InicioSeriesAnálisis de La casa del dragón. Temporada 2. Capítulo 3.

Análisis de La casa del dragón. Temporada 2. Capítulo 3.

Dos años después de su impactante final, volvemos a Poniente y al universo ideado por la mente maestra de George R. R. Martin. En un mundo dominado por Netflix, el fenómeno televisivo (junto a Perdidos) del siglo XXI fue la fantasía épica con dejes de telenovela familiar Juego de Tronos. Ahora es el turno de La Casa del Dragón, precuela centrada en los Targaryen.

En Las cosas que nos hacen felices somos muy aficionados al mundo creado por George R. R. Martin, como se puede comprobar con todos nuestros artículos.

Análisis de los capítulos de La casa del dragón.

Análisis de los capítulos de Juego de Tronos.

El final de Juego de Tronos: aciertos, errores y culpables

Juego de Tronos en retrospectiva: una historia de hielo, fuego y cenizas.

Los mejores personajes de Juego de Tronos…que no hemos visto en Juego de Tronos.

Perdidos, Juego de Tronos, etc: esto ha pasado y volverá a pasar.

Canción de hielo y fuego, la maestría del punto de vista.

Rock, metal y Juego de Tronos.

Un vistazo a Fuego y Sangre.

A partir de la imagen, spoilers del tercer episodio de La casa del dragón.

3

Este tercer episodio se inicia con, a mi juicio, la mejor escena de toda la temporada, con diferencia. Una discusión por unas lindes entre dos familias, los Bracken y los Blackwood, que llevan siglos enfrentadas; termina en una pelea por la reina Rhaenyra y, directamente, en una batalla con cientos de muertos. En una serie con tantos saltos temporales, ninguna elipsis supera a la de la batalla del Molino Ardiente. No es necesario mostrar como una discusión por unas lindes deriva en una matanza indiscriminada. Para eso, ya tenemos la guerra entre el bando de los verdes y el de los negros.

LA MALDICIÓN DE HARRENHAL

Daemon ocupa el castillo más grande de todo Poniente. Símbolo de esplendor y decadencia. Con escenas más propias de película de terror, un solitario Targaryen ocupa toda la fortaleza con la permisividad de Simon Strong, el castellano que odia a Larys, el personaje más manipulador de la serie, por lo que le hizo a su propio padre y hermano.

Durante su estancia en el castillo, a la espera de poder hablar con los vasallos de la Tierra de los ríos, dejamos claro dos cosas sobre Daemon. Una es que, por más sea uno de los Targaryen más veteranos, sigue siendo el más inmaduro y narcisista de todos ellos. La otra es que la culpa le reconcome, como bien deja claro esas visiones en el castillo. Harrenhal hace fama a su reputación de embrujada. Además, la misteriosa Alys Ríos augura su muerte en Harrenhal. Que duda cabe de que será así. Pocos sobrevivirán en esta La casa del dragón.

LOS VERDES, LA DETERMINACIÓN

2

La nueva Mano del rey está tan ansiosa por demostrar su valía que hasta llega tarde a su primera reunión de Consejo, donde se le reprocha su decisión de mandar a uno de los gemelos a Rocadragón.

Finalmente, deciden mandar un destacamento dirigido por Criston Cole a las Tierras de los Ríos. El hermano de Alicent, resentido por la expulsión de su padre como Mano del rey, decide acompañar a Cole, que se ganará su respeto tras salvar al hermano de su amante del ataque de dragón de Laena.

Mientras tanto, Larys Strong se convierte en Consejero de los Rumores y precursor oficial de Meñique por manejar a su antojo a Aegon, convenciéndole de no acompañar al destacamento de Cole para que su propia madre Alicent no se quede gobernando con Aemond.

Con el resto del día libre, a Aegon no se le ocurre otra cosa que llevar a uno de sus escuderos a un burdel, donde coincide con su hermano, el cual parece haber cambiado desde la muerte de Lucerys. No queda rastro de su talante impulsivo, pero qué duda cabe de que se trata de la mejor baza del bando de los verdes.

LOS NEGROS, LA INDECISIÓN

1

Mientras se entierran a los gemelos muertos en batalla, Rhaenys, convertida en Pepito Grillo oficial de Rhaenyra, le recomienda a su sobrina que intente detener la guerra.

Rhaenyra toma la decisión de que Rhaena, una de las hijas de Daemon y nuevo personaje secundario que tiene algo de enjundia cuando ha estado pasando de puntillas durante todos los capítulos anteriores, se lleve a los hijos pequeños de la protagonista y los bebés dragones. Mientras tanto, su hermana Baela es la exploradora con dragón del bando.

Finalmente, ante el descubrimiento de las tropas verdes rumbo a las Tierras de los Ríos, el consejo negro insta a Rhaenyra a desatar la guerra. Es decir, a los dragones. Aquí vemos el potencial de las criaturas como si fueran armas de destrucción masiva. Como quiso emplearlas Oppenheimer, los dragones son armas disuasoras que buscan más el evitar una guerra que el iniciarla.

Rhaenyra, escuchando a su tía, decide tener un encuentro con Alicent buscando evitar una guerra que podría arrasar Poniente.

EL FINAL

Con la facilidad con la que ocurren las cosas en esta serie, Rhaenyra se acerca a Alicent en Desembarco del rey y tienen una conversación en la que dejan claro que ninguna de las dos estaba equivocada, sino que Viserys se equivocó al expresarse con Alicent, y que ya no se puede hacer nada. Aunque las hostilidades empezaron con Alicent y Rhaenyra, la guerra de los Verdes la lidera Aegon y Aemond. Alicent ya no puede pararlos y las confrontación es inevitable, por mucho que Rhaenyra tenga razón.

IMPRESIONES

Las piezas siguen colocándose. La casa del dragón sigue avanzando firme con sus virtudes y sus defectos. Lo mejor, esa visión tan fatalista de la guerra, sobre todo de la guerra fratricida. Todo respira un aire de fatalidad. No he leído el libro en el que se basa, pero aquí no va a sobrevivir ni el apuntador.

Además, en una serie en la que por fin podemos ver muchos dragones, sorprende el uso disuasorio de estos en la guerra…aunque nos le falta razón. Las consecuencias para Poniente y para la propia familia Targaryen podrían ser (y, de hecho, visto lo visto en Juego de Tronos, lo fueron) irrecuperables, llevando a la práctica extinción de los dragones.

Eso sí, siguen tropezando con la pobre descripción de los personajes secundarios. En este episodio, es el turno de las hijas de Daemon, totalmente prescindibles en la serie hasta ahora. Así es difícil empatizar con lo que les ocurra.

O, por ejemplo, esas escenas sueltas centradas en plebeyos y bastardos Targaryen. Están insertadas de una forma tan de relleno que queda claro que tendrán una importancia en el futuro…pero que no pretendan que nos impacten las acciones de personajes que no conocemos.

¡Un saludo y sed felices!

¡Nos leemos en Las cosas que nos hacen felices!

Fernando Vílchez
Fernando Vílchez
Comecocos. Intento aprender como si viviera para siempre y vivir como si hoy fuera mi último día...con las cosas que me hacen feliz.
ARTICULOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimos artículos

Comentarios recientes

Dos años después de su impactante final, volvemos a Poniente y al universo ideado por la mente maestra de George R. R. Martin. En un mundo dominado por Netflix, el fenómeno televisivo (junto a Perdidos) del siglo XXI fue la fantasía épica con dejes...Análisis de La casa del dragón. Temporada 2. Capítulo 3.