Análisis de Legends of Tomorrow: Crisis en Tierras Infinitas -parte 5

2

Mundos vivirán, mundos morirán y el Arrowverso no volverá a ser el mismo. Y además de verdad. Bienvenidos al análisis del quinto y último episodio de Crisis en las Tierras Infinitas, un episodio especial de la serie Legends of Tomorrow. Os dejo el enlace a los episodios anteriores y a otras series del Arroverso y vamos al lío.

Pincha aquí para ver todos los artículos del mayor evento de DC en la televisión: Crisis en Tierras Infinitas

Consecuencias

¡Oliver Queen ha muerto! ¡Larga vida al Multiverso! Wait. ¿Multiverso? Pues va a ser que no. Lo que tenía que pasar, finalmente ha pasado. Kara Danvers despierta en su apartamento con los recuerdos de la crisis y decubre que se han producido algunos cambios. Lex Luthor, que sustituyó a Superman como Paragon al reescribir el Libro del Destino, es ahora el ganador del Premio Nobel de la Paz y también el jefe del DEO. El guiño que le hace a Kara deja muy a las claras que se ha salido con la suya. La cosa no acaba aquí. El aviso del ataque de un supervillano nos descubre más cambios. Y es que el villano en cuestión es la Bruja del Tiempo, un villano que «pertenece» a Flash. ¿No estaba Flash en otra Tierra? Pues también va a ser que no. Kara y Barry descubren que sus tierras se han fundido en una sola y que llevan tiempo compartiendo historias.

Momentazo épico 1: M.A.R.V.

Gran homenaje al creador de todo el sarao. El jubilado que pide un autógrafo a Barry y Kara cuando están en los muelles es, ni más ni menos, que Marv Wolfman, guionista del cómic Crisis en Tierras Infinitas. Era de justicia que hiciese un cameo. Se da la circunstancia de que les pide un autógrafo a Flash y Supergirl cuando fueron esos mismos personajes los que el autor sacrificó en los cómics para salvar el universo. Wolfman declaró en su momento que lo de Supergirl le vino impuesto porque había que establecer que Superman era el único kriptoniano que había sobrevivido (y ya había demasiados rondando por ahí en aquel momento) y en cuanto a Flash, dejó una puerta abierta para poder recuperarlo, dando a entender que estaba muy contento con haberselo cargado. Para ser justos, el dibujante George Pérez también tendría que haber salido.

Restaurando

Gracias a los poderes telepáticos de J’onn J’onzz, el Detective Marciano, los recuerdos de todos aquellos que participaron en la Crisis pero no fueron Paragons serán restaurados. Es así como Caitlin Snow y Nash Wells (alias Pariah) son conscientes de todo lo que ha pasado. Sara Lance despierta en Star City y se reenceuntra con Ray Palmer. Los recuerdos de Palmer son también restaurados y su primer impulso es averiguar si Oliver ha sobrevivido pero ya sabemos todos que va a ser que no. En el Arrow-bunker, Dinah Drake y Rene Ramírez acompañan a un desconsolado John Diggle en la perdida. Duele profundamente ver a John tan hundido. En su aparición tiene los ojos más rojos que un tomate y lamenta enormemente haber fallado a su amigo, su hermano. Supergirl y Flash también acuden al bunker en busca de Oliver pero no hay tiempo para muchas más lamentaciones. Un Beebo gigante amenaza la ciudad y deben detenerlo.

Momento What The Fuck

Que después de salvar el universo y cargarse al Anti-Monitor, descubramos que la primera amenaza a la que deben enfrentarse es un muñeco de peluche gigante, descoloca y deja al personal algo fuera de juego. ¿Para estó murió Oliver? En fin, menos mal que todo resulta ser plan de distracción de Sargón El Hechicero (personaje semi-olvidado del universo DC).

Se lo perdonamos porque, después de tanta tensión, drama y tragedia, es momento de relajarse. Lo consiguen gracias a los toques de humor marca de la casa. El primero de la mano de Ray Palmer, que no tiene otra ocurrencia que hacerse un selfie cuando el muñeco va a por ellos. Francamente, yo también lo haría. El segundo toque lo aporta un inmenso Dominic Purcell en su papel de anti-heroe reconvertido en escritora de novelas romántica. Mick Rory / Ola de calor es de los mejores personajes de la serie con diferencia. El tercer punto humorístico es la reacción de Kara ante la aparición de Batwoman, reacción que entendemos perfectamente. Aquí hay tomate, os lo digo yo.

