episodio, apenas sin dialogos, dejando que las imágenes y la música lo lleven. Respondiendo a otros comentarios lo de salvar a la gente pues es normal, no van a matar a danny y jon ahora… Y lo de arya matando al rey de la noche de alguna manera tenia que pasar o quereis una lucha epica de varios capítulos con magia, sangre y fuego? esto no son los vengadores 🙂
    y se acaba ya. Por supuesto cada opinion es valida. Un saludo

    • Hola, Melqui, qué tal? No, nadie (o, por lo menos no yo) quiere ver una larguísima e interminable batalla (de hecho, eso fue lo que hicieron con el último episodio) pero sí que la eliminación del Rey de la Noche hubiera venido con un poco más de imaginación. No pasa por la cantidad de minutos sino por la calidad de cada segundo. Saludo cordial

    • Enrique Ortega el

      Coincido bastante con tu comentario Melqui. Veo que hay gente decepcionada porque no han muerto personajes queridos cuando debería ser al contrario. Ya lo dice Tyrion en la primera temporada: ¨ La muerte es definitiva, la vida, en cambio, está llena de posibilidades ¨.

      Un saludo

  6. Stringer bell el

    Pues por ahora me esta gustando bastante esta temporada final,y como no,después de ver cada episodio me paso por aquí a ver el analisis.Gran trabajo Enrique!

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
WARNING Esto NO es un álbum de cromos. Vamos, que no hay ni huecos vacíos, ni estampitas de esas para pegar. Sólo es un libro…