Regresa el drama

El momento de relax termina y regresa la tragedia. Nash Wells descubre un aumento de energía ant-materia en Central City. Pronto descubrimos que los demonios sombra de Anti-Monitor han regresado y atacan a los Paragons. Si esto es así, Anti-Monitor no anda lejos. Rory propone tirarlo al sol y que arda hasta los huesos pero eso no parece la mejor de las ideas. Un rescatado Ray Choi propone que lo encojan infinitamente, lanzándolo al Reino Cuántico, digo, perdón, al Microverso. Sara piensa que, después de tanto sacrificio, han vuelto al punto de partida pero Choi le responde que no, que esta nueva tierra es lo que Oliver creó al sacrificarse y que deben honrarle defendiendola. Mientras los genios ponen a punto el dispositivo para mandar a Anti-Monitor al Microverso, protegidos por Ola de Calor, Killer Frost y un recuperado Relámpago Negro, el resto se enfrentan al villano en la batalla final.

Momentazo épico 2: ¡Por Oliver!

Oliver Queen se convierte aquí en la inspiración de todos, en el héroe a seguir; vamos, en el Tony Stark del Arrowverso. Las comparaciones son odiosas, lo se, pero es lo que hay. Unos lo hicieron antes y los otros van a rebufo pero, aun así y dadas las limitaciones técnicas y de presupuesto del Arrowverso, es un gran momento y no tiene nada que envidiar a otros momentos épicos en otras historias. Los héroes se lanzan a la batalla con el recuerdo del sacrificio de Oliver Queen y, por supuesto, vencen. Anti-Monitor es mandado al Microverso, listo para ser recuperado cuando haga falta. El sacrificio de Oliver es conmemorado en todo el mundo (norteamericano, por supuesto) cuando la presidenta de la nación le dedica un discurso.

Multiverso, al fin y al cabo

Lo que descubrimos al final, gracias a la voz en off de Stephen Amell, es que el Multiverso sigue existiendo. En Tierra 2 se situarán las futuras aventuras de Stargirl y la Sociedad de la Justicia, próxima serie en incorparse al universo televisivo de DC. En Tierra 12 tenemos a los Green Lanterns, aunque no se hayan atravido a un cameo de Ryan Reynolds que habría sido la bomba. En Tierra 19 habitaba la ya defenestrada Cosa del Pantano; en Tierra 9 tenemos a los Titanes y en Tierra 21 a los cachondos de la Doom Patrol; en Tierra 96 al Superman de Brandon Routh y, finalmente, los héroes que conforman el Arrowverso habitarán en Tierra Prime, donde se reunirán en un viejo almacen de Laboratorios Star que en realidad homenajea al Salón de la Justicia de la serie Superamigos, anunciando lo que podría ser un futuro crossover, con Gleek incluido.

Valoración final

Creo que este es el episodio más flojo de todo el crossover, quizás por la escena donde se enfrentan a Beebo (de verdad, ¿no había otra cosa?) pero en conjunto se trata del mejor crossover que nos ha ofrecido el Arrowverso, sentando las bases para lo que será el futuro de las series y aclarando unos cuantos puntos. En primer lugar hay que destacar que solucionan el marrón de tener a Supergirl en otra Tierra. Recordemos que la serie nació en otra cadena y que se incorporó al Arrowverso en un intento de salvarla que ha salido perfecto. Pero, por otro lado, había que dejar claro que las series con más pretensiones (vease Doom Patrol y Titanes) juegan en otra liga, es decir en otras cadenas o tierras. La jugada les ha salido redonda porque es lo que se pretendía también con el cómic original: poner orden en un universo que se estaba complicando demasiado.

El segundo punto a destacar es la relación que han creado entre Kate Kane / Batwoman (Ruby Rose) y Kara Danvers / Supergirl (Melissa Benoist). Hay química entre ellas y eso se nota. La oscuridad de Batwoman es automáticamente contrastada por la sonrisa de Supergirl y cuando han aparecido juntas en pantalla, el crossover ha salido ganando.

En tercer lugar hay que destacar que han dejado claro que el mejor Superman después de Christopher Reeves (quien nació para el papel) ha sido y será Brandon Routh, un actor que fue injustamente machacado al mismo tiempo que era injustamente machacada Superman Returns. La película de Bryan Singer es infinitamente mejor que El Hombre de Acero de Snyder, donde Henry Cavill puede que esté muy bueno (que lo está) pero carece de la humanidad que Routh imprime al personaje. Se nota que el actor está a gusto en el papel y ha superado las críticas. Es un lástima que el que se quede con la nueva serie Superman y Lois vaya a ser el tirillas de Tyler Hoechlin.

Quizás porque saben que Hoechlin va justisto (¿de verdad Superman es más bajo que Green Arrow?) le dieron el papel de Lex Luthor a Jon Cryer. Es inevitable que, cuando sale en pantalla, uno piense que Martin Sheen está a punto de acompañarle pero Cryer se ha convertido en una de las sorpresas del crossover y puede dar mucho juego de ahora en adelante.

Por último hay que señalar que The Flash / Grant Gustin se convierte en el sucesor espiritual de Oliver Queen. Se ha ganado por derecho propio ser la nueva imagen del Arrowverso, compartiendo protagonismo con una Sara Lance / Caity Lotz que se convierte también en otro de sus puntales.

Nada más. Espero que os lo hayáis pasado bien. Pese a sus limitaciones y a ciertos detalles, personalmente me lo he pasado genial. Ya he dicho que las comparaciones son odiosas pero también inevitables y prefiero mil veces las series del Arrowverso que las películas cinematográficas. ¿Por qué? Simplemente porque recogen mucho mejor el espíritu de diversión que son los cómics y en este caso se ha notado que lo han hecho con todo el cariño del mundo. Solo me queda dar las gracias a Juanma Martín por encargarse de los primeros tres episodios del crossover. Por mi parte, nos leemos en lo que queda de Arrow. Un saludo y sed felices.



el autor

Aficionado también al cine, las series de televisión, la literatura fantástica y de ciencia ficción, a la comida, la cerveza y a todas las pequeñas cosas que nos hacen felices.

2 comentarios

  1. Impecable nota. Buen capítulo final para redondear el mejor cruce hasta ahora. Salvando los detalles patrióticos de ellos que son cansadores pero bueno esta en su adn. El cameo de Marv es excelente, al mejor estilo Stan. Lo del peluche gigante me dio mucha gracia, y si bien me pareció ridículo al principio, después tome en cuenta que estaba en un capítulo de Legends y desde hace tiempo el tono de la serie es de divertimento y ridiculez, por lo tanto me cerro jajaja. Mucha gente la castiga a esta serie, a mi me entretiene un montón sobre todo los momentos de Rory y Ray.
    Me imagino que los dos capítulos de Arrow que quedan, serán de recuerdo, nostalgia y tristeza, así que habrá que apechugar.
    Totalmente de acuerdo que Brandon fue un buen Superman y la película no fue mala pero bueno se sabe como es cuando se elige un muñeco para pegarle.
    El toque final del salón de la justicia de los superamigos, con su música y los sonidos de mono me llevo a los 10 años de vuelta, gracias por eso CW!!
    Algún día me darán el gusto con una serie de Green Lantern.
    Saludos desde Uruguay

    • Pedro Perez S. el

      Saludos Gabriel. Es verdad lo que comentas: el tono de Legends es más de cachondeo. El personaje de Rory es impagable. Atención a cuando René le ofrece el champán y a su química con Killer Frost. Los dos episodios de Arrow supongo que servirán para presentar el spin off de la hija y las canarios, aunque igual Stephen Amell y Felicity, desaparecida del crossover, asoman la cabeza. Gracias por el comentario y por leernos.

Deja tu comentario

Recomendado en Las Cosas felices
La Editorial Medusa ha publicado en tomo los series números que conforman la serie Vida y muerte de Toyo Harada, cerrando el ciclo que el…